La Royal Navy confirma la entrada en servicio del portaaviones HMS Prince of Wales en 2020

Tras haber sido finalizada su construcción, comenzará las pruebas de mar que lleva a cabo el fabricante este mismo año

La Royal Navy, pese a los problemas técnicos que ha sufrido con los Type 45, a los sobrecostes de la clase Queen Elizabeth (en la imagen) y a las estrecheces presupuestarias, que le han obligado a renunciar a algunas capacidades, tiene claro que la única forma de continuar siendo una potencia naval a tener en cuenta consiste en ser capaz de luchar por el dominio positivo del mar. Fuente - UK DeD.
  • La Royal Navy confirma la entrada en servicio del portaaviones HMS Prince of Wales en 2020.
  • Tras haber sido finalizada su construcción, comenzará las pruebas de mar que lleva a cabo el fabricante este mismo año.
  • Su entrada en servicio se producirá, como en el caso de su gemelo, antes de que su ala aérea esté operativa, ya que todavía no se han recibido los F-35B que deben formar su dotación.

Ante las dudas en torno al segundo portaaviones británico, su entrada en servicio y las intenciones del Gobierno de Boris Johnson respecto a él, Kevan Jones, paralamentario por el distrito de North Durham, interrogó al subsecretario de defensa británico, Stuart Andrew a propósito del estado en que se encuentra el buque y su futura recepción por parte de la Royal Navy.

En su respuesta, el subsecretario de defensa explicó que el HMS Prince of Wales había sido terminado y que comenzaría sus pruebas de mar -a cargo de la empresa, pero con tripulantes de la Royal Navy- en algún momento después del verano, pero con total seguridad antes de que finalizase 2019. A partir de ahí, el buque llegará a Portsmouth en donde pasará a manos de la Royal Navy, con quien seguirá realizando pruebas de mar y de otros tipos hasta su definitiva entrada en servicio.

El HMS Prince of Wales durante las etapas finales de construcción.

A pesar de que después de años de dudas, retrasos y sobrecostes el programa está totalmente encarrillado, con la primera unidad de la clase, el HMS Queen Elizabeth, en servicio, es lógica la inquietud de los parlamentarios británicos, dados los numerosos vaivenes que ha padecido el proyecto. En 2010, sin ir más lejos, el Gobierno británico anunció que el HMS Prince of Wales sería vendido o cancelado, en un momento en el que la situación presupuestario en plena crisis era dramática.

Armada India

Sin embargo, en 2014 durante la Cumbre de la OTAN celebrada en Gales, el primer ministro David Cameron anunció que el portaaviones entraría en servicio activo en los próximos años. Desde entonces ha habido dos nuevos cambios de gobierno y planea sobre el país la sombra del Brexit, que puede tener importantes consecuencias económicas.

Con todo, el compromiso para la entrada en servicio del segundo portaaviones británico se reafirmó con la publicación de la Revisión Estratégica de Defensa de 2015, aunque periódicamente aparecen rumores sobre una posible venta, la última vez a India cuando la empresa BAE Systems, conocedora de las dificultades por las que pasa la industria naval del gigante asiático, ofreció sus servicios a un país que está inmerso en el diseño de un tercer tipo de portaaviones a construir en el astillero de Cochin. El futuro portaaviones autóctono (IAC-2), que será completamente distinto a los dos anteriores, tendrá un desplazamiento de 65.000 toneladas y será bautizado como INS Vishal, cuando finalmente se construya.

El representante de BAE Systems en la feria LIMA 2019 dijo que la compañía ya ha mantenido conversaciones con la Armada India sobre el potencial de un portaaviones derivado de la clase Queen Elizabeth utilizado por la Royal Navy, pero adaptado a los requisitos de la India, con lo que la venta de una de las dos unidades británicas puede descartarse por el momento.