El Pentágono crea el nuevo Mando de Guerra Espacial (SPACECOM)

Se trata del undécimo mando de combate y el primero desde la creación del CYBERCOM en mayo de 2018

Emblema del US Space Command. Fuente - SPACECOM
  • El Pentágono crea el nuevo Mando de Guerra Espacial (SPACECOM)
  • Se trata del undécimo mando de combate en servicio y del primero desde la creación del CYBERCOM en mayo de 2018
  • SPACECOM se centrará en llevar a cabo todas las operaciones conjuntas de combate espacial y garantizar la preparación para el combate de la Fuerza en este dominio.

Ayer, jueves 29 de agosto, el Pentágono creó el Mando Espacial de los Estados Unidos (SPACECOM), unidad que se constituirá como el undécimo y nuevo mando de combate unificado en los servicios armados de los Estados Unidos.

En realidad, es la segunda ocasión en la historia en que este mando es activado. La primera ocasión se produjo en los años 80, con Ronald Reagan en el poder, cuando en 1985 se creó el United States Space Command para unificar las capacidades de guerra espacial de la US Navy, el US Army y la USAF. Este mando fue puesto bajo la autoridad del USSACOM (United States Strategic Command) en 2002, como consecuencia del ataque terrorista del 11 de septiembre del año anterior y la nueva orientación estratégica adoptada por Washington y centrada en la seguridad interior (Homeland) y la lucha contra el terrorismo a nivel global.

Ejércitos

SPACECOM se centrará en llevar a cabo todas las operaciones conjuntas de combate espacial y garantizar la preparación para el combate del conjunto de fuerzas capaces de actuar en este dominio. SPACECOM acelerará la puesta en marcha de capacidades espaciales por parte de los EE. UU. para abordar las amenazas que afectan a los sistemas espaciales estadounidenses, colaborando a disuadir a los posibles adversarios de poner en riesgo los sistemas espaciales críticos en que se basan tanto sus Fuerzas Armadas como su economía.

General John W. Raymond. Fuente – USAF

SPACECOM será dirigido por el general John W. Raymond, quien también es Jefe del Mando Espacial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF). Raymond, a partir de ahora, combinará ambos roles al mismo tiempo.

SPACECOM es el último mando de combate independiente establecido por las Fuerzas Armadas Estadounidenses desde que se creara el Mando Cibernético de los EE. UU. (CYBERCOM) el 4 de mayo de 2018.

La Ministra de Defensa francesa presenta su nueva estrategia de defensa espacial

Se trata pues de un paso más por parte de los EE. UU. y encaminado a liderar una carrera, la de la guerra espacial, que todas las principales potencias están teniendo cada vez más en cuenta como clave para el futuro, de ahí que países como la República Popular de China o India lanzasen ambiciosos programas espaciales o probasen armas ASAT, que países como Francia anuncien fuertes inversiones en el desarrollo de capacidades defensivas propias en este dominio o que incluso naciones como España, con unos presupuestos más ajustados, consideren en documentos de reciente aparición como el Entorno Operativo 2035, la importancia de este dominio y la necesidad de poder defenderse en él.

Es más, recientemente incluso un país con una política de defensa tan estricta como Japón ha anunciado que contará con armas en el espacio en pocos años, gracias al desarrollo de un satélite interceptor listo para lanzarse a mediados de la década de 2020. Tal premura se entiende pues sin satélites, y hasta que se desarrollen nuevas tecnologías que permitan mantener las comunicaciones civiles y militares en ambientes degradados o de negación, la defensa del país quedaría en entredicho en caso de sufrir un ataque.

Japón también tendrá armas en el espacio

En cuanto a los EE. UU., se espera no solo que cuenten con armas de carácter defensivo, sino con una capacidad operativa plena en el dominio espacial, que les permita tanto asegurar la supervivencia de su propia red de satélites, como degradar las capacidades de sus enemigos en este aspecto, logrando así una ventaja decisiva en los dominios tradicionales al negarles el uso de sistemas como los de posicionamiento global, claves a la hora de extraer buena parte de las ventajas de la RMA de la Información.