326 millones para el futuro AEGIS 6.0 BMD

El Aegis BMD 6.0 proporcionará una mayor capacidad de BMD al incorporar el radar de defensa aérea y antimisiles, ahora designado AN / SPY-6 (V) 1, para su introducción en el primer DDG Flight III

Infografía del primer Arleigh Burke Flight III. Fuente - USNI
  • Lockheed Martin gana el contrato de la Agencia de Defensa Antimisiles para desarrollar, integrar, probar y certificar el Aegis BMD 6.0.
  • El Aegis BMD 6.0 proporcionará una mayor capacidad de BMD al incorporar el radar de defensa aérea y antimisiles, ahora designado AN / SPY-6 (V) 1, para su introducción en el primer DDG Flight III.
  • El DDG 125 será el primer destructor de la clase Arleigh Burke «Flight III» en incorporar el radar SPY-6 que reemplazará el radar SPY-1 instalado en los anteriores buques de su tipo.

 

Lockheed Martin gana el contrato de la Agencia de Defensa Antimisiles para desarrollar, integrar, probar y certificar el Aegis BMD 6.0 que proporcionará una mayor capacidad contra misiles balísticos al incorporar el radar de defensa aérea y antimisiles AN/SPY-6 (V) que comenzará a utilizarse en los Arleigh Burke Flight III.

Construido por la división de construcción naval de Huntington Ingalls Industries (HII), el DDG 125 será el primer destructor de la clase Arleigh Burke «Flight III» e incorporará el radar SPY-6 que reemplazará el radar SPY-1 instalado en los anteriores buques de su tipo.

La nave contará con el sistema de combate Aegis Baseline 9 que permitirá controlar simultáneamente las amenazas de misiles balísticos, así como combatir las amenazas tradicionales de misiles aéreos y de crucero. Gracias a esta capacidad el buque y su tripulación se beneficiarán de un tiempo de reacción más rápido, mayor potencia de fuego y una mayor capacidad de guerra electrónica, específicamente para la Guerra Antiaérea.

Letalidad Distribuida

El radar AN/SPY-6 (V)  de Raytheon ha demostrado su rendimiento frente a toda una serie de objetivos tanto individuales como múltiples, en escenarios de prueba con una complejidad creciente. Esto incluye blancos de prueba y misiles reales, así como objetivos de oportunidad, satélites y aviones. Proporciona un mayor alcance, una mayor precisión y una mayor resistencia a las contramedidas electrónicas, además de una mayor fiabilidad y sostenibilidad que los radares actualmente en servicio.

Además, el nuevo radar será fundamental también para luchar contra las armas hipersónicas. y llegará no solo a los Arleigh Burke Flight III, sino también a los Flight IIA aunque, en este caso, con una menor potencia dada la incapacidad de estos buques para proveer la energía necesaria para hacer funcionar los nuevos radares con todas sus celdas. Según Scott Spence, director de sistemas de radares navales en Raytheon:

«Estamos trabajando con la Armada para acelerar este programa. La variante SPY-6 que se integrará en los Flight IIA es similar a la que Raytheon monta en los Flight III, pero se escalará de acuerdo  a la reserva de espacio, peso y potencia disponible en estos buques. El nuevo SPY-6 ofrece una verdadera defensa aérea integrada que permite la detección de amenazas a distancias significativamente mayores. Los radares SPY-6 también reducen los costos del ciclo de vida debido a su alta confiabilidad y facilidad de mantenimiento».

El primer SPY-6 se instalará de esta forma en un destructor Arleigh Burke Flight IIA en el año fiscal 2025, aunque por el momento se desconoce cual será el primer buque en recibir esta mejora. El SPY-6, según Raytheon, es el primer radar verdaderamente escalable gracias a la utilización de módulos de 2×2 pies que pueden apilarse según los requisitos de cada buque en concreto. Además, también está diseñado para ser reprogramable, por lo que puede adaptarse con facilidad a una nueva misión o amenaza. El sistema puede escanear 360 grados utilizando la tecnología de nitruro de galio para detectar amenazas aéreas.