Rusia ofrece a la India seis submarinos Amur 1650

La construcción se llevaría a cabo gracias a un acuerdo entre ambos gobiernos y sin necesidad de concurso

Maqueta de un submarino Amur-1650, similar al ofrecido a la India
  • Rusia ha ofrecido a la India la construcción de seis submarinos Amur 1650 fuera del concurso P75I.
  • La construcción se llevaría a cabo gracias a un acuerdo entre ambos gobiernos, dejando fuera al resto de participantes en un concurso al que se habían presentado el Tipo 214 alemán, el A-26 sueco y el Scorpéne francés. 
  • Los seis buques estarían dotados de un sistema de Propulsión Independiente de Aire (AIP)

La Federación Rusa ha ofrecido al Gobierno de la India un acuerdo consistente en la construcción de seis submarinos de la clase Amur-1650, según ha confesado a la prensa durante el 5ª Foro Económico del Este el Jefe del Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar ruso, Dmitry Shugayev. Según sus propias palabras:

«Estamos discutiendo con ellos [el lado indio] el tema de la creación de una flota de submarinos. Uno de sus proyectos es la construcción de seis nuevos submarinos con un sistema de propulsión independiente del aire. Originalmente declararon un contexto de licitación, pero hemos propuesto llevar a cabo el programa en términos exclusivos y estamos tratando de persuadir a nuestros homólogos para que hagan esto sobre la base de un acuerdo intergubernamental».

La propuesta rusa se basaría la firma de un contrato intergubernamental, al margen por tanto de cualquier concurso o licitación pública y, según los representantes rusos, supondría importantes contraprestaciones tecnológicas e industriales para el país asiático, un asunto importante en un momento en el que, pese a la carga de trabajo, alguno de los principales astilleros indios pasa por notables dificultades.

Para los funcionarios rusos, apostar por su país y su vasta experiencia en el campo de la construcción de submarinos, supondría para la India importantes ahorros no solo en cuanto a la inversión necesaria para dotarse de los seis nuevos buques, sino también en tiempo, pues creen que podrían entregarlos antes que cualquier otro de los países que están ofreciendo al gigante asiático sus servicios en este área.

Armada India

Así, Rusia ha ofrecido a la India sus submarinos convencionales Amur-1650, diseñados por la Oficina Central de Diseño Rubin (una filial de la United Shipbuilding Corporation). Según sus diseñadores, estos submarino puede configurarse a petición del cliente para transportar misiles de crucero Club-S (un equivalente de exportación del misil Kalibr-PL) o misiles de crucero BrahMos de fabricación ruso-india, lo que supone, por sí solo, un importante argumento a favor del diseño ruso.

Además, la tradicional colaboración ruso-india en cuanto a submarinos (India no solo opera nueve submarinos diesel-eléctricos Proyecto 877EKM sino que además tiene en régimen de alquiler un submarino nuclear) es también una gran baza a favor de este hipotético acuerdo.

Si el acuerdo se firma, terminaría de un plumazo con el concurso P75I, que debería aportar otras seis unidades avanzadas más a la Flota India (a sumar a los 6 Scorpéne contratados hace unos años) y además equipadas con AIP y el misil BrahMos instalado en silos verticales de lanzamiento.

La compañía turca TAIS construirá cinco petroleros de 45.000 toneladas para la Armada India

La previsión hablaba de que la primera unidad debería estar operativa en el 2023 con un coste global de 8.000 millones de dólares, pero una vez más los plazos son excesivamente ajustados. La India ha propuesto que las dos primeras unidades sean construidas en el extranjero, mientras que las cuatro restantes lo sean en la India en dos astilleros de forma paralela, tratando de acortar plazos, aunque los últimos avances políticos hablan de forzar la construcción de las 6 unidades en la propia India, según los dictados del Make in India.

En el concurso P75I se han encontrado los principales submarinos del momento:

  • El Scorpene francés.
  • El Type 214 alemán, un modelo tecnológicamente muy avanzado pero cuyo constructor se encuentra actualmente en serios problemas.
  • El Amur 1650 ruso.
  • El A26 sueco.
  • También el S80 español y una variante del Soryu japonés estuvieron en liza, pero en 2017 no presentaron las informaciones solicitadas para continuar la fase de oferta, así que quedaron fuera del concurso.

Cuando esta segunda clase entre en servicio, la India poseerá una docena de submarinos convencionales avanzados y solo dos modelos operativos -o uno en caso de escogerse la opción francesa-. En la actualidad mantiene tres clases diferentes, de diferentes países, con todo el coste económicos en mantenimientos y logística que ello implica.