Efecto dominó

Las próximas decisiones de Italia pueden marcar el futuro de la industria aeronáutica europea

 

Efecto dominó

Las próximas decisiones de Italia pueden marcar el futuro de la industria aeronáutica europea

 

Por Esteban Vidal

 

Después de semanas de desconcierto (algo habitual en Italia), tras la crisis del anterior Gobierno, provocada por las decisiones de Mateo Salvini en el caso Open Arms (entre otros factores), el país transalpino cuenta al fin con un nuevo Ejecutivo que deberá tomar una decisión, a la mayor brevedad, sobre algunos de los principales programas aeronáuticos presentes y futuros. Los próximos pasos del país podrían tener un efecto en cadena sobre el resto de países europeos, decidiendo de forma indirecta el éxito o fracaso de iniciativas como el Tempest o el FCAS.

Italia, que es socio de Nivel 2 del programa F-35, deberá además decidir si aumenta su pedido hasta las 90 unidades, como se venía pidiendo desde hace tiempo tanto por sus Fuerzas Armadas como por alguno de los principales partidos políticos, como La Liga o si se queda con los 60 pactados inicialmente, pedido que también está en el alambre ante los retrasos a la hora de concretar los próximos lotes y los problemas de impago sufridos durante el pasado año y que llevaron a la propia Lockheed Martin a suspender las entregas durante un tiempo.

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.