Rheinmetall desarrolla un láser de 20kW

El equipo que ha trabajado en este nuevo diseño espera ser capaz de aumentar gradualmente la potencia óptica hasta los 100 kW en los próximos dos años

El equipo de Rheinmetall Waffe Munition GmbH ha logrado en sus instalaciones de pruebas alcanzar una potencia óptica de 20 kilovatios gracias a una nueva tecnología láser basada en el acoplamiento espectral.
El equipo de Rheinmetall Waffe Munition GmbH ha logrado en sus instalaciones de pruebas alcanzar una potencia óptica de 20 kilovatios gracias a una nueva tecnología láser basada en el acoplamiento espectral. Fuente - Rheinmetall.
  • El equipo de Rheinmetall Waffe Munition GmbH ha logrado en sus instalaciones de pruebas alcanzar una potencia óptica de 20 kilovatios gracias a una nueva tecnología láser basada en el acoplamiento espectral.
  • Las ventajas de este método, frente a otros utilizados anteriormente, residen en una pérdida de rendimiento por disipación mínima, al unir diversos haces en un solo haz mayor que, además, por la configuración del sistema, es escalable y permitirá la adición de nuevos haces en el futuro para alcanzar potencias mayores.
  • El equipo que ha trabajado en este nuevo diseño espera ser capaz de aumentar gradualmente la potencia óptica hasta los 100 kW en los próximos dos años.

El pasado miércoles 11 de Septiembre, el equipo de desarrollo de Rheinmetall Waffe Munition GmbH -empresa subsidiaria de Rheinmetall- anunció que había alcanzado un nuevo hito en el desarrollo de tecnologías láser aplicadas a la defensa al probar con éxito un nuevo sistema que logró una potencia de 20kW gracias a la tecnología de acoplamiento espectral.

Las ventajas de este método, frente a otros utilizados anteriormente, residen en una pérdida de rendimiento por disipación mínima, al unir diversos haces en un solo haz mayor que, además, por la configuración del sistema, es escalable y permitirá la adición de nuevos haces en el futuro para alcanzar potencias mayores.

Además de la unidad de acoplamiento espectral, el núcleo del sistema consta de doce módulos láser que permiten «lanzar» un haz de menor potencia el cual, una vez pasan a través de la citada unidad de acoplamiento, se transforman en un único haz más potente.

Rheinmetal y MBDA integrarán un arma láser en la corbeta K-130 de la Armada Alemana

Además de anunciar el éxito de su prueba, el equipo de Rheinmetall hizo hincapié en su firme convicción de que, a lo largo de los próximos dos años y utilizando la misma tecnología de base, se lograrían alcanzar potencias de hasta 100 kW. De hecho, como explicaron, en las pruebas iniciales llevadas a cabo en el año 2012 y que sirvieron para testar el elemento clave del sistema -la red dieléctrica que forma el núcleo del sistema de acoplamiento-, llegaron a la conclusión, mediante simulaciones por ordenador, de que el sistema sería capaz de manejar ese nivel de potencia sin problemas.

Rheinmetall es una de las empresas que más está invirtiendo en el desarrollo de módulos láser susceptibles de ser montados tanto en vehículos de combate, como es el caso, como en aviones de combate y buques de guerra. De hecho, en los últimos meses la empresa ha logrado otro importante hito al acordar con el Armada alemana que uno de sus nuevos desarrollos sería probado sobre la corbeta K-130.

Para ser exactos fueron Rheinmetall y su socio, MBDA Deutschland, los que acordaron colaborar en el desarrollo de un sistema láser de alta energía que será probado sobre la corbeta K-130 de la Armada Alemana. El demostrador deberá ser capaz de combatir amenazas aéreas y de superficie, aunque todavía no se conocen los detalles específicos en cuanto a potencia o alcance del sistema que se pretende desarrollar.

La USAF probará sobre el terreno el sistema láser HELWS de Raytheon

Según Rheinmetal, este tipo de armas, susceptibles de atacar objetivos a la velocidad de la luz con extrema precisión y provocando un daño colateral mínimo, constituyen una dimensión completamente nueva en la tecnología de defensa. Por primera vez, la empresa alemana espera probar uno de estos sistemas en condiciones cuasi-operativas, al disponer de uno de los buques de la Deutsche Marine para llevar a cabo las pruebas.

Además, en marzo de este año probaron una nueva estación de armas capaz de desarrollar potencias de más de 100 kW y que fue capaz de fijar en su objetivo tanto drones como proyectiles de mortero en vuelo a distancias considerables y es que este tipo de tecnologías serán clave en la defensa antiaérea del futuro, caracterizada no solo por la lucha contra los aviones y helicópteros, como es tradicional, sino también contra proyectiles de artillería y mortero, armas hipersónicas y drones de todos los tamaños.