Bundeswehr, el enfermo de Europa

Mientras la Bundeswehr está herida de muerte sus políticos piensan en portaaviones y en cazas de sexta generación

 

Bundeswehr, el enfermo de Europa

Mientras la Bundeswehr está herida de muerte sus políticos piensan en portaaviones y en cazas de sexta generación

 

Por José Luis García Benavides

 

La expresión «enfermo de Europa» u «hombre enfermo de Europa» ha sido utilizada en más de una ocasión para referirse a aquella potencia que, por sus problemas militares, económicos o políticos -y normalmente por la conjunción de todos estos factores- flaqueaba frente a sus adversarios aun cuando su potencial seguía siendo, sobre el papel, magnífico. Se ha aplicado por ejemplo al Imperio Turco, cuando británicos, franceses y rusos se iban haciendo, zarpazo a zarpazo, con sus restos. También a Rusia o al Imperio Austro-Húngaro. Por supuesto, a España. Ahora, según parece, le ha llegado el turno a Alemania o, más exactamente, a sus Fuerzas Armadas, aquejadas de un cáncer que las está consumiendo desde las entrañas, mientras sus políticos están en el equivalente germano, si es que lo tienen, de Babia (preciosa comarca, por cierto).

Las Fuerzas Armadas alemanas son un desastre, es innegable. En los últimos años han ido viendo como paulatinamente la operatividad de sus unidades y de sus principales sistemas ha caído en picado, copando los titulares de diversos medios con noticias tan lamentables como que dos tercios de sus carros de combate estaban fuera de servicio, que ninguno de sus submarinos está en condiciones de navegar o que

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.