GDELS, Patria y Mitsubishi competirán por dotar a Japón de un sustituto para el 8×8 Type 96

Cada una de las empresas deberá proveer al Ministerio de Defensa de Japón con una serie de vehículos blindados a ruedas que utilizarán para realizar diferentes pruebas que determinarán, a su vez, el ganador

AMV-XP de Patria
  • General Dynamics Land Systems (GDLS), Patria y Mitsubishi Heavy Industries han sido seleccionados para luchar por ser la empresa que construya los futuros vehículos de transporte de infantería que reemplacen a los APC 8×8 Type 96, en servicio desde 1996 con las Fuerzas de Autodefensa de Japón.
  • Cada una de las empresas deberá proveer al Ministerio de Defensa de Japón con una serie de vehículos blindados a ruedas que utilizarán para realizar diferentes pruebas que determinarán, a su vez, el ganador.
  • El proceso de pruebas se extenderá al menos un año antes de la elección del vencedor.

General Dynamics Land Systems (GDLS), Patria y Mitsubishi Heavy Industries han sido seleccionados para luchar por ser la empresa que construya los futuros vehículos de transporte de infantería que reemplacen a los Type 96, en servicio desde 1996 con las Fuerzas de Autodefensa de Japón y que fue diseñado y fabricado por el gigante industrial nipón Komatsu, especialista en maquinaria pesada.

La Agencia de Adquisición, Tecnología y Logística de Japón (ATLA) anunció el pasado 10 de septiembre que los vehículos proporcionados por los tres contendientes se someterán a un proceso de pruebas de un año de duración antes de tomar una decisión.

Carros de Combate y Vehículos Blindados

De los tres candidatos, el que más opciones tiene, por ser nacional y ofrecer los mejores retornos, es el modelo de Mitsubishi, basado en un prototipo que presentaron en Eurosatory 2014, dotado de un motor MHI 4VA de 400kW de potencia, transmisión 8×8, suspensión hidroneumática y capaz de transportar 11 soldados, incluyendo los tres tripulantes.

Prototipo de APC 8×8 presentado por Mitsubishi en Eurosatory 2014

GDELS, como es lógico, participará con un desarrollo basado en el Piraña V, en el que se basan, entre otros, el VCR 8×8 Dragón que en breve comenzará a ser fabricado para el Ejército de Tierra de España. Se trata de un modelo con un peso de alrededor de 30 toneladas, movido por un motor MTU 6V199 TE21 y capaz de alojar en su interior a tres tripulantes y ocho pasajeros. Entre sus virtudes destacan las amplias posibilidades de personalización, el hecho de que muchas de las variantes anteriores hayan sido probadas en combate con un notable desempeño y también que ya ha logrado contratos no solo en España sino también en Dinamarca o Rumanía.

El “Piraña V” fue elegido de forma totalmente irregular como plataforma para los Programas Tecnológicos. El de la imagen monta una RCWS “Samson Mk 2” que es, precisamente, una de las seleccionadas inicialmente
“Piraña V” armado con una estación RCWS “Samson Mk 2”.

Patria, por su parte, se presentará con su AMV-XP, que realmente se trata de una versión del Patria AMV con mayor capacidad de carga. Alcanza un peso máximo de 32 toneladas (15 toneladas de carga o mayor protección) y es propulsado por un motor repotenciado de 600 cv, en lugar de los anteriores 540. También se han desarrollado otras versiones como el AMV28A de 28 toneladas, que es anfibio sin preparación y monta una estación de armas Kongsberg de 30 mm, ofreciéndose otros muchos modelos con armas de hasta 105 mm. La suspensión es hidroneumática con la posibilidad de colocarle un mecanismo para ajustarla en altura. Aunque puede montar una protección superior al nivel 4/4a del STANAG 4569, hay que tener en cuenta que un peso excesivo puede limitar o anular la capacidad anfibia.