Holanda comprará entre 8 y 9 F-35 adicionales

El número final dependerá de la tasa de cambio euro-dólar

El F-35, ligero y monomotor, es el heredero directo del F-16, por más que su coste, todavía prohibitivo, haga pensar lo contrario. Foto - USAF
El F-35, ligero y monomotor, es el heredero directo del F-16, por más que su coste, todavía prohibitivo, haga pensar lo contrario. Foto - USAF
  • El Ministerio de Defensa de los Países Bajos ha hecho pública su decisión de adquirir nuevos cazabombarderos F-35 a sumar a los 37 que ya habían contratado.
  • La decisión final en torno al número dependerá de la tasa de cambio entre el euro y el dólar.
  • La nueva compra se llevará la mayor parte de los 1.500 millones de euros que el Gobierno había comprometido durante la primavera para intentar frenar el declive de sus Fuerzas Armadas, después de años de recortes.

Los Países Bajos comprarán ocho o nueve aviones de combate F35 adicionales, a sumar a los 37 que habían contratado para sustituir a sus F-16. El ministro de Defensa, Ank Bijleveld-Schouten, afirmó en una entrevista concedida al diario holandés Trouw que esta nueva compra se llevará a cabo utilizando los 1.500 millones de euros que el Gobierno comprometió la pasada primavera, como parte de un plan destinado a mejorar las capacidades de las Fuerzas Armadas, cuestionadas después de años de recorte en el gasto y pérdida de capacidades.

Se espera que para 2020 el presupuesto de defensa alcance los 11.035 millones de euros y que, frente al 1,37% del PIB invertido actualmente en defensa, se alcance el esperado 2% para 2024, siguiendo las recomendaciones de la OTAN en este aspecto. El aumento en la inversión será utilizado además de para sufragar la compra de los nuevos sistemas, para cubrir aspectos que consideran críticos, como los stocks de municiones, bajo mínimos desde hace años, o para mejorar el mantenimiento de los buques de guerra que mantienen en servicio. También implementarán nuevas infraestructuras de telecomunicaciones y modernizarán los helicópteros de transporte NH90 además de reemplazar el avión de entrenamiento PC-7.

Por supuesto, el grueso del gasto irá destinado a ampliar la cantidad de Lockheed Martin F-35. A pesar de que el anterior gabinete había decidido la compra de 37 F-35, como sustituto de los F-16 en servicio en su Fuerza Aérea, desde el primer momento se enfrentaron a críticas internas, dado que se consideraba que el número era excesivamente bajo.

El argumento principal de quienes defendían la necesidad de contratar un número mayor se basaba en que apenas podrían destinar cuatro aparatos a las misiones internacionales dado que el resto deberían estar siempre en disposición de defender los cielos del país, algo que incluso así se antojaba complicado, pues deben llevar a cabo las misiones que actualmente se reparten entre 60 F-16. De hecho, el pasado año el Ministerio de Defensa presentó un plan a la OTAN en el que explicaban como pretendían expandir las capacidades de sus Fuerzas Armadas, entre otras cosas creando un nuevo escuadrón de F-35, con lo que el nuevo contrato, aunque no cumple exactamente con lo prometido, va en esa línea.

Además, el memorando presentado a la OTAN no era un documento cerrado, sino que, según el propio ministro Bijleveld, se espera redactar un nuevo estudio para 2020 y también aumentar la inversión en defensa de forma paulatina con la intención no solo de mejorar los aspectos que hemos mencionado, sino también de generar nuevas capacidades y recuperar parte de las perdidas durante estos años, mejorando la defensa antiaérea de sus buques, abriendo una nueva base aérea o, entre otras cosas, impulsando la modernización de su artillería.