La Royal Navy acepta para el servicio el nuevo patrullero oceánico HMS Medway

La clase River, de la que forma parte, se divide en dos series de 4 y 5 buques respectivamente, con notables diferencias entre ellos

Patrullero Oceánico HMS Medway de la clase River Bacht 2. Fuente - Royal Navy
  • El patrullero oceánico HMS Medway (P223) ha entrado oficialmente en servicio con la Royal Navy.
  • Forma parte de un programa que dotará al Reino Unido de cinco nuevos patrulleros oceánicos de última generación, representa una inversión de 648 millones de libras (734 millones de euros).
  • La clase River, de la que forma parte, se divide en dos series de 4 y 5 buques respectivamente, con notables diferencias entre ellos.

El patrullero oceánico HMS Medway (P223) ha entrado oficialmente en servicio con la Royal Navy británica el pasado 19 de septiembre tras una ceremonia de celebración que se ha llevado a cabo en las instalaciones de Chatham. El nuevo buque, el segundo de los cinco OPV de la Clase River Batch 2 tendrá, además de la misión de proteger las aguas territoriales británicas, una función similar a los Buques de Acción Marítima de la Armada Española, descargando de carga de trabajo a las fragatas y destructores británicos en misiones en las que no se requieran unidades tan capaces, como la lucha contra la piratería, sin ir más lejos.

El buque toma su nombre del río Medway, que desemboca muy cerca del Támesis y que ha tenido una importancia crucial en la historia británica, especialmente en la naval, por los astilleros que han acogido sus riveras, como el de Chatham.

Respecto al buque en sí, tanto el HMS Medway como sus hermanos de clase ofrecen una capacidad mucho mayor respecto a los modelos en servicio con la Royal Navy, incluyendo una plataforma de vuelo más grande, una mayor velocidad máxima y especialmente autonomía y capacidad de persistencia en misión, lo que los hace aptos para desplegarse más allá de las aguas territoriales británicas.

Los nuevos patrulleros asumirán así una amplia variedad de roles, incluyendo lucha contra el terrorismo, lucha contra el contrabando, defensa de la Zona Económica Exclusiva y la lucha contra el narcotráfico, demás de asegurar las fronteras marítimas del Reino Unido y proteger los intereses del país en todo el mundo.

El corte de chapa para el HMS Medway se realizó, por parte de su contratista principal, el gigante británico de la defensa BAE Systems, en junio de 2015 en Glasgow (Escocia). La dotación del nuevo buque se trasladó a bordo en mayo de 2019 y el barco zarpó por primera vez para realizar pruebas de mar el pasado mes de junio, uniéndose a su gemelo, el HMS Forth, en Portsmouth. Dichas pruebas de mar se completaron en un tiempo récord de solo 75 días, que según los registros navales es el tiempo más corto desde la Segunda Guerra Mundial.

El programa que dotará al Reino Unido de cinco nuevos patrulleros oceánicos de última generación representa una inversión de 648 millones de libras (734 millones de euros) para el Ministerio de Defensa británico y ha servido para crear 800 puestos de trabajo en los astilleros de BAE Systems en Clyde, lo que ha sido crucial al mantener la carga de trabajo hasta que se ha iniciado la construcción de las fragatas Tipo 26.

La clase River Batch 2 se ha dividido en dos lotes, el primero de los cuales consta de cuatro unidades, mientras que el segundo, del que forma parte el HMS Medway, está compuesto de cinco unidades. Se espera que los cinco patrulleros de la serie obren en poder de la Royal Navy para 2021.

En realidad, los buques de esta segunda serie son notablemente diferentes en apariencia y capacidades respecto a sus predecesores de la clase River Batch 1. Las diferencias más importantes incluyen la eslora, en este caso de 90,5 metros frente a los 79,5 de la primera serie y el desplazamiento, que se eleva hasta las 2.000 toneladas frente a las 1.700 de sus predecesores. También la velocidad máxima es superior, así como la forma de la superestructura y la línea del casco. Respecto a su equipamiento, en este caso están dotados con un sistema de radar integrado Kelvin Hughes SharpEye para la navegación, con el radar de exploración aérea Terma Scanter 4100 2D y con un ssitema de combate BAE CMS-1 que, entre otro armamento, gestiona el cañón de 20mm y las ametralladoras montadas sobre torres robotizadas de 12,70mm.