El sistema portamortero «Alakran» entra en servicio en Ucrania

El sistema Bars-8MMK se ha desarrollado sobre la base del sistema de mortero Alakran de la empresa española NTGS

El sistema portamortero"Alakran", fabricado por la empresa española NTGS ha entrado en servicio en Ucrania como parte del sistema Bars-8MMK el pasado 25 de Septiembre.
  • El sistema portamortero «Alakran», fabricado por la empresa española NTGS ha entrado en servicio en Ucrania como parte del sistema Bars-8MMK el pasado 25 de Septiembre.
  • Representantes del conglomerado estatal de Defensa Ukroboronpron afirmaron que Ukroboronservice había completado con éxito las pruebas de aceptación del nuevo vehículo certificando que este cumplía con las características tácticas y técnicas requeridas después de realizar diversas pruebas, incluyendo las de tiro, integrado en una unidad del ejército ucraniano.
  • Estos sistemas se construyen utilizando componentes compatibles con la OTAN en el marco de la Ley de Defensa Estatal de Ucrania de 2017, que tiene como objetivo modernizar las fuerzas armadas del país aumentando la interoperabilidad con los ejércitos de la alianza.

El sistema Bars-8MMK se ha desarrollado sobre la base del sistema de mortero Alakran de la empresa española NTGS. Está armado con un mortero de ánima lisa de 120 mm suministrado en este caso por empresas del país y que ha sido integrado en el soporte de diseño español, lo que permite que el arma se despliegue y esté lista para disparar en apenas 35 segundos.

Este sistema tiene importantes ventajas frente a diseños de otras empresas, al no requerir de complejas y caras instalaciones. Dispone de un sistema robotizado de puntería, así como de la posibilidad de asignar blancos de forma automática, incluso a través de sistema BMS.

Es muy ligero, pudiéndose instalar sobre un VLTT sin apenas modificaciones, como podría ser el URO VAMTAC y una vez retirado el sistema, que es modular, puede utilizarse en otros cometidos o bien adaptar dicho módulo a nuevos vehículos según entren en servicio.

El diseño original hacía empleo de los morteros ECIA en dotación en el Ejército de Tierra de España, manteniendo estos la capacidad para actuar fuera del vehículo de forma convencional; por lo que su flexibilidad es máxima y su coste de adquisición muy reducido. Como principales inconvenientes, pues obviamente también los tiene frente a diseños de la competencia como puedan ser el EIMOS, de Expal, podemos citar  la vulnerabilidad del personal al actuar en el exterior y el escaso ángulo de disparo del mortero, que se orienta hacia atrás.

El sistema se ha desarrollado en 81 y 120 mm y ya se ha exportado a un cliente de oriente medio (sin especificar) además de a la propia Ucrania.

En el caso del país de Europa del Este, su utilidad es clara, pues algunas de las principales lecciones de la Guerra del Donbáss, que se continúa librando de forma intermitente en el este del país, tienen que ver con el empleo de los morteros y de la artillería tradicionales, que son los sistemas que mayor número de bajas se han cobrado en este conflicto y, por tanto, las que junto con la adopción de drones para funciones ISR, mayor inversión están requiriendo para la modernización de los sistemas heredados y la introducción de otros de nuevo cuño.

Con el Alakran Ucrania mata dos pájaros de un tiro al utilizar sistemas en servicio y darles una nueva vida y capacidades gracias a la automatización, lo que aumenta no solo la letalidad, sino que maximiza la supervivencia al poder hacer fuego y abandonar el lugar de disparo en intervalos muy reducidos. De hecho, la adopción de sistemas portamorteros o de morteros autopropulsados es una tendencia al alza, con países como Francia adquiriendo este tipo de sistemas para montar sobre chasis Griffon, o España, que los está introduciendo en el Ejército de Tierra.