Irán introduce en servicio los nuevos helicópteros autóctonos Shahed 278 y Shahed 285

Apenas se conoce nada sobre las características técnicas de estos aparatos, aunque todo apunta a que se han fabricado sobre la base de diseños en uso como el Bell 206

Shahed 285
  • La Guardia Revolucionara iraní (concretamente la Fuerza Terrestre de la IRGC) ha introducido para el servicio activo los nuevos helicópteros autóctonos Shahed 278 y Shahed 285.
  • En concreto, durante una ceremonia celebrada en Isfahan, el general Taqizadeh, de la IRGC anunció que un Shahed 278 y tres Shahed 285 habían sido entregados a su unidad.
  • Apenas se conoce nada sobre las características técnicas de estos aparatos, aunque todo apunta a que se han fabricado sobre la base de diseños en uso como el Bell 206.

La Guardia Revolucionara iraní (concretamente la Fuerza Terrestre de la IRGC) ha introducido para el servicio activo los nuevos helicópteros autóctonos Shahed 278 y Shahed 285, fabricados por la empresa local HESA, unas instalaciones que en su día fueron construidas por al estadounidense Textron para fabricar localmente el Bell 214, como parte del programa de transferencias industriales anterior a la revolución encabezada por Jomeini.

La noticia fue hecha pública durante una ceremonia celebrada en Isfahan y el responsable de hacer el anuncio fue el general Taqizadeh, de la IRGC, quien ante el público afirmó que un helicóptero armado Shahed 278 y tres Shahed 285 habían sido entregados a su unidad, siendo apenas el comienzo de lo que estaría por venir, según el oficial iraní. Entre otras cosas, afirmó que:

«Los sistemas mecánicos, hidráulicos y la aviónica, así como el fuselaje completo de estos helicópteros han sido construidos por expertos iraníes». Lo cierto es que apenas se conoce nada sobre las características técnicas de estos aparatos, aunque todo apunta a que se han fabricado sobre la base de diseños en uso como el Bell 206, después de un proceso de ingeniería inversa, con lo que en el mejor de los casos, partirían de la base de un helicóptero antiguo.

Hasta donde ha trascendido, el Shahed-278 es un helicóptero muy ligero, gracias a la adopción de materiales compuestos, entre otros factores y que arroja un peso en vacío de 682 kg. Sería capaz de transportar hasta cuatro pasajeros utilizando, según algunas fuentes un fuselaje de diseño local al que se sumarían diversos componentes del Bell 206. Contaría con una autonomía de hasta 4 horas y la potencia de sus motores sería de apenas 420 caballos. Además, la carga útil sería de 750 kilogramos y sus medidas de 11,28 metros de largo, 1,92 metros de anchura y 2,98 metros de altura.

Por su parte, el Shahed-285 sería, como se ve en la imagen que encabeza esta noticia, un helicóptero ligero de ataque y reconocimiento basado en el Shahed 276 al que básicamente se le han añadido unos pods para lanzar cohetes de 70mm y una ametralladora en el morro que, por lo que parece, es fija.

 

 

Industria aeronáutica en Irán

La industria aeronáutica iraní parece estar, al menos de cara a la galería, en plena ebullición, aunque buena parte de los anuncios que se realizan son para consumo interno y, por lo general, no se materializan en productos concretos que puedan ser adoptados por las Fuerzas Armadas. En los últimos tiempos han sido sonados varios anuncios, como los de las primeras pruebas en pista de su avión de stealth o, sin ir más lejos, el aumento en la producción del cazabombardero Kosar, en realidad un refrito del veterano Northrop F-5 del que hablábamos hace escasas semanas.

Lo cierto es que tanto a causa de los embargos, como de la falta de presupuesto, instalaciones y técnicos, el sector en Irán sigue viviendo de la ingeniería inversa y de las actualizaciones de equipos heredados de tiempos pasados, en los que las relaciones con los Estados Unidos eran otras. Con todo, en donde sí han presentado modelos a tener en cuenta es en el campo de los misiles, las municiones inteligentes y los drones, en donde han encontrado un filón para explotar su particular estrategia asimétrica.