La USAF presenta su nuevo sistema anti-drone «Thor»

La USAF desvela el sistema anti-drone "Thor". Fuente - USAF
  • La USAF ha presentado al público el sistema anti-drone «Thor», específicamente diseñado para luchar contra grupos de drones y enjambres.
  • Con THOR, la USAF busca complementar otros sistemas ya disponibles, como pueden ser los rifles antidrone o los sistemas C-RAM y antiaéreos clásicos, a la espera de desplegar otros sistemas ahora en pruebas como las armas láser, que prometen ser también muy útiles en la lucha contra esta amenaza.
  • La nueva tecnología en la que se basa este sistema, que la AFRL ha denominado como «Respuesta Operativa Táctica de Alta Potencia (Tactical High-power Operational Responder o THOR), ha sido presentada oficialmente durante la Conferencia de la Fuerza Aérea, el Espacio y la Cibernética 2019 en Washington.

La Fuerza Aérea de los EE. UU., Y para ser más precisos, el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (AFRL), una organización de investigación científica perteneciente al Mando de Material de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, ha revelado nuevos detalles sobre el desarrollo de un nuevo sistema específicamente diseñado contra los enjambres y grupos de drones que debería ser capaz de causar un alto número de bajas en caso de producirse un ataque, ayudando así a proteger instalaciones militares e instalaciones civiles críticas de los EE. UU. y de sus aliados.

El nuevo sistema, como es obvio, toma su nombre del conocido dios del trueno de la mitología nórdica, Thor, pues como explicaron desde el AFRL, su funcionamiento es muy similar a los poderes de este, al ser capaz de lanzar ondas de alta potencia contra los drones enemigos.

La nueva tecnología en la que se basa este sistema, que la AFRL ha denominado como «Respuesta Operativa Táctica de Alta Potencia (Tactical High-power Operational Responder o THOR), ha sido presentada oficialmente durante la Conferencia de la Fuerza Aérea, el Espacio y la Cibernética 2019 organizada por la USAF en el Gaylord National Resort and Convention Center, en Washington, DC y que ha tenido lugar entre los días 16 y 18 de septiembre.

THOR es, en realidad, una fuente electromagnética de alta potencia específicamente diseñada contra los grupos de drones y capaz de destruir sus sistemas electrónicos, entre ellos los de guiado. Funciona de forma similar a los sistemas anti-drone portátiles que se han presentado en los últimos años o a los sistemas más complejos adquiridos sin ir más lejos por España para defender sus despliegues en el extranjero, como es el caso del AUDS fabricado por la británica Blighter que desplegamos en Irak o más recientemente por Marruecos.

El nuevo sistema THOR ha sido construido y probado en un campo de maniobras de la USAF cercano a la base aérea de Kirtland y durante los test se ha enfrentado con éxito a múltiples objetivos. Ahora se espera pasar a una nueva fase de desarrollo y para ello se están planeando más pruebas contra un conjunto más grande formado por diversos tipos de drones en configuraciones de enjambre.

Además de su capacidad, una de las ventajas de THOR es su movilidad, tanto estratégica como táctica, ya que todo el sistema se almacena en un contenedor de transporte de 20 pies, que se puede transportar fácilmente en un avión C-130 Hercules. El sistema se puede configurar para su uso en menos de tres horas y tiene una interfaz de usuario diseñada para que pueda ser utilizado por operadores con muy poca formación previa.

Para desarrollar esta nueva tecnología ha sido necesaria una inversión de 15 millones de dólares, lo que ha permitido su desarrollo y construcción en un tiempo récord de apenas 18 meses y es que la amenaza de los grupos de drones -y en el futuro de los enjambres- es una realidad cada vez más palpable, como se ha podido ver en el ataque a las instalaciones petrolíferas saudíes ocurrido hace unas semanas.

Con THOR, la USAF busca complementar otros sistemas ya disponibles, como pueden ser los rifles antidrone o los sistemas C-RAM y antiaéreos clásicos, a la espera de desplegar otros sistemas ahora en pruebas como las armas láser, que prometen ser también muy útiles en la lucha contra esta amenaza.