Navantia está desarrollando una variante autónoma del VVT

Este vehículo, diseñado sobre la base de un VLTT Uro VAMTAC S3, fue presentando en la pasada Feria Internacional de Defensa FEINDEF 2019, celebrada en Madrid.

Navantia presenta en FEINDEF su Vehículo de Vigilancia Terrestre con el UAS de SDLE. Fuente - SDLE
  • Navantia ha anunciado en el foro Ejército-Empresas que se está celebrando en Toledo que está desarrollando una variante autónoma de su Vehículo de Vigilancia Terrestre (VVT).
  • Este vehículo, diseñado sobre la base de un VLTT Uro VAMTAC S3, fue presentando en la pasada Feria Internacional de Defensa FEINDEF 2019, celebrada en Madrid.
  • De desarrollarse una versión autónoma, supondría un notable avance para las unidades de inteligencia, al permitir llevar a cabo tareas de exploración sin arriesgar la vida de nuestros militares.
  • Todos los principales ejércitos están trabajando en este tipo de sistemas, habiendo probado en los últimos meses tanto el US Army como el USMC diversas soluciones.

En las últimas horas, Navantia ha anunciado en el foro Ejército-Empresas que se está celebrando en Toledo por estos días (1 al 3 de octubre) que su división de sistemas está desarrollando una variante autónoma de su Vehículo de Vigilancia Terrestre (VVT), para lo que utilizaría un kit robótico diseñado por la empresa israelí IAI en colaboración con el fabricante del vehículo, la gallega UROVESA.

Este vehículo, diseñado sobre la base de un VLTT Uro VAMTAC S3, fue presentando en la pasada Feria Internacional de Defensa FEINDEF 2019, celebrada en Madrid y supone una evolución frente al anterior VERT, un vehículo ISR al que ya dedicamos un artículo en su momento.

De desarrollarse una versión autónoma, supondría un notable avance para las unidades de inteligencia, al permitir llevar a cabo tareas de exploración sin arriesgar la vida de nuestros militares, realizando así sin intervención humana algunas de las tareas más arriesgadas. No obstante, aunque no se han ofrecido detalles, el vehículo no sería totalmente autónomo, sino que en todo momento estaría controlado remotamente por un operador, que sería el encargado de asignar al vehículo los puntos a vigilar.

 

 

Sobre el VVT

Navantia presentó esta semana en Madrid, en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad (FEINDEF), su sistema VVT (Vehículo de Vigilancia Terrestre), un proyecto enfocado a las necesidades de las unidades de inteligencia del Ejército de Tierra, y al que se suma Star Defence Logistics & Engineering (SDLE) incorporando un sistema aéreo no tripulado (UAS) que amplía la conciencia situacional del vehículo.

El Ejército de Tierra realizó en noviembre del año pasado las primeras pruebas con el nuevo sistema de Navantia, incorporado a un 4×4 Uro VAMTAC S3. El director de Aeronáutica SDLE, Ángel Castro, definió así cómo el alcance, resistencia y sensores que permite el UAS aumentan las capacidades estratégicas de este sistema: “Aporta la posibilidad de elevar las comunicaciones y la información que se obtiene desde un punto de vista elevado, ampliando la conciencia situacional y dándole capacidades hasta ahora desconocidas, y realmente interesantes para ser un vehículo más innovador si cabe”.

El UAS de Aeronáutica SDLE es un hexacóptero que ha sido diseñado según las necesidades del VVT de Navantia, su peso máximo al despegue es de 15 kilos, aunque el modelo puede adaptarse modificando materiales, pesos y software de equipamiento según las necesidades del proyecto.

Es un sistema cautivo, conectado a la estación en el vehículo por un cable de hasta 150 metros. El equipo se alimenta de la batería del propio vehículo, por lo que su autonomía en vuelo es ilimitada, blinda las comunicaciones y aumenta el alcance y la capacidad de vigilancia y anticipación que da este desarrollo de Navantia, con sus cimientos en el proyecto VERT (Vehículo de Exploración y Reconocimiento Terrestre) de la compañía.

El UAS de Aeronáutica SDLE es un hexacóptero que ha sido diseñado según las necesidades del VVT de Navantia, su peso máximo al despegue es de 15 kilos, aunque el modelo puede adaptarse modificando materiales, pesos y software de equipamiento según las necesidades del proyecto. Fuente – SDLE