Raytheon entrega el primer sistema anti-drone láser HELWS a la USAF

El sistema es capaz de operar sin necesidad de generadores, recargando sus baterías en una toma de 220 voltios

Raytheon entrega el primer sistema Anti-drone láser HELWS a la USAF. Fuente - Raytheon
  • Raytheon entrega el primer sistema Anti-drone láser HELWS a la USAF.
  • El sistema será probado en condiciones reales durante un año, antes de decidirse la adquisición de más unidades.
  • El sistema es capaz de operar sin necesidad de generadores, recargando sus baterías en una toma de 220 voltios.
  • Ha sido montado sobre un VLTT para maximizar su movilidad estratégica y táctica.

La empresa estadounidense Raytheon Company ha anunciado recientemente que ha logrado completar con éxito la entrega del que es el primer sistema anti-drone láser para la USAF, denominado HELWS. La entrega se habría realizado a principios de este mes y se espera que constituya una alternativa más eficaz y asequible que los tradicionales sistemas basados en misiles o los CIWS.

En los últimos años, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha estado evaluando diversos tipos de sistemas para hacer frente a la amenaza que suponen los drones, tanto actuando de forma individual, como realizando ataques masivos como los sufridos por Rusia o Arabia Saudita o bien, en un futuro, mediante formaciones tipo enjambre, ayudados por el desarrollo de la Inteligencia Artificial. Entre las muchas opciones que se han barajado, desde sistemas de Guerra Electrónica a conos de microondas, parece que son los láseres los que ofrecen una alternativa más asequible y fiable.

En este sentido, el sistema láser de alta energía de Raytheon utiliza una variante avanzada del sistema de objetivos multiespectrales de la compañía, un conjunto que combina un sensor electroóptico/infrarrojo capaz de detectar, identificar y rastrear drones sea cual sea su tamaño y capaz, posteriormente, de apuntar su haz láser hacia el  o los objetivos, necesitando de escasos segundos para neutralizarlos.

El Ejército del Aire cree que puede parar un ataque como el sufrido por Arabia Saudita

Una vez recibido por parte de la USAF, el sistema se desplegará en el extranjero como parte de un experimento que está llevando a cabo dicha institución y que tendrá un año de duración. Este experimento está destinado a capacitar a los operadores y probar la efectividad del sistema en condiciones reales.

Según Roy Azevedo, presidente de Raytheon Space and Airborne Systems «Hace cinco años, pocas personas estaban preocupadas por la amenaza de los drones. Ahora escuchamos informaciones sobre ataques o incursiones todo el tiempo. Nuestros clientes vieron venir esto y nos pidieron que desarrolláramos un sistema contra-drone listo para usar, algo que hemos conseguido al pasar de la mesa de dibujo a la fase entrega en menos de 24 meses «.

Además, Raytheon instaló su sistema láser de alta energía sobre un pequeño vehículo todo terreno para maximizar su efectividad gracias a una mayor movilidad estratégica y táctica, lo que le permitirá seguir el ritmo de avance del resto de tropas, colocarse allí en donde sea requerido, cambiar su posición cuando cambie la amenaza y lanzarse en paracaídas desde los aviones de transporte de la USAF o bien ser transportado en helicóptero.

Por otra parte, el sistema no necesita de grandes sistemas de generación que lo respalden, como suele ser habitual en la mayor parte de desarrollos láser. Ha sido diseñado de tal forma que con una sola carga desde una toma de corriente estándar de 220 voltios, el HELWS es capaz de operar durante horas ofreciendo inteligencia, vigilancia y capacidad de reconocimiento, así como docenas de disparos de su cañón láser. Por supuesto, también se puede combinar con un generador para proporcionar un número casi infinito de disparos.

Raytheon Company está integrando múltiples tecnologías comprobadas para contrarrestar la amenaza que suponen los sistemas aéreos no tripulado no solo en el ámbito militar, sino en una amplia gama de escenarios, desde aeropuertos comerciales hasta bases de operaciones avanzadas y estadios abarrotados, en los que el impacto de uno o varios de estos ingenios, aun sin carga explosiva, podría provocar una catástrofe.