La USAF quiere rearmar sus aviones en vuelo

Para ello ha convocado la Air Force Explore Opportunity Call

MQ-25 Stingray repostando un F-35. Fuente - US Navy
  • La USAF busca la forma de que, en el futuro próximo, sus aviones de combate dependan cada vez menos de pistas de aterrizaje que pueden ser alcanzadas por el enemigo, manteniendo así el ritmo de las operaciones independientemente de las bases disponibles.
  • Para ello ha convocado la Air Force Explore Opportunity Call, una convocatoria destinada a que cualquiera que lo desee aporte sus propuestas.
  • La capacidad de transferir armamento de un avión a otro se presenta compleja y difícilmente podría llevarse a cabo con aviones tripulados sin provocar la sobrecarga de los pilotos, forzados a volver una y otra vez sobre sus objetivos.
  • Los drones se presentan como los sistemas más adecuados para probar en ellos las ideas que nazcan de esta convocatoria.

El reabastecimiento en vuelo, en referencia al combustible, por supuesto, es ya una operación relativamente común para muchas fuerzas aéreas, que gracias a esta posibilidad pueden mantener sus aparatos en el aire durante más tiempo y recorrer mayores distancias, maximizando sus capacidades.

Ahora la USAF, consciente de las limitaciones y retos que se va a encontrar en el campo de batalla futuro, en el que lejos de mantener la superioridad incontestable de la que ha disfrutado desde el final de la Guerra Fría, va a encontrar rivales capaces de contestar su dominio, quiere dar una nueva vuelta de tuerca al concepto y desarrollar la capacidad de rearmar sus aviones en el aire, de tal forma que puedan reanudar sus ataques una vez sus municiones se hayan agotado.

Ejércitos

El objetivo último, para los encargados de la prospectiva en la USAF, es el de garantizar la continuidad de las operaciones incluso cuando las pistas de las que han despegado sus aparatos hayan sido alcanzadas, imposibilitando nuevas salidas. Esto es algo que explicamos de forma somera al hablar de la US Navy y la Letalidad Distribuida y es que la posibilidad de que enemigos como la República Popular de China puedan alcanzar los principales nodos del despliegue estadounidense por ejemplo en el Pacífico, en Corea del Sur y en Japón ya no es algo remoto, sino perfectamente factible. Así, se encuentran ante la necesidad de seguir operando incluso cuando estas pistas no estén disponibles y mientras dan tiempo a que sean reparadas o a que se improvisen nuevos aeródromos.

En este sentido, una de las capacidades que consideran clave, es la de lograr que cualquier aparato, el que sea, pudiese volver varias veces al campo de batalla sin necesidad de tomar tierra, algo que quizá en humanos es impensable, pues hay un límite en cuanto al rendimiento y la cantidad de horas que pueden permanecer en misión y soportando el estrés del combate (la perspectiva de volver una y otra vez a la lucha sin un mínimo descanso no resulta demasiado atractiva), pero que en drones es viable.

Armas Autónomas

El problema para la USAF es como llevar a cabo lo que pretende, pues hasta el momento no se han desarrollado tecnologías que lo permitan y para ello ha convocado la Air Force Explore Opportunity Call, una convocatoria destinada a que cualquiera que lo desee -aunque evidentemente las propuestas más factibles deberían llegar de la Universidad y la Industria de Defensa- aporte sus propuestas.

En realidad, no se han quedado ahí, sino que han lanzado programas similares en busca de otras tecnologías que consideran críticas, como un nuevo sistema de recuperación que garantice la supervivencia de los pilotos que deban eyectarse de su aparato, proveyendo de mejores sistemas de comunicaciones y localización, así como de un kit de primeros auxilios más compacto. También quieren lograr el seguimiento de vehículos mediante sistemas comerciales, como Google Earth o más exactamente las bases de datos de imágenes de las que se alimenta, lo que tendría interesantes consecuencias al multiplicar de un plumazo las capacidades de seguimiento, aunque el desarrollo previo de una Inteligencia Artificial ad hoc que lo haga posible promete ser complejo.

Así pues, lo que la USAF solicita de sus ciudadanos es la presentación de documentos técnicos de 2-3 páginas en los que se bosqueje la forma de reabastecer de armamento en vuelo a sus aviones de combate, entre los que seleccionarán los más prometedores para su desarrollo posterior.