Corea del Sur interesada en construir dos submarinos nucleares

Ya en 2003 lanzaron un proyecto para dotarse de SSN como parte de su programa de construcción militar a largo plazo que fue abandonado tan solo un año después

Maqueta de los futuros submarinos convencionales surcoreanos KSS-III
  • Corea del Sur interesada en construir dos submarinos nucleares.
  • El jefe de la ROKN ha afirmado que estos serían «más efectivos para encontrar y destruir submarinos norcoreanos equipados con misiles balísticos lanzados desde submarinos».
  • Ya en 2003 lanzaron un proyecto para dotarse de SSN como parte de su programa de construcción militar a largo plazo que fue abandonado tan solo un año después.
  • En 2017 comenzaron a estudiar de nuevo esta posibilidad encargando estudios de viabilidad a empresas privadas.

La Armada de Corea del Sur está buscando construir dos submarinos de propulsión nuclear en el país y para ello ha creado un grupo de trabajo que se encargará de estudiar la viabilidad del proyecto. El jefe de la ROKN, el almirante Sim Seung-seob, afirmó en relación a esto que los submarinos de propulsión nuclear serían «más efectivos para encontrar y destruir submarinos norcoreanos equipados con misiles balísticos lanzados desde submarinos».

Se trata cuando menos de una afirmación un tanto dudosa, pero a nadie se le escapa a estas alturas que las intenciones de Corea del Sur respecto a su armada van mucho más allá de su vecino del norte, como hemos ido relatando en los últimos meses al hacer referencia a sus nuevos destructores y al programa para dotarse de dos portaaeronaves con capacidad para operar los F-35B.

Submarinos de ataque

La realidad es que Seúl está rodeado por tres potencias nucleares: China, Rusia y Corea del Norte -este último un país que que le invadió 1950 forzando la intervención internacional-, mientras que por el momento, tanto Corea del Sur como Japón (con tensas relaciones entre ellos, pero ambos aliados firmes de Washington) confían en la disuasión extendida que lleva a cabo el país norteamericano, algo que podría cambiar en el futuro si la actitud estadounidense es más tibia o si un giro político en el país revertiese su «viraje hacia Asia».

Sí hay que tener en cuenta, no obstante, que en fechas muy recientes Pyongyang probó un misil balístico lanzado desde un submarino, aunque en los Estados Unidos aseguraban que más bien parecía haber sido disparado desde una «plataforma marítima» y no desde un submarino. Sea como fuere, la capacidad de lanzar misiles basados ​​en submarinos llevaría el arsenal del Norte a un nuevo nivel, permitiendo el despliegue mucho más allá de la península coreana y una capacidad de segundo ataque en caso ver golpeadas sus bases terrestres.

Corea del Sur aprueba la construcción de tres nuevos destructores AEGIS y tres submarinos

No es, sin embargo, la primera vez que Corea del Sur juega con la idea de dotarse de este tipo de ingenios. El plan para construir tales buques fue lanzado ya en 2003 como parte de su programa de construcción militar a largo plazo. Seúl abandonó el proyecto apenas un año después, en 2004, tras su divulgación en los medios y el consiguiente rechazo de la población. Posteriormente, ya en 2017, el el Ministerio de Defensa surcoreano realizó una investigación sobre el asunto a través de entidades privadas.

Ahora, tras las declaraciones del almirante surcoreano, se especula con que podrían modificar el diseño de sus submarinos de sus futuros submarinos KSS-III (Chang Bo Go-III), que contarán con un desplazamiento de 3.358 toneladas en superficie y una eslora de 83,5 metros, para alojar un reactor nuclear y todos sus sistemas auxiliares. El primero de estos submarinos se espera que entre en servicio a mediados de la próxima década y en medios especializados se habla de un coste por unidad de alrededor de 900 millones de dólares, en su variante convencional. Por el momento, se ha aprobado la construcción de la primera serie, de tres unidades, a la que deberían seguir dos series más hasta completar nueve submarinos.

Corea del Sur tienen demostradas capacidades para la construcción e incluso han diseñado en otras épocas sus propios submarinos. Actualmente los diseños proceden de Alemania, por una cuestión de plazos y costes, pero en un futuro no muy lejano sus planes van por otro camino, como hemos señalado a propósito de los KSS-III. Ahora bien, aunque construir un submarino nuclear no estaría lejos de las capacidades del país, sigue siendo un proyecto ambicioso que no todos han conseguido culminar.

HHI diseñará el futuro buque de salto anfibio surcoreano LPX-II

Países como Brasil o India han tenido notables problemas para llevar a buen puerto programas semejantes. Incluso otros, como la propia España, después de valorar este tipo de propulsión, renunciaron en favor de un sistema AIP debido al altísimo coste tanto de las tecnologías e instalaciones necesarias para su desarrollo y puesta a punto, como político.

Mientras este proyecto se define, la ROKN continúa ganando capacidades oceánicas tras aprobar la compra de tres nuevos destructores KDX-3 Batch-2 equipados con el sistema de combate AEGIS y tres nuevos submarinos.