India aprueba la fabricación de 469 carros de combate T-90MS bajo licencia

Este nuevo contrato elevará la cantidad de T-90 en servicio con la India hasta las 1.500 unidades

T-90MS
  • India aprueba la fabricación de 469 carros de combate T-90MS bajo licencia.
  • El acuerdo con la Fábrica de Vehículos Pesados ​​de Avadi se ha fijado en 2.796 millones de dólares y se espera que los carros sean producidos en menos de cinco años.
  • Este nuevo contrato elevará la cantidad de T-90 en servicio con la India hasta las 1.500 unidades.

Ministerio de Defensa de la India ha firmado un contrato con la Fábrica de Vehículos Pesados ​​de Avadi para producir 469 carros de combate T-90 de diseño ruso, concretamente de la variante MS, la más moderna de esta familia de carros.

El pasado mes de abril el Comité de Seguridad de la India (CCS) había aprobado la adquisición, por un total de 1.930 millones de dólares, de 469 carros de combate T-90MS, una compra que se consideraba vital de cara a un hipotético conflicto con Pakistán, en un momento en el que las relaciones, después de varios años de relativa calma, se habían vuelto una vez más conflictivas, con un enfrentamiento que, en febrero, había costado la pérdida de varios aviones al país.

Carros de Combate y Vehículos Blindados

La adquisición, no obstante, por motivos que se desconocen parece que será notablemente más cara para la India de lo inicialmente previsto, pues los 1.930 millones de dólares calculados inicialmente se han disparado, según el diario The Times of India, hasta los 2.796 millones de dólares, lo que supone un desembolso por carro de alrededor de 6 millones de dólares. Se espera, eso sí, que sean capaces de fabricar hasta 120 vehículos al año, finalizando las entregas en menos de un lustro.

De esta forma, la adquisición de 464 nuevos carros de combate llevaría a India a ser el segundo mayor operador a escala mundial de este modelo, sumando en su inventario más de 1.500 T-90 de diversas clases aunque, curiosamente, Pakistán también está en conversaciones con Rusia para proveerse de este modelo de carro y se prevé la compra de hasta 300 unidades.

¿Sobrevivirá el MBT?

En la actualidad el Ejército Indio utiliza el T-90S bajo el nombre local de Bhishma, un sistema que además es producido bajo licencia en India. El primer lote de licencias fue firmado el 24 de agosto de 2009 siendo los vehículos ensamblados en la Fábrica de Vehículos Pesados ​​de Avadi, en el estado de Tamil Nadu, la misma que se encargaría, según las noticias más recientes, de hacer realidad el último contrato. Se trata de una empresa con una notable experiencia en la fabricación de todo tipo de sistemas terrestres, incluyendo carros T-72 Ajeya, MLRS Akash, obuses, o los carros de combate locales Arjun.

En total, India planea tener 21 regimientos de tanques equipados con el T-90 para 2020, con 45 carros de combate y 17 carros de entrenamiento (y para suplir posibles bajas) por regimiento, sumando así un total de 62 carros cada uno.

Fuerza Aérea Rusa. Un futuro en entredicho

El T-90MS se presentó por primera vez al público en septiembre de 2011. Este «nuevo» carro de combate es, en realidad, una modernización completa del T-90 original, que afecta a todas y cada una de las características básicas del carro, desde el blindaje a los sistemas de puntería, para aumentar su capacidad de supervivencia y su letalidad.

El armamento principal del T-90MS incluye el cañón 2A46M-5 de 125mm, que se beneficia de un nuevo tubo capaz de aumentar si pérdida de rendimiento el número de disparos, gracias entre otras cosas a su sistema de amortiguación.

Las Fake News y su propagación en los parches militares durante el conflicto entre India y Pakistán

El blindaje, por su parte, además de mejorar con la incorporación de nuevos materiales compuestos, se beneficia de la inclusión del sistema de blindaje reactivo Relikt tanto en la parte delantera de la barcaza, como en la torreta. Este blindaje, que reemplaza al conocido Kontakt-5 utilizado en versiones más antiguas del T-90 protege, según sus diseñadores, contra todo tipo de armas contracarro presentes y futuras lo que, si bien es mucho decir, no deja de ser un avance que además ha demostrado ya sus bondades en escenarios como Siria.