El Reino Unido confiará la guerra de minas a sistemas autónomos

El proyecto contará con los buques autónomos RNMB Halcyon y RNMB Hebe, así como con diversos vehículos no tripulados de menor tamaño que los complementarán en sus tareas MCM. En la imagen, el RNMB Halcyon. Fuente - Atlas Elektronik.
  • El Reino Unido confiará la guerra de minas a sistemas autónomos.
  • Durante el próximo año se va a lanzar un programa pionero en el que colaboran la Defence Equipment and Support (DE&S), la propia Royal Navy y la empresa Atlas Elektronik UK (AEUK).
  • El proyecto contará con los buques autónomos RNMB Halcyon y RNMB Hebe, así como con diversos vehículos no tripulados de menor tamaño que los complementarán en sus tareas MCM.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido está avanzando en una serie de planes destinados a desarrollar nuevos sistemas navales autónomos capaces de llevar a cabo las tareas propias de la guerra de minas en tiempos de paz en aguas británicas.

El programa, que se considera pionero, pretende dotar a la Royal Navy con una serie de vehículos de superficie que lleven a cabo el reconocimiento al norte de la línea Dee-Humber, una frontera imaginaria entre ambos ríos situados al oeste y al este del país, respectivamente y que marca la división entre el norte y el sur de Inglaterra. Se espera que la Capacidad Operativa Inicial se alcance para julio de 2020, lo que da una idea de lo avanzado del proyecto.

Armas Autónomas

Este proyecto, denominado «Wilton», está siendo administrado por la Defence Equipment and Support (DE&S) en colaboración con la propia Royal Navy y con la empresa Atlas Elektronik UK (AEUK), que proporciona un buque de superficie no tripulado (USV) ARCIMS de 11 metros de eslora y un bote de trabajo Vahana de 15 metros.

Este último equipado con una estación de control remoto avanzada y con la capacidad de apoyar el despliegue y la recuperación del sonar remolcado y los vehículos operados de forma remota, bien sean de superficie o submarinos. Estas naves se conocerán respectivamente como RNMB Halcyon y RNMB Hebe una vez entren definitivamente en servicio.

Textron y el NSWCDD muestran las capacidades de su nuevo USV para Guerra Expedicionaria

Se prevé que la Capacidad Operativa Inicial se alcance cuando la Royal Navy reciba el conjunto de equipos que incluye las dos naves de superficie autónomas, los vehículos submarinos autónomos (UUV) y los vehículos operados de forma remota (ROV), además de un centro de operaciones portátil y los sistemas de comunicaciones asociados.

Los nuevos buques autónomos, aunque han sido diseñados para operar cerca de la costa, desde donde se controlarán sus actividades, también cuentan con la capacidad de ser desplegados y controlados desde buques mayores, lo que será sin duda el futuro del programa, cuando pasen de realizar operaciones en tiempos de paz y en «aguas tranquilas», a operar de forma autónoma en zonas en conflicto y desde buques de combate de la Royal Navy.

La guerra naval en Yemen

Además de lo anterior, y aunque el objetivo del programa es seguir desarrollando las capacidades autónomas de estos sistemas, el Hebe puede ser operado como un buque tripulado en caso de necesidad, desde el que manejar el Halcyon para extender el rango de operaciones más allá de lo que permite la estación de control basada en tierra, algo que podrá comprobarse sobre el terreno a partir de enero, cuando el Hebe sea entregado a la Royal Navy, junto con un USV Remus 600 que debe complementarlo.