La artillería de Rheinmetall alcanza nuevos records de distancia

Durante una tanda de demostraciones llevada a cabo en Sudáfrica se han logrado alcances de más de 76 kilómetros con la munición V-LAP M9703  y el obús G6

Durante una tanda de demostraciones llevada a cabo en Sudáfrica se han logrado alcances de más de 76 kilómetros con la munición V-LAP M9703  y el obús G6. Fuente - Rheinmetall.
  • La artillería de Rheinmetall alcanza nuevos récords de distancia.
  • Durante una tanda de demostraciones llevada a cabo en Sudáfrica se han logrado alcances de más de 76 kilómetros con la munición V-LAP M9703  y el obús G6.
  • En las pruebas intervinieron obuses Denel G5 y G6, un PzH 2000 de Rheinmetall y el mortero Ragnarok.

Rheinmetall Denel Munition (RDM) ha llevado a cabo en los últimos días una serie de demostraciones en el campo de pruebas Armscor, en Alkantpan (Sudáfrica), en las que se han realizado diversos ejercicios de tiro con municiones de 155mm en los que se han podido constatar las bondades, entre otros, de sus nuevos tubos 39-18 y 52-23. Durante la demostración, RDM estableció lo que se cree que es un nuevo récord mundial, al alcanzar una distancia de 53.917 metros con su munición Assegai M2005 HE V-LAP utilizando el cañón de 39 calibres.

Los sistemas de artillería que participaron en la demostración de disparo incluyeron un cañón JBMoU calibre 39-18, montado sobre un obús remolcado Denel G5; un sistema PanzerHaubitze 2000 (PzH 2000) calibre 52-23 de Rheinmetall Waffe Munition (RWM) procedente de Alemania, un obús autopropulsado G6 calibre 52-25 de Denel y un sistema de mortero MWS120 de 120 mm de Rheinmetall Norway.

Piezas ATP sobre ruedas

En la primera demostración se llevaron a cabo disparos con el Ragnarok, un sistema de mortero de 120 mm totalmente automatizado, con la capacidad de montar una variedad de tubos de 120 mm tanto lisos como estriados. Este sistema de mortero, que cuenta con avanzados sistemas de puntería y corrección de tiro y puede desplegarse tanto sobre el vehículo como sobre el suelo, es capaz de alcanzar distancias de ocho kilómetros.

Posteriormente, el cañón de calibre 39 disparó el proyectil DM121 BT producido por RWM con una carga superior Nitrochemie, alcanzando un promedio de 29.171 metros. La demostración continuó con el RWM PzH 2000 cargado con proyectiles DM121 BT que lograron un alcance de hasta 35.882 metros de media, aunque después se llegó a los 47.374 metros con el proyectil Assegai M0121 IHE BB producido por RDM y el mismo obús. por último, en esta primera ronda de demostraciones y utilizando el obús G5 con el cañón de 39 calibres y proyectiles RDM Assegai M2005 HE V-LAP se registró un impacto a una distancia de 53.917 metros.

Lanzacohetes para el ET español

A partir de este momento, la demostración se realizó más allá de los límites del campo de pruebas de Alkantpan, cayendo los proyectiles sobre los terrenos de las granjas vecinas, después de obtener los permisos pertinentes (y utilizando, claro está, municiones inertes).  Ya libres de limitaciones, el obús autopropulsado PzH 2000 y la munición Assegai M2005-V-LAP lograron un máximo de 66.943 metros, mientras que el obús G6 en combinación con la munición V-LAP M9703 de RDM marcaron un record de 76.280 metros, esto es, aproximadamente 3.000 metros más de lo registrado hasta la fecha.

Hay que señalar que todos los sistemas y municiones empleadas cumplen con los estándares marcados por la OTAN para su uso ordinario, aunque en este caso, al tratarse de demostraciones destinadas a conocer el alcance máximo que podrían tener, se eliminaron algunos procedimientos y limitaciones que permiten, en el día a día, maximizar la seguridad de uso.

La artillería en España

Estas pruebas, en cualquier caso, son representativas de lo que está por venir y es que en las próximas décadas la guerra terrestre estará dominada por la competición de salvas de municiones de precisión de larga distancia para destruir buena parte de la fuerza enemiga, no solo obuses, sino también cohetes y misiles. En este sentido, a pesar de las impresionantes cifras logradas en las pruebas realizadas por Denel y Rheinmetall, lo cierto es que estas paliceden ante iniciativas como el programa estadounidense PRSM, de 499 kilómetros de alcance o los intentos por parte del US Army y las empresas defensa norteamericanas por lograr un cañón con un alcance máximo de nada menos que mil millas.