Airbus y la OCCAR llegan a un acuerdo para aumentar la tasa de operatividad de los helicópteros de combate Tigre

El compromiso asumido sobre el nivel de rendimiento impulsará la tasa de disponibilidad y servirá de apoyo para los helicópteros Tigre durante la próxima década

Helicóptero de combate Tigre. Fuente - Airbus.

 

  • Airbus y la OCCAR llegan a un acuerdo para aumentar la tasa de operatividad de los helicópteros de combate Tigre.
  • El compromiso asumido sobre el nivel de rendimiento impulsará la tasa de disponibilidad y servirá de apoyo para los helicópteros Tigre durante la próxima década.
  • Hoy por hoy se han entregado 183 helicópteros Tigre a Francia, Alemania, España y Australia, que han acumulado ya más de 130.000 horas de vuelo.

Airbus Helicopters y la División Tigre de la OCCAR (Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento por sus siglas en inglés) han firmado un contrato trilateral de soporte global con el objetivo de impulsar la tasa de disponibilidad de los helicópteros Tigre que están en servicio en las Fuerzas Armadas de Francia, Alemania y España. Gracias a este acuerdo de apoyo a largo plazo se garantizará la disponibilidad y el soporte del Tigre durante las próximas décadas.

El contrato cubre elementos críticos como la mejora continua y la atención a la obsolescencia, y también garantiza los servicios de reparación y repuestos gestionándolos con todos los proveedores involucrados. El contrato estipula asimismo soluciones a las necesidades individuales de cada cliente según sus escenarios operativos y de despliegue. En Francia, por ejemplo, el acuerdo garantiza la disponibilidad de las piezas hasta en un 98% y, además, contempla la simplificación de la logística, ya que Airbus Helicopters también se hará cargo directamente del suministro de piezas nuevas, de piezas reparadas y de otros fungibles.

La renovación de los helicópteros en las Fuerzas Armadas

“Estamos orgullosos de proporcionar un apoyo adicional y a largo plazo a los helicópteros Tigre, especialmente cuando algunos de ellos están desplegados de manera continua en importantes teatros de operaciones”, afirmó Bruno Even, CEO de Airbus Helicopters. “Este contrato permite a nuestros clientes planificar sus actividades de soporte de un modo fiable, durante las próximas décadas”.

Hoy por hoy se han entregado 183 helicópteros Tigre a Francia, Alemania, España y Australia, que han acumulado ya más de 130.000 horas de vuelo. El Ejército francés fue el primero en servirse del Tigre en Afganistán en 2009, seguido de los Ejércitos de Alemania y España. El helicóptero sigue demostrando su papel esencial en teatros de operaciones como un helicóptero de ataque altamente versátil, discreto y fácil de manejar.

 

 

La experiencia australiana

Airbus Helicopters ofreció el pasado mes de marzo un acuerdo a Australia con la intención de que sus Fuerzas Armadas mantengan en servicio sus Eurocopter Tigre más allá del año 2040. La oferta fue una respuesta del fabricante europeo ante la Solicitud de Información lanzada por el país en busca de un modelo que cumpla con los requisitos del programa LAND4503, el cual busca, entre otras cosas, soluciones para las futuras necesidades de helicópteros de reconocimiento armado del Ejército.

Airbus, como es sabido, es el fabricante de los helicópteros de reconocimiento y ataque EC665 Tigre que lograron en 2001 un contrato de exportación con Australia en el marco del programa «Air 87 Requirement» y que llegaron al país de las Antípodas a partir de 2004, sumando 22 unidades en total de las cuales 18 fueron ensambladas en el propio país, en las instalaciones que Airbus posee en Brisbane. Así pues, la flota de helicópteros se ha mantenido en servicio, con importantes altibajos, durante 15 años.

Solo cuando Australia se ha planteado seriamente la baja definitiva de sus Tigre mucho antes de lo inicialmente planeado y valora diversas opciones (desde drones a nuevos helicópteros), Airbus Helicopters ha ofrecido un nuevo acuerdo de mantenimiento y extensión de vida que, según la multinacional europea, permitiría mantener en óptimo estado la flota de helicópteros de reconocimiento y ataque aussies y además, ahorrar al contribuyente hasta 3.000 millones de dólares australianos (1.842,30 millones de euros).

En Airbus se han mostrado confiados en que el gobierno australiano recapacite y tome en cuenta su oferta, conscientes de las fortalezas de su producto. Como señaló Andrew Mathewson, Director Gerente de Airbus Australia:

«El Tigre es un helicóptero de reconocimiento armado extremadamente ágil, efectivo y conectado digitalmente. Desde su entrega, el Tigre australiano ha madurado hasta convertirse en un activo militar totalmente operativo, y está integrado en el grupo de armas combinadas. Además, sigue demostrando ser una plataforma adaptable, y ahora es un elemento clave de las capacidades anfibias australianas al operar a bordo de los buques de desembarco helitransportado de la clase Canberra«.

No le falta razón al directivo australiano, pues a pesar de los enormes problemas y sobrecostes que enfrentó el programa en sus primeras etapas, en los últimos años el coste por hora de vuelo de los EC665 Tigre australianos se ha reducido en más del 30 por ciento, y la tasa de éxito al despegue es del 95 por ciento. Estas medidas son reconocidas en Australia e internacionalmente como incomparables, y colocan al Tigre, según su fabricante, en una posición inmejorable para continuar siendo la punta de lanza del Ejército Australiano.