El Ejército del Aire crea el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE)

El 28 de noviembre se publicó en el Boletín Oficial de Defensa la resolución 702/18699/19 del jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, por la que se crea el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE)

Personal del COVE participando en el ejercicio Global Sentinel 2019. Fuente - Ejército del Aire

 

  • El Ejército del Aire crea el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE)
  • El COVE tiene como misión la vigilancia y conocimiento de la situación espacial y la provisión de servicios en apoyo al resto de operaciones que llevan a cabo las Fuerzas Armadas.
  • La misión del COVE es complementaria a la que realizan otras entidades y organismos de carácter civil que desarrollan tareas análogas, como el Centro Español de Operaciones de Vigilancia y Seguimiento Espacial.

El 28 de noviembre se publicó en el Boletín Oficial de Defensa la resolución 702/18699/19 del jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, por la que se crea el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE).

El COVE tiene como misión la vigilancia y conocimiento de la situación espacial y la provisión de servicios en apoyo al resto de operaciones que llevan a cabo las Fuerzas Armadas. Su creación representa un hito fundamental en el proceso de adquisición de la capacidad de vigilancia espacial por parte del Ejército del Aire, iniciado en 2015, cuando asumió el control operativo del radar de vigilancia espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA), ubicado en Santorcaz.

La misión del COVE es complementaria a la que realizan otras entidades y organismos de carácter civil que desarrollan tareas análogas, como el Centro Español de Operaciones de Vigilancia y Seguimiento Espacial (S3TOC por sus siglas en inglés, Spanish Space Surveillance and Tracking Operations Centre). Por ello, se establecerán las relaciones correspondientes, con el fin de contribuir a las capacidades nacionales ya existentes, aumentando la eficacia y eficiencia de los medios disponibles.

El personal del núcleo de creación de la nueva unidad ha venido formándose y capacitándose desde mediados del año pasado, mediante la participación en ejercicios militares de carácter combinado, como es el caso de los ejercicios Global Sentinel, realizados en Estados Unidos, o los ejercicios OTAN de la serie Trident. En ellos se ponen a prueba las capacidades espaciales en el desarrollo y apoyo a operaciones. Igualmente, su personal ha tenido la oportunidad de recibir formación en centros de países aliados y de organizaciones a las que España pertenece.

 

 

Sobre los programas SST y S3T

El objetivo del programa SST «Space Surveillance and Tracking» de la Unión Europea se centra en la creación de un consorcio europeo para el desarrollo de una arquitectura (radares, telescopios y centros de datos) para la protección de la infraestructura espacial.

Por su parte, el programa S3T «Spanish Space Surveillance and Tracking» es un programa de la ESA que con su gestión supervisada por el CDTI posibilitará la creación de una infraestructura nacional que permita la participación española en el consorcio SST y posicionarnos así en el futuro programa «Flagship» SST.

SST es el sistema clave para la protección de la infraestructura espacial realizando funciones de detección y seguimiento e identificación y catalogación de los objetos que orbitan en torno a la tierra, así como los servicios de soporte a misiones, alerta de colisión y reentrada en la Tierra.

El Centro de Operaciones español (S3TOC) comezó a proporcionar servicios en octubre de 2016 y continúa su evolución a nuevas versiones. Dicho centro está ubicado en una unidad dependiente del MACOM en la Base Aérea de Torrejón.

El radar de vigilancia S3T (S3TSR), desarrollado por Indra, ha sido instalado en la Base Aérea de Morón e incluye:

  • Centro de Datos para el procesado de datos y la generación de productos y servicios a los diferentes usuarios.
  • Radares: elemento principal para la detección de la población mayor de objetos espaciales (200-2.000 km). Incluye radares de vigilancia y seguimiento.
  • Telescopios: complemento para la detección de objetos en altitudes mayores (2.000 – 40.000 km).