Los apellidos de la guerra (I)

El conflicto es un fenómeno social dinámico, es decir, inherente a la humanidad y que evoluciona con el tiempo

Bombardeo durante la Guerra de Líbano de 2006. Reuters
Bombardeo durante la Guerra de Líbano de 2006. Reuters

Hoy en día hemos dejado de hablar de guerra por la crueldad que encierra el término en pro de otro mediáticamente más correcto, conflicto.

El conflicto es un fenómeno social dinámico, es decir, inherente a la humanidad y que evoluciona con el tiempo desde una fase temprana donde no suele haber violencia hasta la máxima expresión de violencia que se pueda dar: la guerra.

En la actualidad no se puede hablar del concepto de la guerra sin tener en cuenta la globalización. La globalización es un ingrediente esencial en cualquier relación humana desde finales del siglo XX (pero no necesariamente el más importante).

Todo en esta vida tiene que pasar en la actualidad por el prisma examinador de la globalización, y la globalización es, entre otras cosas, inmediatez.

Las guerras se viven en directo pulsando un botón. Etiquetándolas, a veces, de manera útil, ofreciendo un grado de comprensión, otras veces por esnobismo, o porque mediáticamente envuelven la noticia con más pompa, dándole, aparentemente, una connotación más castrense, tecnológica, quirúrgica o simplemente mayor impacto. O puede que por vanidad, por creer ser los primeros en vivir un fenómeno único y por tanto tener el derecho de bautizarlo con el nombre y apellidos que uno quiera.

La guerra es guerra desde que el hombre habita la tierra y tan cierto es esto como que las maneras de enfrentamiento han ido evolucionando a medida que avanzaban los tiempos. Ha ido evolucionando casi siempre en pro de la tecnología disponible y esto es lo que ha hecho (entre otras cosas) que halla que adjetivar la guerra según la característica preponderante en el seno de la misma. Sea como fuere, los apellidos de la guerra.

 

 

Guerra Convencional

De manera breve, una Guerra Convencional es aquella que enfrenta a dos estados, dos bloques bélicos monolíticos bien diferenciados como ocurrió en el siglo XIX y gran parte del siglo XX.

Los estados dependen de otros estados y las relaciones entre ellos o entre ellos y terceros países pueden generar conflictos, y el miedo a tener que enfrentarse al otro hacen que inviertan en la fuerza. Esta conducta provoca una competencia que hace tender hacia una unificación de medidas entre un estado y otro, generalmente con una misma aproximación tecnológica. Es decir en una guerra convencional se juega a un mismo juego con unas mismas reglas para todos.

Dentro de la guerra convencional podemos incluir la Guerra Civil. Comparte las mismas características que ésta sólo que en lugar de un enfrentamiento entre estados (que también puede ser) el enfrentamiento se produce en el seno del mismo.

Hoy en día el peligro de las guerras civiles está más vivo que nunca y al horror que supone la idea misma de este tipo de enfrentamiento hay que añadirle un componente más: la inclusión de grupos terroristas en alguno de los bandos enfrentados. La no erradicación de estos grupos terroristas hace que viva la posibilidad de que el país no se recupere de la guerra y se convierta en un estado fallido muy difícil de recuperase con posterioridad.

Soldados alemanes marchando sobre Polonia. Foto - Getty Images
Soldados alemanes marchando sobre Polonia. Foto – Getty Images

 

 

Guerra Fría

Brevemente también, la Guerra Fría es un término que no alude expresamente a un tipo de guerra sino que se asocia a una escalada de tensiones, a un enfrentamiento en el modo de vida, a dos maneras de reconstruir el mundo, a las divergencias existentes entre los aliados occidentales y soviéticos de cómo deberían ser las fronteras europeas tras la Segunda Guerra Mundial.

Ser y estar de un modo durante gran parte de la segunda mitad del siglo XX tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial. La Guerra Fría dividía el mundo entre el bloque occidental y el bloque comunista; la OTAN y el Pacto de Varsovia; en definitiva EE.UU y su modelo y la URSS con el suyo.

Fue George Orwell quien acuñó el término de Guerra Fría en su ensayo You and the atomic Bomb (La bomba atómica y usted) en 1945.

La Guerra Fría nunca produjo un enfrentamiento directo entre las dos grandes potencias del planeta: EE.UU y la URSS, este es el principal rasgo característico. Aunque la tensión bélica entre los dos siempre se mantuvo constante o al alza. Hoy se puede afirmar que la Guerra Fría fue el periodo de mayor garantía del no uso de la bomba atómica (aunque no todo el mundo lo comparte), pues todos los esfuerzos de ambos bandos estaban dirigidos a neutralizar al adversario en materia nuclear.

El enfrentamiento indirecto entre los dos bloques fue la característica que prevaleció durante este periodo, (En la segunda parte se analizará la guerra proxy, que tiene mucho que ver con esto del enfrentamiento indirecto) como ejemplo paradigmático la Guerra de Corea que dividió la península en Corea del Norte (comunista) y Corea del Sur (capitalista) por la división del paralelo 38. La frontera más militarizada del mundo (hasta ahora).

Rusia y Europa: ¿Hacia una nueva Guerra Fría?

La guerra de Corea enfrentó a EE.UU y la URSS de manera indirecta por medio del ejército popular chino y comunistas coreanos con ayuda soviética frente a Corea del Sur y tropas estadounidenses en el terreno. La guerra se estancó en 1953 con la muerte de Stallin y hasta nuestros días. Desde ese momento la Guerra Fría adquirió otro cariz con el inicio de la carrera armamentística, cuadruplicando EE.UU su presupuesto de Defensa.

Otros episodios trascendentales de este periodo es el levantamiento del Muro de Berlín en 1961 por parte de los soviéticos que dividía la ciudad de Berlín entre la parte comunista y la de los aliados.

Otro episodio relevante, fue la crisis de los misiles cubanos en 1962, donde EE.UU descubrió silos de misiles soviéticos en Cuba y que dio lugar al bloqueo marítimo del archipiélago.

La carrera espacial tiene especial trascendencia, también fue una manera indirecta de enfrentamiento con el objetivo de dominar el espacio y el temor de iniciar una Guerra de las Galaxias.

No es la intención desarrollar todos los acontecimientos ocurridos durante la Guerra Fría, sino dar a entender que la característica principal que define a la Guerra Fría, fue el enfrentamiento indirecto de dos bloques contrapuestos (que dividían el mundo en dos) que alcanzaba a todas las facetas de la vida, a un modo de vivir, el modo occidental y capitalista, y por otro lado el comunista.

Acerca de Carlos Delgado Fernández 2 Articles
Ingeniero Técnico Industrial y Especialista Universitario en Estudios de Paz, Seguridad y Defensa. Después de haber ejercido varios años como Ingeniero de ILS en la Industria de Defensa, actualmente se dedica a la profusión de la Cultura de Defensa desde el blog "elcaminodelosheroes.com", además de colaborando con diversos medios nacionales de reconocido prestigio.

Be the first to comment

Leave a Reply

No apps configured. Please contact your administrator.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.