La nueva era de la Guerra Híbrida

Los primeros compases de un nuevo tipo de conflictos

Combatientes pro-rusos en el Donbáss
Combatientes pro-rusos en el Donbáss. Foto - Defence Talk

 

La nueva era de la Guerra Híbrida

Los primeros compases de un nuevo tipo de conflictos

 

Por Jesús Rafael Argumosa Pila

 

El primer cuarto del siglo XXI está contemplando una serie de conflictos que está abriendo paso a escenarios de amenazas híbridas que combinan la guerra convencional con la confrontación de carácter asimétrico, con actividades ejecutadas en una dilatada zona gris, con medios militares y no militares, actores regulares e irregulares, estatales y no estatales junto con la manipulación de la información como ventaja estratégica.

 

*

 

Es bien conocido que los instrumentos de poder de una nación son el diplomático, el militar, el económico, el social y el de la información que son el resultado de la suma de todas las potencialidades del Estado y de la sociedad. Por otra parte, la influencia de una nación depende de su capacidad para emplear de forma integrada todos sus instrumentos de poder.

En la actualidad hay un debate intelectual y académico internacional para determinar si el término guerra híbrida significa en sí mismo una innovación en la morfología de las guerras y su forma de desarrollo o si, por el contrario, es sencillamente una derivada en la misma línea que se ha seguido con conceptos o acepciones ya existentes – guerra asimétrica, cibernética, insurgente, irregular, o no convencional, entre otros -.

Hay una frase de Sun Tzu, en su libro Los trece artículos del arte de la guerra, escrito en el siglo V antes de Cristo, que tiene mucha relación con el tema que estamos tratando. Dice así:

“Utiliza generalmente fuerzas directas para iniciar la batalla y fuerzas indirectas para lograr que ésta se decida a tu favor. Los recursos de quiénes son hábiles en la utilización de las fuerzas indirectas son tan infinitos como los de los Cielos y de la Tierra, y tan inagotables como el curso de los grandes ríos”1.

No es difícil aplicar el contenido de esta frase a la situación actual. Las fuerzas directas se entienden claramente que son las militares, es decir, uno de los cinco instrumentos de poder de un país. Las fuerzas indirectas se refieren a los cuatro instrumentos de poder restantes señalados más arriba. Tampoco resulta arduo imaginar que dichas fuerzas indirectas están implícitamente impregnadas del aún incipiente concepto de guerra híbrida en tanto en cuanto forman parte de la diplomacia, de la economía, de la información y del componente social.

Aunque el contenido de la expresión guerra híbrida ya es antiguo, su denominación se remonta a los últimos años del siglo pasado y no fue hasta noviembre de 2005 cuando la designación adquirió carta de naturaleza y un contenido teórico-doctrinal en un artículo del general James N. Mattis y del teniente coronel Frank G. Hoffman, en la prestigiosa revista Naval Institute Proceedings titulado La guerra del futuro: el nacimiento del conflicto híbrido2. Y fue en la Guerra entre Israel y Hezbollah, la llamada Segunda Guerra del Líbano, en el verano de 2006, cuando tuvo lugar su primera manifestación práctica.

Guerra de Líbano 2006
Guerra de Líbano 2006. Fuente – Haaretz

 

( ... )

Si desea leer más, ingrese como usuario registrado.

El resto del artículo es exclusivo para los usuarios registrados y los suscriptores de nuestra revista Ejércitos. Si aún no lo es, suscríbase y acceda a todo el contenido de nuestra web y de nuestra revista en su versión digital.

Acerca de Jesús Argumosa Pila 2 Articles
General de División (r). Fue Jefe de la Escuela de Altos Estudios de la Defensa (EALEDE) del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) desde el 2005 al 2009.