Sistemas de Protección Activa

Sistemas integrados de protección para carros y blindados

Sistema de Protección Activa de Rheinmetall en acción
Sistema de Protección Activa de Rheinmetall en acción. Foto - Rheinmetall

 

Sistemas de Protección Activa

Sistemas integrados de protección para carros y blindados

 

Por Francisco Fernández Mateos

 

Sin lugar a dudas, el aspecto más importante durante el diseño de todo carro y blindado es la protección, tanto en su vertiente pasiva como activa, ya que influirá de manera determinante en el resto de características. Por consiguiente, tendrá que definirse de acuerdo con las necesidades reales y, por lo tanto, con su probable empleo. De hecho, la mayoría de los Ejércitos pueden satisfacer plenamente sus exigencias con vehículos acorazados de protección media.

Antes de continuar, me parece oportuno citar, aunque solo sea de pasada, las amenazas que acechan a los vehículos acorazados en el combate. Son las siguientes: Helicópteros contracarro; otros carros y blindados; misiles de las diferentes generaciones existentes; proyectiles de guía terminal dispersados desde bombas de aviación, misiles, cohetes, granadas de artillería, etc; municiones de racimo dotadas de cargas huecas; minas contracarro, incluidas las modernas de efecto dirigido y las inteligentes, algunas de las cuales disparan potentes proyectiles autoforjados; y armas ligeras como granadas de fusil y lanzagranadas.

Como vemos, la gama de amenazas es tan amplia que resulta prácticamente imposible proteger ningún vehículo frente a todas ellas. De hecho, inmediatamente después de la SGM, se realizaron diferentes estudios que coincidían en distribuir los impactos recibidos por los carros y vehículos acorazados de la siguiente forma: El 48 % en la torre, especialmente en su parte frontal; otro 22 %, en la proa del casco; un 14 % en las zonas superiores delanteras de los laterales del casco; un 7 % en las zonas inferiores delanteras de los laterales del casco; otro 7 % en las zonas traseras de los laterales del casco; y el restante 2 %, entre la panza, techo y parte posterior. En consecuencia, en especial en el caso de los carros, la distribución del grosor y tipo de coraza se ha realizado tradicionalmente de acuerdo a esos estudios que, a lo largo de los años, han sido corroborados en diferentes conflictos posteriores a la SGM. Sin embargo, los avances tecnológicos actuales (municiones de guía terminal y misiles que atacan desde arriba, municiones de racimo de carga hueca, etc) y el uso masivo de otro tipo de ingenios como las cargas explosivas improvisadas (IED) y penetradores formados por explosión (EFP), en los denominados conflictos asimétricos, han dejado sin valor los estudios reseñados, obligando a buscar otro tipo de soluciones que, en los últimos años, están dando lugar a numerosos sistemas de protección activa, a los que dedicaremos este trabajo.

Efecto de una granada de fragmentación del sistema “Iron Fist”
Efecto de una granada de fragmentación del sistema “Iron Fist”

 

 

TIPOS DE SISTEMAS DE PROTECCIÓN ACTIVA

Generalmente, cuando hablamos de estos sistemas, nos referimos a equipos dotados de municiones o módulos explosivos, que reaccionan para interferir o destruir los proyectiles que se dirigen contra el carro o blindado sobre el que están instalados. Sin embargo, en buena lógica, considero que también debemos incluir los diferentes elementos que participen en la protección del vehículo, realizando algún tipo de operación. De ahí que, desde mi óptica personal, crea que también debemos incluir los de defensa NBQ, los anti-explosiones y contraincendios, sistemas terrestres de identificación de objetivos (amigo-enemigo) o BTID (Battlefield Target Identification Devices), así como los detectores de orígenes de fuego, conjuntos de alerta electromagnética, generadores de humo y lanza-artificios, los deslumbradores o inhibidores y los perturbadores.

 

Sistemas de defensa NBQ

En líneas generales, se basan en crear una sobrepresión dentro del vehículo que impide la entrada de partículas contaminadas. Al mismo tiempo, es imprescindible que todo el aire que se introduzca, lo haga a través de uno o varios filtros que lo purifiquen adecuadamente. Obviamente, es fundamental que todas las juntas sean lo suficientemente estancas, lo cual puede presentar algunos problemas. Por ello, lo más rentable es la utilización de filtros y bombas de gran capacidad. En algunos vehículos, como el Centauro, por ejemplo, si la sobrepresión conseguida no es adecuada está previsto que los tripulantes empleen una máscara con la correspondiente toma de aire filtrado.

Los equipos de alerta NBQ pueden ser portátiles, que sólo son accionados cuando existe la sospecha del uso de este tipo de agresivos, o bien, modelos fijos. Estos últimos, están constituidos por una sonda radiológica instalada en el exterior, un panel de control con los circuitos electrónicos y de medida de dosis, y un sistema de alarma luminoso y/o acústico.

Los sistemas de defensa NBQ se basan en crear una sobrepresión dentro del vehículo y en filtrar todo el aire que entra desde el exterior
Los sistemas de defensa NBQ se basan en crear una sobrepresión dentro del vehículo y en filtrar todo el aire que entra desde el exterior

 

Sistemas anti-explosiones y contraincendios

Tanto los sistemas anti-explosiones de la cámara de combate como los contraincendios de la cámara del motor emplean botellas de halóni como agente extintor, pero mientras los primeros suelen disponer de un cable térmico, los segundos cuentan con sensores ópticos (en número variable según el tipo de vehículo) que captan los focos de luz de determinadas longitudes de onda, de manera que el equipo entra en funcionamiento tanto al producirse un incendio como ante una explosión. Este sistema, ideado por los israelíes, ha demostrado una altísima eficacia ante impactos de cargas huecas, ya que actúa con gran rapidez (del orden de 60 milisegundos), aumentando enormemente el grado de supervivencia de los tripulantes.

Los equipos anti-explosiones y contraincendios son muy eficaces frente a ataques con municiones de carga hueca. En la imagen componentes y funcionamiento del sistema israelí “Spectronix”
Los equipos anti-explosiones y contraincendios son muy eficaces frente a ataques con municiones de carga hueca. En la imagen componentes y funcionamiento del sistema israelí “Spectronix”

 

Equipos terrestres de identificación de objetivos BTID.

Los lamentables episodios ocurridos con el denominado fuego amigo especialmente durante las últimas dos Guerras del Golfo, han puesto de manifiesto que la identificación efectuada utilizando los equipos de visión diurnos/nocturnos disponibles, incluidas las cámaras térmicas, no es todo lo eficaz que debiera, bien por falta de experiencia de las tripulaciones, bien por la rapidez con que se producen los acontecimientos, o simplemente porque las condiciones meteorológicas no son favorables (tormentas de arena, niebla, lluvia, nieve, humo, etc). En consecuencia, han cobrado especial interés los denominados equipos terrestres de identificación BTID, que desde hace años vienen estudiándose si bien todavía su uso no es generalizado, ni mucho menos, aunque están siendo desarrollados en diferentes países (Alemania, Francia, EEUU, Reino Unido, etc).

En España, el reto fue recogido por el grupo INDRA que puso en marcha el programa AMIGOSii. En líneas generales, se basa en la arquitectura de tipo Interrogación-Respuesta, común en todos los equipos de identificación. Una plataforma dotada de un interrogador, al detectar un posible objetivo, le envía una señal radioeléctrica con ciertos datos encriptados (interrogación). La plataforma interrogada, si es amiga, dispondrá de un respondedor con los mismos códigos criptográficos, detectará la interrogación y contestará con otros datos también encriptados (respuesta).

El interrogador recibe la respuesta, la decodifica y declara el blanco amigo. Si la plataforma interrogada no dispone de sistema BTID o no posee los mismos códigos, no detectará la interrogación y por tanto tampoco contestará, de manera que el interrogador declarará el blanco desconocido. El sistema trabaja en una banda de frecuencias elevada (alrededor de 37 GHz) y utiliza diversas técnicas de modulación y codificación de la información, que lo hacen especialmente robusto a la detección, explotación e interferencia por parte del enemigo.

En el aspecto operativo, incluye dos modos de funcionamiento: Identificación Corta (Short ID) e Identificación Larga (Full ID). En el primero, el operador sólo recibe información sobre el grado de amistad y distancia del objetivo, mientras que en el segundo también obtiene otros datos sobre la plataforma interrogada (código, tipo, nacionalidad, etc). Para cualquiera de estos modos de identificación, existen además dos opciones de funcionamiento, dependiendo de que la plataforma interrogadora disponga o no de un sistema de puntería (telémetro), llegándose a realizar hasta ocho interrogaciones en menos de un segundo.

Centrándonos en el programa AMIGOS, tiene dos configuraciones: Una para los vehículos o plataformas con capacidad de hacer fuego o destinadas a la adquisición de objetivos, que contarán con un Interrogador-Respondedor Combinado CIT (Combined Interrogator and Transponder), de forma que puedan identificar objetivos e identificarse ante posibles interrogaciones; y otra para las plataformas no armadas pero que puedan estar presentes en un escenario de combate (vehículos logísticos, de transporte, ambulancias…), que solamente montarán un equipo respondedor. Estas dos configuraciones emplearán una serie de elementos comunes: Unidad de Proceso, Transceptor / Antena de Respondedor y Control Remoto. El equipo CIT, además, incluirá un elemento Transceptor / Antena de Interrogador. De todos estos elementos, el control remoto y la unidad de proceso serán colocados en el interior de la plataforma, mientras que el resto se situarán en el exterior.

Las principales características técnicas y operativas del sistema son las siguientes: Probabilidad de identificación correcta, > 98%; alcance del sistema en día claro y bajo visión directa, > 6 Km; duración de la secuencia de interrogación, < 1 segundo; precisión en distancia, < ± 50 metros; discriminación en acimut, < 100 metros a 3000 metros de distancia; interrogaciones o respuestas simultáneas, 3 como mínimo; posibilidad de operación bajo condiciones climatológicas adversas; operación en movimiento, con velocidades relativas entre plataformas de hasta 200 km/h; capacidad de comunicación y operación a través del sistema de mando y control de la plataforma; resistente a la detección, explotación o interferencia por parte del enemigo.

Componentes del sistema “AMIGOS” de la empresa española INDRA
Componentes del sistema “AMIGOS” de la empresa española INDRA

 

Detectores de orígenes de fuego

El éxito cosechado en los últimos tiempos por estos sistemas ha favorecido su proliferación, al tiempo que han visto la luz modelos de muy distintas procedencias, tamaño reducido y eficacia aumentada. En líneas generales, existen tres categorías según se basen en tecnología acústica, electroóptica o radar. Los primeros, que son los de uso más extendido, emplean varios micrófonos de gran sensibilidad con los que, aparte de detectar los disparos y diferenciarlos de sonidos falsos (disparos de fogueo, por ejemplo) son capaces de indicarnos la dirección y distancia del posible francotirador o armas como lanzagranadas o misiles. Aparte del Boomerang norteamericano, que es probablemente el modelo más conocido, podemos citar otros como el Pint Point, SADS, Sniper EGG, Crosshair, PILARw, Avisa de la firma holandesa Microflown, que utiliza una nueva tecnología denominada AVS, etc. Por último, vale la pena destacar el sistema EARS, de dotación en el Ejército norteamericano y que presenta la novedad de que solo dispone de un micrófono omnidireccional, por lo que es de un tamaño muy reducido; en consecuencia, se ofrece como elemento de protección individual, colocado en el casco, por ejemplo. Entre los modelos electroópticos, destacaremos el SpotLite de Rafael que se comercializa en dos versiones, a saber:

  • Modelo portátil (P): diseñado para situaciones estacionarias. Posee un alcance de detección de disparos de armas ligeras de unos 1.000 metros, y un ángulo de cobertura de 48º.
  • Modelo pesado (M): para montar en vehículos que, aparte de cubrir los 360º, también detecta las acciones de otras armas como lanzagranadas, misiles, carros, etc.

Los equipos que utilizan radares aún están en sus inicios, si bien ya existen varios modelos norteamericanos operativos entre los que sobresale la familia BEAM, cuyo modelo 200 tiene un peso total de tan solo 22 kg (6,8 kg el sensor). Mediante barridos del radar láser, que cubren los 360º, es capaz de detectar los filamentos de los sistemas de puntería de cualquier tipo de arma, a una distancia de 1.000 metros, indicándonos las coordenadas GPS del posible agresor. En consecuencia, podemos realizar acciones disuasorias o de ocultación, antes de que se produzca el disparo.

Por último, la agencia europea EDA está desarrollando un sistema multisensor denominado MUSAS, que utiliza una mezcla de tecnologías, de manera que su eficacia, tanto en la rapidez, como en la discriminación y localización precisa de la amenaza, se espera que supere con creces a la ofrecida por los modelos actuales. Por supuesto, suponemos que tendrá un peso y volumen reducidos.

Detectores de orígenes de fuego acústicos “Boomerang” (izquierda) y dos modelos “PILARw” de la firma francesa Metrovib
Detectores de orígenes de fuego acústicos “Boomerang” (izquierda) y dos modelos “PILARw” de la firma francesa Metrovib

 

Detectores de alerta electromagnética, generadores de humo y lanza-artificios, deslumbradores y perturbadores

Cuando un blindado es atacado o detecta que va a serlo en breve, tiene dos opciones básicas: protegerse del posible ataque, o actuar rápidamente haciendo fuego contra los asentamientos de las armas enemigas. En el primer caso, lo más práctico es ampararse en los accidentes del terreno, aprovechando para ello la movilidad y maniobrabilidad del vehículo, por lo que, cuanto más altas sean, más fácil le resultará realizar los movimientos necesarios. Sin embargo, cuando no es posible o no hay tiempo suficiente para ocultarse, todavía tiene otras dos posibilidades: la utilización de humos e intentar desviar o destruir el proyectil enemigo, si dispone de los medios necesarios para ello.

Los principales sistemas para crear cortinas de humo son la generación de humos al escape y el lanzamiento de proyectiles fumígenos (cegamiento) o botes de humo (ocultación). El primero, se basa en la inyección de gasoil puro en el colector de escape, cuya combustión incompleta produce una densa nube de humo blanco. Aunque es de gran eficacia ante los equipos de visión diurnos e, incluso, frente a los intensificadores de luz, no representa ningún obstáculo para las cámaras térmicas. Algo parecido sucede con los proyectiles fumígenos, cuyo empleo también depende de la localización de las armas enemigas. Por el contrario, en el caso de los botes de humo, debemos decir que, con los modernos lanza-artificios, no sólo existe la posibilidad de crear cortinas impenetrables a las cámaras térmicas, sino que también pueden utilizarse diferentes tipos de señuelos, semejantes a los empleados por los aviones, muy útiles para desviar algunas municiones de guía terminal y los misiles con sistemas de guía por infrarrojos.

Detectores electroópticos “SpotLite (P)” israelí (izquierda) y norteamericanos de tecnología láser “Beam 100” y “Beam 200”, que detectan el objetivo antes de efectuar el disparo
Detectores electroópticos “SpotLite (P)” israelí (izquierda) y norteamericanos de tecnología láser “Beam 100” y “Beam 200”, que detectan el objetivo antes de efectuar el disparo

Como ejemplo de lo dicho, citaremos que el sistema francés Galix, adaptable a cualquier vehículo acorazado, consta de los lanzadores orientados según las necesidades, la caja de mando, y los artificios de 80 mm. Inicialmente, fueron desarrolladas siete municiones diferentes, a saber: Fumígena normal (FUM); fumígena de banda ancha o anti-infrarroja (FUM.VIR); antipersonal de efecto dirigido (APDR); antipersonal de autodefensa de muy corto alcance (APTCP); señuelo antimisil de guía IR (LEUR.IR); cohete iluminante (ROQ.ECL); y lacrimógena (LACRY). Además, existen municiones inertes para ejercicio siendo lógico pensar que en el futuro surjan otras nuevas.

Entre los diversos detectores de alerta electromagnética disponibles, cabe destacar los de tecnología láser, que advierten a los tripulantes de que están siendo adquiridos por una dirección de tiro o iluminados por un designador, así como los infrarrojos que detectan las emisiones de calor, como el lanzamiento de un misil, por ejemplo. Algunos modelos montan un dispositivo que indica la dirección y distancia aproximada del objetivo, que debe incluir el correspondiente navegador inercial y/o GPS. Su máxima eficacia se logra cuando están integrados con el sistema de lanza-artificios y funcionan en modo automático de manera que, al detectar una posible agresión, son lanzados los botes de humo y/o señuelos IR en la dirección adecuada.

En cuanto a los deslumbradores y perturbadores, en los últimos años se tiende a diferenciar los primeros, destinados únicamente a distorsionar los mecanismos de guía de los misiles, de los perturbadores que, utilizando láseres de alta energía, deben ser capaces de destruirlos actuando sobre el misil o sobre el propio lanzador.

Un caso especial lo representan los inhibidores, como el Clipeus de Indra que es usado por el Ejército español, y cuya finalidad está dirigida a impedir la activación a distancia de cargas improvisadas IED, situadas en las proximidades de las carreteras o puntos de paso obligado. Es decir, forman un escudo protector en los alrededores del vehículo. Como son bastante voluminosos y disponen de varios elementos (cuatro bases de antena, unidad central de proceso y cuatro módulos amplificadores adicionales), antes de instalarlos es conveniente tener en cuenta los espacios a reservar en el vehículo, así como las necesidades de alimentación, canalizaciones de cableado, etc.

El “Arena” fue desarrollado con una tecnología totalmente distinta a la del “Drozd”
El “Arena” fue desarrollado con una tecnología totalmente distinta a la del “Drozd”

 

 

SISTEMAS INTEGRADOS DE PROTECCIÓN

Los rusos fueron los pioneros en este campo con la introducción del sistema 1030M Drozd en el carro T-55 AD, allá por el año 1983. En líneas generales, estaba constituido por dos sensores o radares de ondas milimétricas colocados en los laterales de la torre y 4×2 lanzadores de cohetes de 107 mm. Proporcionaba protección en un arco frontal de 4×20º = 80º y vertical de -6º a +20º, ante ataques de proyectiles de una velocidad comprendida entre 70 y 700 m/sg que, no olvidemos, suponen aproximadamente entre el 60 y el 70 por ciento de las amenazas reales. Los cohetes, de 9 kg de peso, disponían de una probabilidad de interceptar las amenazas previstas del 70%.

En los años 90, apareció el sistema de ayudas defensivas Shtora-1 que fue acoplado en el T-80 UK y T-90. A diferencia del Drozd carece de proyectiles defensivos, pero incluye, junto a los detectores de alerta y lanza-artificios, dos perturbadores encargados de distorsionar las señales de guía de los misiles. Posteriormente, como sucesor directo del Drozd, aparecieron el Drozd-2, el Arena-Eiii y, en fechas más recientes, el Afghani, montado en el nuevo carro T14 Armata.

“Armata” dotado de 2x5 lanzacohetes defensivos del completo sistema “Afghani” y 2 baterías de lanza-artificios “NII Stali” en soportes orientables
“Armata” dotado de 2×5 lanzacohetes defensivos del completo sistema “Afghani” y 2 baterías de lanza-artificios “NII Stali” en soportes orientables

Siguiendo el ejemplo ruso, los principales Ejércitos y empresas del sector han desarrollado programas de protección que, aparte de detectores de alerta y lanza-artificios, cuentan con deslumbradores y perturbadores y, en muchos casos, granadas, cohetes o módulos defensivos o de contramedidas, instalados a veces en soportes orientables. Entre los primeros, encontramos los modelos MUSS alemán, Strike, ALWACS (deslumbrador) y ARPAM israelíes, KBCM (Kit Básico de ContraMedidas) y Cerberus franceses, MCD (Dispositivo de Contramedidas Antimisil) norteamericano, Dazzler chino (perturbador láser de alta energía), Varta ucraniano (similar al Shtora-1), etc, mientras que los segundos están representados por numerosos proyectos, entre los que cabe destacar el AMAP-ADS, y AWISS alemanes, ADS chino, APS (Sistema de Protección Activa), FSAP, SLID, IAADS, Iron Curtain, FSEWS Sheriff, TRAPS, y CICM norteamericanos, Shark francés, Iron Fist, Bright Arrow, Tityus y Trophy israelíes, Scudo italiano, Szerszen polaco, serie LEDS sueca, CARD suizo, DAS surcoreano, y Zaslon ucraniano, algunos de los cuales han sido abandonados y otros han derivado en nuevos proyectos más complejos y eficaces, especialmente para luchar contra proyectiles de alta velocidad como los de energía cinética (flecha).
Aunque sea a título meramente anecdótico, a continuación, haremos un breve repaso de los sistemas más completos y que nos parecen más interesantes, dejando aparte los detectores de alerta, deslumbradores, perturbadores, lanza-artificios, etc, que pueden acoplarse perfectamente en cualquier sistema. Son los siguientes:

  • Drozd-2.- Apareció como sustituto del Drozd, con un peso total de unos 800 kg. Dispone de dos sensores de ondas milimétricas colocados en los laterales de la torre, y un total de 18 tubos lanzacohetes que cubren los 360º (18×20º) y un arco vertical de -6º a +20º. Cada cohete de 107 mm pesa 19 kg y dispone de una potente carga de fragmentación que puede destruir proyectiles que se aproximen al vehículo a una velocidad de 50 a 700 m/sg.
  • Arena y Arena-E (versión exportación).- Está formado por un radar doppler de gran tamaño, una calculadora y 20 paneles o módulos explosivos de fragmentación, situados alrededor de la torre, que cubren ángulos superpuestos de 30º, y alcanzan un total de 270º alrededor del blindado. Detectado el proyectil enemigo, a unos 50 metros, el sistema tarda solamente 0,07 sg en actuar y la carga fragmentada del módulo correspondiente hace explosión, destruyendo el blanco con una elevada probabilidad. En el caso de que la carga más adecuada ya se haya empleado, el sistema activará alguna de las colaterales. Como principal inconveniente, la carga fragmentada crea una zona peligrosa de 20-30 metros alrededor del vehículo. Hasta el momento, ha sido instalado en los carros T-72 y T-80, así como en el vehículo de combate BMP-3. Además, algunos de sus elementos fueron probados en los prototipos del carro surcoreano K2 Blackpanther, si bien el radar fue sustituido por otro de menor tamaño.
  • Afghani.- Basado en cierta medida en el Shtora-1, ha sido instalado de serie en el T-14 Armata. Cuenta con un radar doppler y diez contenedores para municiones defensivas (seguramente, cohetes), 5 a cada lado de la torre, en la parte inferior, que cubren un ángulo de 195º. En consecuencia, si la amenaza detectada está fuera de ese ángulo, el sistema mueve la torre (realmente es una estación de armas de control remoto no tripulada) de forma automática, a una velocidad de unos 45º por segundo, hasta la posición adecuada. Al parecer, al igual que el Shtora-1, cuando detecta el disparo de cualquier arma, calcula la posición del asentamiento y le hace un disparo de cañón, aunque probablemente no lo haga con mucha precisión. A pesar de que el constructor asegura que tiene capacidad para destruir proyectiles de hasta 2.000 m/sg, lo cierto es que no sabemos con certeza hasta qué punto es eso cierto o, en el mejor de los casos, con qué probabilidad puede destruir un proyectil flecha, por ejemplo, de 1.800 m/sg. Por otra parte, si los fragmentos producidos durante la explosión forman, como se cree, un ángulo de 30º, es bastante dudoso que proporcione seguridad frente a ataques por el techo.
  • AMAP-ADS (Advanced Armour Protection System – Active Defence System).- Fue diseñado a partir de 2001 por la firma alemana IBD, experta en el desarrollo de todo tipo de protecciones para blindados, pasando a pertenecer (al 74%) a Rheinmetall Defence, en 2011. Hasta la fecha ha sido instalado, al menos en los siguientes vehículos:
    • Familia Scorpion CVR (T) de BAE Systems (Reino Unido).
    • Blindado diésel o híbrido SEP 8×8 de BAE Systems (Suecia).
    • Vehículo de combate de infantería CV9040 de BAE Systems (Suecia).
    • Carro ligero CV90120-T de BAE Systems (Suecia).
    • Transporte de personal M-113 de BAE Systems (Noruega).
    • Vehículo ligero Iveco LMV 4×4 (Italia). Variante para vehículos ligeros que es similar al Shark.
    • Blindado 8×8 AMV de Patria (Finlandia).
    • Blindado ligero de reconocimiento 4×4 (Reino Unido). Misma versión que el LMV 4×4.
    • Transporte acorzado de personal Fuchs 1A8 6×6 de Rheinmetall (Alemania).
    • Vehículo de combate de infantería Marder 1A3 de Rheinmetall (Alemania).
    • Blindado 8×8 alemán Boxer del consorcio ARTEC.
    • M1117 ASV Guardian de Textron Marine and Land Systems (EEUU).
    • Vehículo articulado de montaña Bronco de STK (Singapur).

Según todos los indicios, ha sido fabricado en serie, como mínimo para el Bronco y, probablemente, la versión para vehículos ligeros en varios modelos de Singapur. De hecho, el modelo Shark, comercializado en Francia por Thales y montado en el transporte de personal VAB 4×4 de Renault, es derivado de esa misma variante para ingenios ligeros.

En líneas generales, el sistema está formado por los siguientes elementos: Varios sensores electroópticos alrededor del casco, unidad electrónica de control, unidad auxiliar de potencia, caja de mando y control, y módulos explosivos de contramedidas. Para minimizar los daños colaterales, las cargas explosivas no son de fragmentación, sino que, muy probablemente, utilicen una especie de penetradores múltiples formados por explosión (MEFP). El tiempo de actuación del sistema se sitúa en torno al milisegundo y crea un espacio de protección de 360º y de unos 10 metros alrededor y por encima del vehículo. Además, si un módulo ya ha actuado, el siguiente ataque será repelido por uno de los módulos situados en su proximidad.

Módulos activados del sistema “AMAP-ADS” colocado en el blindado “SEP” 8x8 sueco
Módulos activados del sistema “AMAP-ADS” colocado en el blindado “SEP” 8×8 sueco

En el modelo normal, que puede instalarse en unas dos horas y pesa entre 145 y 500 kg, tanto los sensores como los módulos explosivos van adosados al casco del blindado, destruyendo los proyectiles a unos 2 metros de distancia. Por su parte, en el diseñado para vehículos ligeros y en el Shark, van situados en una estructura colocada sobre el techo, y actúan muy cerca del vehículo, con la explosión dirigida hacia el suelo.

Actualmente, la empresa Rheinmetall comercializa el sistema ADS, que ya ha sido instalado en varias configuraciones de carros Leopard y presta servicio en una “flota” de carros Leopard 2 de un usuario asiático.

Hoy por hoy, NO es cierto que el ADS sea capaz de ofrecer una protección efectiva contra munición flecha. Hasta ahora, el sistema solamente es capaz de detectar y realizar un “tracking” de amenazas de este tipo y, aunque se han desarrollado contramedidas efectivas contra penetradores KE, esta capacidad no se ha demostrado en un sistema integradoiv. ADS estima que en un plazo de 2 años sean capaces de desarrollar esta capacidad. En líneas generales, las ventajas del sistema radican en:

  • Capacidad “multihit”, incluso batiendo objetivos de forma simultánea.
  • Posibilidad de combatir amenazas lanzadas a distancias reducidas, no superiores a 10 metros.
  • La escasa potencia de emisión del radar, que evita los problemas de compatibilidad electromagnética en operaciones realizadas con varios vehículos en convoyv, ofrece además una distancia de seguridad para el personal, con el radar activado, de tan solo 10 cm.
  • El reducido consumo de energía del sistema, tanto en modo de escaneo (unos 300 w) como en modo de activación de sensores del perímetro y contramedidas (600 w), facilita su integración en todo tipo de vehículos.
  • Al actuar a distancias muy próximas al blanco, presenta una mayor eficacia para desechar los proyectiles que no impactarán en el vehículo, no lanzando por consiguiente las municiones defensivas.
  • Por último, es obligado citar su gran modularidad, que favorece la integración de los sensores y contramedidas en vehículos tan diferentes como el LMV Lince, RG.31, Pizarro, Leopardo y, desde luego, el futuro VCR 8×8.
“Trophy UltraLigero” o “ASTRO-A-LU” montado en un “M-ATV” norteamericano.
“Trophy UltraLigero” o “ASTRO-A-LU” montado en un “M-ATV” norteamericano.

 

Entre estos sistemas cabe citar los siguientes:

  • AWISS .- Fue diseñado por la firma alemana Diehl como protección frente a lanzagranadas tipo RPG y similares, así como misiles de cualquier generación, es decir, contra municiones de velocidad limitada. Básicamente, está constituido por cuatro sensores (radares que trabajan en la banda Ka) distribuidos por el techo del vehículo, que cubren los 360º (4×95º), y uno o dos lanzadores triples y orientables (360º) de municiones de fragmentación. Esas municiones tienen un peso de 3,5 kg, una velocidad de 180 m/sg, y reaccionan en unos 350 ms desde que el objetivo es detectado, interceptándolo a unos 10 metros del vehículo. Por supuesto, al disponer de lanzadores orientables, tienen una excelente capacidad para actuar frente a proyectiles de ataque vertical. Aunque ha sido probado sobre un carro Leopard 2, con lanzadores cuádruples, no tenemos constancia de que haya sido adoptado para ningún vehículo concreto.
  • IAADS (Integrated Army Active Defense System).- Desarrollado inicialmente para los blindados del programa FCS o Future Combate System, se dio por finalizado cuando fue cancelado aquél, si bien, al igual que otros proyectos, sirvió de base para posteriores programas como el CCIM (Combat Systems Close-In-CounterMeasure). Realmente era un programa muy completo, que debía contar con dos fases, la primera para luchar contra objetivos de baja velocidad, y la segunda contra todo tipo de amenazas, incluidos los proyectiles de carga hueca y los de energía cinética. En resumen, podemos afirmar que era un sistema integrado de protección que comprendía todo tipo de detectores de alerta con lanza-artificios de funcionamiento automático, deslumbradores y perturbadores, varios tipos de sensores o radares de detección de amenazas y, por supuesto, municiones de contramedidas. Solo nos consta que fue realizado un prototipo para pruebas sobre un blindado Bradley.
  • Iron Curtain.- Diseñado por la firma norteamericana Artis, para ser instalado en vehículos de tipo ligero y medio, es un sistema económico y sencillo, que está constituido por un radar que trabaja en la banda C y un conjunto de cargas y sensores ópticos, situados en un soporte que rodea el techo del vehículo, del que sobresalen lo suficiente para actuar hacia el suelo, justo antes de que el proyectil impacte en el vehículo. Ha demostrado ser eficaz contra granadas de baja velocidad, incluso si disponen de cargas huecas en tándem, siendo ofrecido para diversos vehículos ligeros como el Hummer, el nuevo JLTV, el M-ATV, toda clase de MRAP e, incluso, el LAV III/Stryker. Actualmente se encuentra en fase de pruebas y validación.
  • Trophy.- La versión original ASTRO-A (Armoured Shield PROtection) de este producto de la empresa israelí Rafael, fue el primer sistema de su categoría que entró en servicio tras los modelos soviéticos y rusos, estando plenamente operativo con los carros Merkava 3/4 y, probablemente, en otros vehículos israelíes. De hecho, tenemos constancia de su versión ligera o ASTRO-A-L fue instalada sobre blindados M-113 y la ultraligera o ASTRO-A-UL sobre otros vehículos ligeros como el Hummer y el Wolf, ambos de configuración 4×4. Además, sirvió de base para el sistema norteamericano Sheriff Full Spectrum Effects Weapon System (Sheriff FSEWS), que integra otros elementos para detección de disparos, deslumbradores y perturbadores, detectores de alerta, etc.
    • El modelo básico ASTRO-A dispone de un radar con cuatro antenas repartidas por la torre o casco del vehículo y dos lanzadores de municiones defensivas retráctiles, orientables y de recarga automática, que cubren los 360º y el techo del vehículo. Las municiones, que utilizan tecnología EFP (probablemente MEFP o múltiple EFP), han demostrado ser eficaces contra todo tipo de granadas de baja velocidad (misiles, lanzagranadas…), incluso con dobles cargas en tándem, así como frente a los proyectiles de carro de carga hueca (HEAT). Sin embargo, su uso contra proyectiles de energía cinética o flecha, parece ser que, por el momento, no es todavía aceptable, aunque se espera que lo sea en un breve plazo. El peso total del conjunto alcanza los 770 kg.
    • El modelo ligero o ASTRO-A-L es menos pesado (456 kg) que el básico y se diferencia de él en que las municiones son más pequeñas y se recargan de forma manual. Por último, el sistema ultraligero o ASTRO-A-UL tiene las cargas y sensores ópticos instalados alrededor del techo, como en la mayoría de los sistemas para vehículos ligeros.
“ADS” de factura china, cuyas características principales son desconocidas por el momento
“ADS” de factura china, cuyas características principales son desconocidas por el momento
  • Iron Fist.- Estudiado por la empresa IMI para dotar a vehículos de todas las categorías, ha sido instalado en el carro Sabra (M-60 modernizado), transporte de personal M-113, vehículo ligero Hummer, blindado de combate pesado Namer, y blindado VAB 4×4 francés. Según el fabricante, el modelo normal es eficaz contra todo tipo de proyectiles, si bien su capacidad contra los de energía cinética es limitada, aunque disminuye su poder de penetración. Básicamente, está formado por un radarvi con cuatro antenas que cubren los 360º, varios sensores ópticos (IR) y dos lanzadores orientables con dos tubos para municiones defensivas, que pueden actuar en un ángulo de 270º, cada uno, e incluyen un perturbador láser de alta energía. Por supuesto, al igual que todos los sistemas, dispone de la correspondiente unidad de control. Tiene un peso total de unos 400 kg, aunque la versión ligera instalada en el Hummer sólo alcanza los 200 kg, y cuenta con un lanzador y dos antenas de radar; además, solo tiene capacidad para actuar contra proyectiles de baja velocidad, como los misiles y lanzagranadas RPG o similares.
    La variante denominada Bright Arrow, es idéntica a la normal, pero incorpora una RCWS con una ametralladora de 12,70 ó 7,62 mm que, al ser detectada una amenaza, se orienta automáticamente hacia el origen del fuego enemigo, con la idea de poderlo neutralizar rápidamente.
  • Scudo.- Este proyecto de la empresa italiana Oto Melara, fue financiado parcialmente por el Ejército italiano, con la finalidad de que pudiera detener ataques con municiones de baja velocidad (lanzagranadas tipo RPG y misiles contracarro), así como otros proyectiles de cañón de velocidad media. Además, debería integrarse al mismo tiempo que otras mejoras en la coraza, así como un kit de contramedidas electrónicas y lanza-artificios. Hasta la fecha, tenemos constancia de que fue construido un prototipo sobre un vehículo de defensa antiaérea Draco de la fmilia Freccia 8×8, dotado de una RCWS con cañón automático de 76 mm. En líneas generales, el sistema está formado por un radar de doble frecuencia que trabaja en la banda X, uno o dos lanzadores con 6 tubos de cohetes de 70 mm con carga de fragmentación (varios miles de bolas de tungsteno), así como sensores ópticos IR y módulos explosivos de 15 kg, también de fragmentación, colocados alrededor de la torre o casco del vehículo. Estas últimas cargas han sido estudiadas especialmente para luchar contra los proyectiles lanzadas a corta distancia, como pueden ser los RPG. Para ello, tienen un tiempo de reacción de 15 ms, actúan a distancias de 6 a 15 m y cubren los 360º en azimut y 23º en elevación. Por su parte, el radar y los lanzacohetes orientables van instalados en el techo de la torre o casco (2 en el caso del carro Ariete) y, según la amenaza, se le pueden disparar uno o dos, dotados de espoleta de proximidad y con una probabilidad de impacto del 90% a distancias entre 30 y 100 metros.
  • DAS (Defensive Aids System).- Instalado en el carro K2 Blackpanther surcoreano, es probable que, como ya expusimos, utilice algunos de los elementos del Arena-E ruso, si bien el radar 3-D que emplea es totalmente distinto. Además, dispone de un lanzador orientable con varios tubos para cohetes de 70 mm, con un tiempo de reacción estimado de 0,3 a 0,4 sg y, por lo que puede adivinarse de las fotografías existentes, es seguro que integra otros equipos como detectores de alerta láser e IR, perturbadores, lanza-artificios, etc.
  • LEDS (Land Electronic Defence System).- Utilizando su amplia experiencia en el diseño y fabricación de sistemas aéreos de guerra electrónica, la firma sueca Saab Avitronics ha desarrollado una completa familia de equipos de protección activa que, con el nombre genérico de LEDS, dispone ya de los siguientes modelos:
    • LEDS 50: Modelo básico de la serie, está formado por un controlador activo de defensa (ADC) y una serie de detectores de alerta láser e IR con cobertura semiesférica, utilizando para ello cuatro sensores LWS-310 o uno compacto del tipo LWS-500. Opcionalmente, fue estudiado para acoplarlo al sistema de gestión del campo de batalla del vehículo, e integrarlo con equipos de conciencia situacional (visión perimetral de 360º), lanza-artificios como el Galix francés, antiexplosiones y contraincendios, deslumbradores y perturbadores, etc. Obviamente, ofrece la posibilidad de que funcione de forma manual o automática. Hasta la fecha, ha sido adquirido por el Ejército holandés para los vehículos de combate CV9035 Mk III. Ofrece una gran eficacia contra proyectiles de baja velocidad como lanzagranadas, misiles contracarro y granadas de artillería.
    • LEDS 100: A diferencia del anterior, este modelo incorpora un GPS, sensor de viento, sensor/radar de localización y seguimiento, y un lanzador orientable y de alta velocidadvii para 6 municiones Mongoose 1 de diseño sudafricano, estudiado para destruir proyectiles disparados a corta distancia del vehículoviii. Puede actuar frente a numerosos tipos de amenazas como lanzagranadas, misiles contracarro, cañones sin retrocesoix, y artillería, realizando la interceptación a unos 5 metros del vehículo y provocando reducidos daños colaterales. Además, gracias a sus diferentes sensores y su controlador, decide qué artificios de humo o señuelos, así como municiones defensivas se disparan, teniendo en cuenta las condiciones del viento, movimiento del vehículo y dirección de la amenaza.
    • LEDS 150: Esta versión fue seleccionada por la firma suiza MOWAG de General Dynamics-European Land Systems, tras probar un total de 20 modelos de APS de todo el mundo, para ser instalado en sus blindados Piraña IIIC y, más recientemente, en el Piraña V. Con respecto a su antecesor, dispone de dos lanzadores Mongoose 1, situados sobre la torre del vehículo, lo que aumenta su capacidad y rapidez para actuar en los 360º. También fue instalado en el transporte de personal CV90 Armadillo.
    • LEDS 200/300: Actualmente en fase de desarrollo y validación, el modelo 200 estará destinado a destruir amenazas múltiples, mientras que el 300 está siendo estudiado principalmente para interceptar proyectiles de energía cinética. Para ello, monta hasta 4 sensores de detección y seguimiento MCTS-300, que cubren los 360º y el techo del blindado, y poseen capacidad para localizar la amenaza a unos 1.000 metros, de manera que pueda ser destruida a 150.
      En resumen, la familia LEDS incluye una amplia gama de equipos de protección activa que cubren todas las necesidades posibles, especialmente las de los vehículos más ligeros del espectro. Además, han sido concebidos para integrarse con los equipos anti-explosiones y contraincendios, de manera que también puedan atajar los fuegos secundarios producidos por los IED, minas, o cualquier otro tipo de artefacto.
  • Zaslon.- Ha sido diseñado para dotar tanto a los carros como a cualquier tipo de blindado e, incluso a instalaciones fijas, frente a proyectiles muy diversos de velocidades comprendidas entre los 70 y los 1.200 m/sg, es decir, prácticamente todos los proyectiles excepto los de energía cinética o flecha de los carros, para los que ya se están estudiando posibles mejoras. Con respecto a la mayoría de los sistemas descritos, el Zaslon tiene la ventaja de que cuenta con una serie de módulos autónomos que contienen dos lanzadores de municiones defensivas, con el sensor/radar de localización y seguimiento entre ellos. Cada uno de estos módulos pesa entre 50 y 130 Kg, y cubre un arco horizontal de 150º a 180º, y vertical de -5º a +20º; además, para cubrir el techo del vehículo, el módulo puede colocarse de forma vertical. Obviamente, podemos colocar los módulos que consideremos oportuno, alrededor de la torre o casco del vehículo, para ampliar más o menos el espacio a cubrir. El tiempo de reacción del sistema es de tan solo 0,01 ms, lo que permite que, una vez detectada la amenaza, sea confirmada por el radar correspondiente a unos 2 metros del vehículo, y destruida a tan solo 20 cm, usando una de las granadas prefragmentadas del módulo más adecuado. Por supuesto, el Zaslon puede acoplarse a otros equipos defensivos, incluido el sistema de ayudas defensivas Varta. Además, dado su carácter modular y autónomo, es posible instalarlo para proteger instalaciones fijas como almacenes, puestos de mando, centros de transmisiones, etc.
CV90 “Armadillo” con el sistema “LEDS 150”
CV90 “Armadillo” con el sistema “LEDS 150”

 

Protección Adaptiv

Por último, aunque es una tecnología de nuevo desarrollo de BAE System, por lo que todavía falta bastante tiempo para que pueda entrar en servicio, creo que la tecnología Adaptiv tiene un futuro muy prometedor. De hecho, ya se han realizado dos prototipos de carros ligeros que la han utilizado, uno derivado del CV90120 sueco, y otro (PL 01) construido en Polonia usando tecnología Stealth. Básicamente se basa en recubrir todo el blindado con una serie de placas hexagonales que pueden ser calentadas. Mediante el correspondiente ordenador, es posible decidir cuánto y qué placas deben calentarse, formando una determinada silueta, por ejemplo, de un camión o un vehículo ligero. Incluso, es factible que se confundan con el entorno, de manera que el vehículo se vuelva realmente invisible para las cámaras térmicas que, no olvidemos, son utilizadas por la inmensa mayoría de direcciones de tiro de carros, blindados, helicópteros, etc.

Prototipo de carro ligero polaco “PL01, que también incorpora la nueva tecnología “Adaptiv”
Prototipo de carro ligero polaco “PL01, que también incorpora la nueva tecnología “Adaptiv”

 

 

RESUMEN Y CONCLUSIONES

  • Sin lugar a dudas, la protección es la característica que más influye en el desarrollo de cualquier carro o blindado, ya que afecta enormemente al resto de características.
  • La variedad de amenazas es tan amplia que ningún vehículo puede estar perfectamente protegido contra todas ellas. Sin embargo, las nuevas municiones (guía terminal y de racimo, EFP, IED, etc) no permite proteger los vehículos con la fórmula tradicional, es decir, teniendo en cuenta la posibilidad de recibir impactos de las distintas zonas.
  • En consecuencia, durante los últimos años se están desarrollando diferentes sistemas de protección activa que, desde mi punto de vista, además de los equipos que disponen de municiones o módulos explosivos de contramedidas, también debemos incluir los de defensa NBQ, los anti-explosiones y contraincendios, los terrestres de identificación de objetivos (amigo-enemigo) o BTID, así como los detectores de orígenes de fuego, conjuntos de alerta electromagnética, generadores de humo y lanza-artificios, los deslumbradores o inhibidores y los perturbadores.
  • En resumen, aunque ya existen diversos sistemas plenamente operativos, su alto precio actual dificulta la adquisiciónx, por lo que todavía habrá que esperar algún tiempo hasta que su uso sea generalizado. De hecho, para que sea realmente eficaz, habrá que adoptar verdaderos sistemas integrados de protección, que incluyan todos los equipos citados en el párrafo anterior.

 

 

VÍDEOS RELACIONADOS