El museo de los vehículos blindados de Saumur

Le Musée des Blindés de Saumur

El museo de los vehículos blindados de Saumur. Foto - Yago Rodríguez Rodríguez
El museo de los vehículos blindados de Saumur. Foto - Yago Rodríguez Rodríguez

 

El museo de los vehículos blindados de Saumur

Visita obligada

Por Yago Rodríguez Rodríguez

Tras visitar el Musee des Blindees de Saumur, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que se trata de uno de los museos de blindados más interesantes de Europa, y probablemente, del mundo. La visita de por sí merece la pena, pero nosotros te vamos a contar algunos secretillos que te permitirán mejorar la experiencia.

De entrada, el entorno es privilegiado. La pequeña y bucólica ciudad de Saumur se ubica en pleno valle del Loira, por lo que aparte del museo, podremos disfrutar de una urbe con mucha historia a sus espaldas.

El museo es mastodóntico, y en total cuenta con más de 800 vehículos motorizados, de los que aproximadamente tres cuartas partes se encuentran almacenados y desgraciadamente no son accesibles para el público, además un puñado de vehículos de la exposición están en el taller, donde el personal del museo recibe apoyo de los voluntarios de cara al mantenimiento.

 

 

PARA APROVECHAR LA VISITA

Los días en que hace más sol el museo recibe menos visitas, por lo que este tipo de jornadas son ideales para los amantes de los carros. Dispondremos desde las 9:30 hasta las 18:00 para hacer la vista, no hay restaurante ni bar, pero sí una salita con mesas para comer y máquinas expendedoras, por lo que si se quieren aprovechar las ocho horas y media recomendamos llevar un bocadillo.

Aunque no se trata de toquetearlo todo, ya que al fin y al cabo se trata de un museo, es cierto que podremos tocar, comprobar el ánima y en definitiva tener algo más de libertad que en otros museos similares, además algunos modelos de municiones inertes están a mano del visitante, para que este pueda comprobar su peso y su forma.

Como los depósitos del museo están repletos de carros, hay algunos vehículos no restaurados en el exterior por eso es recomendable dedicar unos minutos antes de entrar al museo a conocer los recovecos accesibles que hay en los alrededores, y en los que se almacenan colecciones de AMX-13, Sherman anfibios, artillería autopropulsada GCT de 155 mm, T-72M, y muchos otros vehículos sin restaurar, que son apasionantes.

Al final de la última sala de exposición, hay varios vehículos abiertos en los que se puede entrar, además en esa misma sala, a mano derecha hay una habitación para los niños con un par de blindados, uno antiaéreo y otro de transporte de tropas, en los que también nos podremos montar.

A lo largo del museo hay curiosidades muy llamativas, por ejemplo hay un trozo cortado de coraza del King Tiger, misiles contracarro soviéticos, o cañones sin retroceso como el SPG-9, además si nos fijamos podremos ver impactos de fusilería en varios de los vehículos ¡Aquí sólo os apuntamos algunos, el resto deberéis descubrirlos vosotros mismos!

  • Carro Armato M15/40.
  • Semovente 75/18.
  • Panther
  • SdKfz.4/1 con el lanzacohetes Nebelwerfer.

Además, podremos encontrar impactos de cañones contracarro en el Hummel, y en el Jagdpanzer IV/70A, que incluso tiene un proyectil de 75 mm atrapado en el blindaje, que penetró, pero que no atravesó.

Por último, queremos dejar una selección de diez vehículos raros e interesantes que se pueden ver en Saumur:

  • Merkava (Israel)
  • Dos prototipos del Leclerc (Francia)
  • Lanzamisiles táctico nuclear Pluton (Francia)
  • Prototipo del Leopard 2 (Alemania)
  • Char B1 (Francia)
  • King Tiger (Alemania)
  • Saint-Chammond (Francia)
  • Panzer II Ausf. L “Luchs” (Alemania)
  • Conqueror (Reino Unido)
  • Bergepanther (Alemania)

En realidad, la colección es soberbia se mire por donde se mire, y sin duda merecen la pena dos días de visita para los más meticulosos. La única pega es que en la tienda de regalos no encontraremos nada en otro idioma que no sea el francés, aunque si hablamos dicho idioma encontraremos joyitas que merecen la pena.

 

 

INFORMACIÓN ÚTIL

El personal del museo tendrá en todo momento un trato correcto, pero si queremos hacer preguntas técnicas convendrá que nos dirijamos a los guías, que son quienes realmente conocen la historia de los carros.

Son muy recomendables las visitas guiadas, que son gratuitas, pero que sólo están en francés. Duran del orden de hora y media, y los guías a veces también responderán preguntas planteadas en inglés. No obstante, este tipo de visitas sólo están disponibles en verano, durante los meses de julio y agosto. Si está interesado pregunte en recepción o escriba a la dirección “museedesblindes@wanadoo.fr”

El horario va de 9:30 a 18:00, aunque puede haber ligeras variaciones de media hora en función de la época del año, y del día de la semana.

Los precios por persona figuran en este enlace, y conviene decir que en teoría, para poder tomar fotografías es necesario pagar un suplemento de 5€, lo bueno es que nos podremos mover con mucha libertad para obtener las fotos ansiadas.

El museo tiene el recorrido lineal que detallamos a continuación:

  • Sala de la Primera Guerra Mundial: los modelos franceses de la PGM, incluyendo algunos vehículos únicos, como la versión de mando del Renault FT-17, el Schneider o el rarísimo Saint-Chammond.
  • Sala alemana: incluyendo una amplísima gama de carros de combate, de cañones, artillería autopropulsada, cañones de asalto, cazacarros, y hasta carros de reconocimiento o vehículos de transporte blindados. Todo lo que un amante de la SGM podría desear: desde los Tiger con zimmerit hasta los Jagdpanther, pasando por el Raketenwerfer 43 o por el Panzer IV con blindaje de rejilla.
  • Habitación italiana: donde se incluyen un cañón de asalto, un carro de combate y un cañón Oto Melara Modelo 56, como los que mantiene en servicio nuestro ejército.
  • Sala francesa: una amplia gama de material francés de la SGM, imprescindible para comprender la campaña de Francia de 1940, destacando algunos carros como el Somua, el R-35 o el gigantesco Char B1, entre muchos otros.
  • Sala de los aliados: una sala repleta de vehículos, la mayor parte de ellos británicos y norteamericanos, pero también hay un SU-100 y un KV-1 soviéticos. Aquí encontraremos los típicos Sherman, o los icónicos Matilda, pero también otros vehículos mucho menos conocidos, como algunos blindados de reconocimiento de la SGM.
  • Sala soviética: incluye toda clase de material soviético/chino de la Guerra Fría, desde lanzacohetes RM-70 hasta carros de combate T-54 o vehículos de transporte de personal BMP-1 y BTR-70 u otras rarezas como el BOV-3 yugoslavo armado con el cañón triple Zastava M55A4 de 20 mm, una versión del FlaK alemán del mismo calibre.
  • Sala del ejército francés: aquí encontraremos la mayor parte del material que desde los años 50 hasta ahora ha empleado el ejército francés, incluyendo algunos prototipos apasionantes, como el AMX-40, el ARL-44, un AMX-30 por control remoto, así como una amplia gama de vehículos de reconocimiento sobre ruedas, como el EBR-90, el AML-90 o el AMX-10, y hasta un MEPHISTO con misiles HOT, entre muchos otros. Una de las piezas más destacadas es el lanzamisiles nucleares Pluton.
  • Sala del material occidental: aquí podremos encontrar desde los míticos Patton y Centurion, hasta el Panzer 61 suizo, el tanque “S” sueco, el Conqueror, el Scorpio, y reseñablemente dos prototipos, uno del Leopard 1 y otro del Leopard 2, ambos muy interesantes. Otros carros destacados por su rareza son el Kanonenjagdpanzer y el Merkava.

Todo el museo está aderezado por vitrinas que contienen equipos concretos del carro o de sus tripulantes: desde gafas de visión nocturna, hasta un completo inventario de radios de todas las épocas, también encontraremos vitrinas con municiones y explosivos inertes muy didácticos, y hasta con algún proyectil de 120 mm que los visitantes podrán coger junto a uno de los prototipos del Leclerc, en la sala del ejército francés.

 

 

CONCLUSIÓN

Si puede visitar Saumur, no lo dude, la visita merecerá la pena, la ciudad tampoco le defraudará, y además es un lugar tranquilo incluso en los días mas ajetreados, por lo que podrá disfrutar la visita y detenerse en cada detalle. La colección de piezas es grande y buena, y el material está en buen estado, además los alrededores del museo guardan en sus recovecos numerosos blindados que le dan mucho sabor a este interesantísimo museo. ■

 

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA

 
 
 

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 11 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, es la persona que está detrás del Blog Mister X. Es autor de numerosos artículos en diversos medios, así como del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga". Además, es socio fundador de "Icarus Drones"