El museo de los vehículos blindados de Saumur

Le Musée des Blindés de Saumur

El museo de los vehículos blindados de Saumur. Foto - Yago Rodríguez Rodríguez
El museo de los vehículos blindados de Saumur. Foto - Yago Rodríguez Rodríguez

 

El museo de los vehículos blindados de Saumur

Visita obligada

 

Por Sergi Trufault

 

Tras visitar el Musee des Blindees de Saumur, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que se trata de uno de los museos de blindados más interesantes de Europa, y probablemente, del mundo. La visita de por sí merece la pena, pero nosotros te vamos a contar algunos secretillos que te permitirán mejorar la experiencia.

De entrada, el entorno es privilegiado. La pequeña y bucólica ciudad de Saumur se ubica en pleno valle del Loira, por lo que aparte del museo, podremos disfrutar de una urbe con mucha historia a sus espaldas.

El museo es mastodóntico, y en total cuenta con más de 800 vehículos motorizados, de los que aproximadamente tres cuartas partes se encuentran almacenados y desgraciadamente no son accesibles para el público, además un puñado de vehículos de la exposición están en el taller, donde el personal del museo recibe apoyo de los voluntarios de cara al mantenimiento.

 

 

PARA APROVECHAR LA VISITA

Los días en que hace más sol el museo recibe menos visitas, por lo que este tipo de jornadas son ideales para los amantes de los carros. Dispondremos desde las 9:30 hasta las 18:00 para hacer la vista, no hay restaurante ni bar, pero sí una salita con mesas para comer y máquinas expendedoras, por lo que si se quieren aprovechar las ocho horas y media recomendamos llevar un bocadillo.

Aunque no se trata de toquetearlo todo, ya que al fin y al cabo se trata de un museo, es cierto que podremos tocar, comprobar el ánima y en definitiva tener algo más de libertad que en otros museos similares, además algunos modelos de municiones inertes están a mano del visitante, para que este pueda comprobar su peso y su forma.

Como los depósitos del museo están repletos de carros, hay algunos vehículos no restaurados en el exterior por eso es recomendable dedicar unos minutos antes de entrar al museo a conocer los recovecos accesibles que hay en los alrededores, y en los que se almacenan colecciones de

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.