Proyectiles tipo flecha

Penetradores cinéticos

Carro de Combate M1A1 Abrams disparando durante unas maniobras con fuego real en Djibuti
Carro de Combate M1A1 Abrams disparando durante unas maniobras con fuego real en Djibuti. Foto - USMC

 

Proyectiles tipo flecha

Penetradores cinéticos

 

Por Yago Rodríguez Rodríguez

 

Los proyectiles de tipo flecha, también conocidos como penetradores cinéticos o “KE” por sus siglas en inglés son la munición más eficaz en el combate entre blindados. Su capacidad de penetración reside en un dardo de un material muy denso que es lanzado a altísima velocidad. En general, la munición tipo flecha comparte muchas cosas con los proyectiles disparados desde armas ligeras, como pueden ser fusiles o pistolas, aunque su distinto tipo de blanco diferencia claramente a las municiones penetradoras antimaterial y las balas convencionales.

Dentro de la función masa x velocidad2 resulta obvio que la velocidad será el elemento más importante, ya que se entiende que existe una relación más o menos directa entre esta y la energía medida en julios que es, en última instancia, lo que suele decidir lo que un proyectil puede o no puede hacer.

A la hora de efectuar un disparo de un proyectil flecha intervienen diversos factores. En primer lugar, el propelente, que, en función de la cantidad, de la calidad y del tipo de combustión -lenta o rápida-, ofrecerá unas u otras capacidades.

A su vez. existe una íntima relación entre el propelente y el cañón. Así pues, si el primero es de mala calidad y tiende a dejar restos en el cañón, tenderá a favorecer un mal funcionamiento. Además, si se emplea demasiado propelente se tenderá a desgastar y finalmente a reventar el tubo. Por el contrario, un ánima de mayor calidad permitirá introducir mayores cargas propelentes y tener una vida útil también mayor, mientras que si el ánima está desgastada o tiene fisuras debido a una mala fabricación afectará negativamente al lanzamiento del proyectil aumentando su dispersión.

La longitud del cañón permite preservar la energía del propelente. Además, el propio propelente impone ciertas servidumbres, pues cuanto más potente es más largo debe ser el cañón en tanto la combustión es más lenta.
En cuanto al dardo, este solía ser de acero hasta los años 50, fecha a partir de la cual se comenzó a emplear el tungsteno, que era más duro y denso. Finalmente se desarrolló el uranio empobrecido, aunque su coste convertía a esta munición en escasa. En cualquier caso, no todos los diseños se basan en un sólo material, sino que a veces combinan una punta de acero y un núcleo de tungsteno, por ejemplo, aunque son muchas otras las combinaciones posibles.

Componentes de un proyectil tipo flecha
Componentes de un proyectil tipo flecha

El único elemento que no tiene la misión de penetrar en un dardo son sus aletas traseras, que sin embargo deben resistir una fricción altísima con el aire, motivo por el cual se producen con titanio, que es ligero y a la vez resistente.

( ... )

Si desea leer más, ingrese como usuario registrado.

El resto del artículo es exclusivo para los usuarios registrados y los suscriptores de nuestra revista Ejércitos. Si aún no lo es, suscríbase y acceda a todo el contenido de nuestra web y de nuestra revista en su versión digital.

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 11 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, es la persona que está detrás del Blog Mister X. Es autor de numerosos artículos en diversos medios, así como del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga". Además, es socio fundador de "Icarus Drones"