BMPT “Terminator” II

Protección, logística, uso y evaluación del BMPT

Detalle del frontal y los bajos de un BMPT en Army 2016. Foto - Sputnik

 

BMPT “Terminator” II

Protección, logística, uso y evaluación del BMPT

 

Por Yago Rodríguez Rodríguez

 

El BMPT Terminator o Tanque de Combate de Infantería (Боевая машина поддержки танков) es uno de los diseños de vehículo blindado más interesantes desde la Segunda Guerra Mundial, ya que va contra todo lo que se supone que se debe hacer un vehículo de este tipo: ni homogeneiza, ni reduce el número de tripulantes, ni es barato, ni es polivalente.

El Ramka o Terminator, como es popularmente conocido, ha supuesto un nuevo flujo de ideas que han dado vida a un concepto de vehículo que, lejos de ser fantasioso o esperpéntico, representa una apuesta basada en las últimas experiencias de guerra híbrida y combate urbano que bien podría ser imitada en el resto del mundo.

Aunque al principio la diferencia entre los VCI (Vehículos de Combate de Infantería) y los MBT (Main Battle Tank o Carro de Combate Principal) estaba clara, con el tiempo ciertos escenarios y filosofías exigieron la construcción de nuevos vehículos a medio camino entre los anteriores. Vehículos que combinaban el blindaje del MBT con el armamento del VCI o incluso con simples ametralladoras.

Los únicos que en algún momento han seguido una filosofía de diseño que ha dado resultados con ciertas semejanzas al BMPT han sido los israelíes, quienes en su obsesión por ahorrar bajas a su pequeño país ya habían hecho que los carros Merkava tuvieran capacidad para transportar infantería, y que han diseñado APC (Armoured Personnel Carrier o Vehículo de Transporte de Infantería) pesadamente blindados como el Nagmachon, basado en la barcaza del Centurión, el Azcharit, basado en el chasis de los T-54/55 capturados a Egipto y Siria, y por último el más moderno Namera, basado en el Merkava y que incluso cuenta con el APS Trophy (Active Protection System o Sistema de Protección Activa)

Esta nueva saga de vehículos que ya no se pueden considerar meros VCI y van un paso más allá son conocidos como AIFV (Armoured Infantry Combat Vehicle o Vehículo Acorazado de Combate de Infantería) por sus siglas en inglés, sin embargo en el caso ruso creemos que el término AIFV no sería correcto, ya que los AIFV tienen capacidad para transportar infantería, requisito que no concurre en el BMPT Terminator, por lo que sería más correcto hablar de una especie de Carro de Asalto o CA, que es como nos referiremos a él en adelante.

BMPT-72 en el Desfile del Día de la Victoria
BMPT-72 en el Desfile del Día de la Victoria. Foto – Vitaly Kuzmin

 

 

PROTECCIÓN

La barcaza de los BMPT está fabricada a partir de los T-72B. Ahora bien, hay diferencias importantes entre el blindaje de los primeros T-72B y los últimos, como el T-72B obr.1989G, aunque nosotros entendemos que lo más normal es que se hayan usado las barcazas de las variantes más avanzadas.

Contrastando algunas informaciones ya aparecidas en el foro ruso Otvaga que posteriormente se han mostrado ciertas y teniendo en cuenta que los datos nos parecen factibles, los T-72B obr. 1989G tendrían en el glacis un grosor de entre 200 y 250 mm y el blindaje estaría compuesto de varios materiales que incluirían sobre todo acero homogeneizado y acero de alta densidad. En conjunto, ambos materiales equivaldrían a más del 70% de la masa del blindaje y se combinarían con capas de aire, materiales antiradiación, gomas especiales y quizás algún tipo de blindaje cerámico. La inclinación es de 21,5º (± 1º) y teniéndola en cuenta el grosor del glacis es de entre 440 y 550 mm.

Estamos hablando del blindaje de base, pero hemos de tener en cuenta que sobre él se ha instalado blindaje reactivo Relikt, que está ubicado en todo el glacis. Ahora bien, la sección superior del glacis en el caso del Terminator-3 y de algunos BMPT-72 ha recibido un nuevo tipo de blindaje aunque a la vez se mantiene una parte del Relikt, lo que no deja de ser sorprendente.

Es importante destacar que a lo largo de la Guerra del Golfo de 1991 la aparición de la gama de proyectiles penetradores cinéticos M829 hizo que en Rusia se pusieran las pilas para mejorar la capacidad de los blindajes ERA frente a proyectiles cinéticos, ya que la protección explosiva hasta ese momento se había centrado esencialmente en proyectiles de CSR, RPG y ATGM.

En aquellos años, los primeros T-90 recibieron el flamante ERA Kontakt-5, que en teoría mejoraba la capacidad frente a munición AP y a principios del nuevo siglo Rusia presentó el Relikt ya con alguna capacidad para disminuir la penetración de un proyectil del tipo flecha, así como también contra proyectiles HEAT de 120 mm, aunque la medida en que los afecta nos es totalmente desconocida.

En conjunto, la zona frontal del Ramka debería estar protegida hasta 1-1,5 Km contra las municiones cinéticas de los años 90 y contra cualquier ATGM occidental que no tenga un modo de ataque top-down.

La mayor parte de los flancos también están protegidos por un faldón de paneles ERA más delgados, lo que se puede deber a problemas para soportar su peso, aunque también puede deberse a que se ha comprobado que para cumplir los objetivos no hace falta un diseño más pesado.

La salida de gases del BMPT se ubica en el lado izquierdo, y siguiendo las últimas tendencias en disposición de módulos de blindaje, tiene una rejilla en esta zona, ya que esta forma de protección permite que la salida de gases respire a la vez que está protegida frente a ciertos tipos de proyectiles, principalmente frente a granadas contracarro. No obstante, mientras que el BMPT-72 cubre con rejilla también la zona equivalente a la salida de gases al otro lado de la barcaza los otros BMPT sólo usan la rejilla en la salida de gases.

En la zona en la que hay blindaje reactivo se podría esperar que proteja frente a granadas-cohete PG-7 y PG-9 de CSR y es posible que también puedan con un ATGM sin cabeza en tándem de generaciones anteriores, como un Milan F1 o un 9M111, pero esto último es más dudoso.

La protección de rejilla también ha sido instalada en zonas con un blindaje muy delgado, como en la parte trasera de la barcaza o en la superestructura de la misma. Esta rejilla debería poder parar sobre todo proyectiles más pequeños como granadas de carga hueca de 40 x 46 mm, o granadas-cohete PG-7, pero contra algo más potente probablemente no ofrezca muchas garantías de éxito.

Los BMPT-72 tienen la suerte de tener una superestructura más pequeña y mejor ideada sobre la barcaza, lo que ha permitido protegerla mediante la adición de un cinturón de módulos de blindaje de distintos grosores que van alrededor del anillo de la estación de armas.

 

Disposición interna

La supervivencia del BMPT debe ser muy superior a la de cualquier otro carro en servicio, ya que en caso de penetración las principales causas de baja son las explosiones secundarias que afectan a la munición del cañón principal, en cuyo caso se produce una deflagración catastrófica que a menudo mata a toda la tripulación y deja irrecuperable al vehículo.

En el caso del BMPT la munición que resulte alcanzada no tendrá apenas riesgo para los carristas, a no ser que salvo en el caso de las granadas AGS-17 en cuyo caso el aislamiento y el sistema contraincendios deberían reducir mucho los daños.

Los 850 disparos de 30 mm se encuentran en su mayoría a lo largo de las columnas de la estación de armas y lo mismo ocurre con los 2000 cartuchos de la ametralladora y con los misiles Ataka-T, no obstante es cierto que hay 300 granadas de 30 x 39 mm a cada lado de este CA, aunque también están almacenadas en su propio compartimento.

El único riesgo que persiste es el del combustible, pero normalmente éste otorga a la tripulación el tiempo necesario para abandonar el vehículo, ya que sólo un impacto directo provoca su explosión.

Disposición interna del BMPT
Disposición interna del BMPT. Imagen – Alexey Khlopotov

 

Sistema de Protección Activa (APS)

Todos los BMPT comparten un mismo APS ligero capaz de alertar de una amenaza y de arrojar humo para facilitar la supervivencia. Además, el APS es capaz de localizar la fuente de origen del láser. La mayor parte de los componentes de este APS proceden del Shtora-1 que fue introducido a finales de los años 80. En concreto, los BMPT han recibido los receptores láser de precisión del sistema TShU-1, los cuales cuentan con dos dispositivos que cubren el arco frontal del CA.

Nos hemos referido a los anteriores como receptores de “precisión” porque no sólo permiten conocer la existencia de un láser enemigo apuntando al vehículo o la dirección general de la que dicho láser procede, sino que además pueden detectar con bastante precisión el origen exacto, lo que permite reaccionar en cuestión de segundos ante cualquier amenaza, todo lo cual plantea varios inconvenientes para un enemigo que utilice marcadores o telémetros láser.

En cada uno de los pilares sobre los que se erige la estación de armas existen dos receptores láser más pequeños y simples que también pertenecen al sistema TshU-1 y que miran hacia la zona lateral-delantera y lateral-trasera respectivamente. Obviamente, en el otro lado del vehículo hay otros dos dispositivos iguales- Estos últimos son diferentes a los que forman parte del más moderno TShU-1M de los T-90A.

La idea es que el sistema avise al comandante de que está siendo fijado y este pulse un botón que gire la estación de armas en dirección a la amenaza. Simultáneamente puede lanzar humo para ocultar al vehículo, lo que puede ser combinado con maniobras evasivas por parte del conductor que en tal caso deberá actuar casi de forma casi instintiva.

El sistema tiene varias carencias y debilidades. En primer, lugar tal y como están diseñados los sensores, sobre todo los laterales, el BMPT difícilmente detectará un láser que le esté apuntando desde arriba. En segundo lugar, el Terminator no tiene torreta, por lo que lo único que estará expuesto será la barcaza, y en este caso no siempre dará tiempo para girarla y encarar la amenaza. Esto se une al hecho de que si alguien ha disparado un ATGM contra el BMPT, obviamente, es porque toda la barcaza está expuesta.

Por todo lo anterior nos parece que lo más importante para sacarle partido a este APS ligero será el uso de los lanzaartificios en combinación con las maniobras del conductor.

 

Humos

Todos los Ramka disponen de un total de doce lanzaartefactos de 81 mm, con seis a cada lado que están orientados para cubrir un arco de unos 140º alrededor del CA.

Los humos usados pueden ser de varios tipos incluyendo fumígenos IR de varias clases y para distintas distancias. Así, por ejemplo, el PD-1M que comercializa una empresa polaca puede llegar a los 300-350 metros, mientras que el GD-1M actúa entre los 40-60 metros con una persistencia de 80 a 120 segundos, aunque en realidad, los artificios usados por los rusos, y en particular los 3D17 tienen unas características mucho menos impresionantes y su persistencia se reduce a apenas 20 segundos.

Los Terminator tienen la capacidad de generar su propio humo inyectando combustible en la salida de gases, una capacidad a la que los rusos le sacan mucho partido y que resulta muy práctica, particularmente en escenarios urbanos.

 

Otros

Además de los sistemas defensivos ya citados, en el Ramka se pueden encontrar los siguientes:

  • Sistema Contraincendios: Desgraciadamente no existen registros gráficos del interior del Ramka, pero podemos asumir que como en todo lo demás ha bebido del T-72B, por lo que entendemos que contará con sensores térmicos diseñados para inundar el compartimento de combate en cuestión de segundos y que para ello es muy probable que se use el gas Halón que elimina el oxígeno para extinguir el fuego. No obstante, su uso eficaz exige de gran entrenamiento y obliga a los carristas a mantener la calma, ya que si por lo que sea una escotilla queda abierta y penetra el oxígeno, el Halón no hará su trabajo. En otras palabras, si hay fuego los carristas tendrán que encerrarse con él y aguantarlo hasta que se extinga, algo nada fácil de hacer.
  • Pala: Como buen sucesor de los T-72, el BMPT cuenta con una pala bajo el glacis que se encarga de enterrar la parte frontal baja de la barcaza. Cuando no está desplegada ofrece blindaje adicional.
    Protección de los misiles: En el Terminator-1 se cometió la imprudencia de dejar los misiles Ataka a la intemperie, lo que dejaba estos muy expuestos al fuego de fusilería y a la metralla, tan propias del campo de batalla y que fácilmente habrían dañado a los misiles. Este defecto ha sido corregido en la estación de armas del BMPT-72 que dispone de un par de contenedores dotados de una capa de acero que aumenta su seguridad en el campo de batalla.

 

Ocultación

Cualquiera que lea mis artículos verá que le presto mucha atención a este apartado y es que, en mi opinión, la supervivencia y la capacidad de combate de las unidades acorazadas en condiciones de inferioridad aérea dependen definitivamente de esta característica, a la que hasta hace no tanto se le había prestado poca atención, algo que miles de carristas han pagado con sus vidas, particularmente en Iraq tanto en 1991 como en 2003.

Desgraciadamente, la furtividad nunca ha sido contemplada como uno de los requisitos principales para el diseño de un carro de combate. No obstante es cierto que a medida que pasa el tiempo los diseñadores le prestan más atención a estos elementos e idean pequeñas mejoras que ayudan a ocultar los vehículos frente a los sistemas ISR enemigos algo que afecta a la inteligencia táctica y estratégica sobre el campo de batalla.

En primer lugar los faldones, aunque sólo sean ligeros ayudan a reducir enormemente la firma térmica, que hoy por hoy es la más importante. Además, en el caso de los BMPT-72 se ha añadido un dispositivo para redireccionar hacia abajo las emisiones de la salida de gases que al salir calientes revelan la posición del carro y de esta forma la posibilidad de llamar la atención disminuye. La UPA (Unidad de Potencia Auxiliar) también contribuye indirectamente a este propósito.

El armamento está bien ocultado, ya que por ejemplo los AGS-17 cuentan con una lona que reduce la visibilidad del cañón cuando se calienta al disparar. Es el mismo sistema que se ha usado en el BMPT para los cañones gemelos, mientras que en el caso de los Terminator-2 y Terminator-3 se ha añadido un soporte que aumenta la precisión y reduce la firma térmica de los cañones, a lo que hemos de sumar las bocachas apagallamas que han sido añadidas a los 2A42 y a la PKMT.

En el caso de los misiles, tanto el Terminator-2 como el Terminator-3 los llevan en unos contenedores metálicos que deben reducir la firma térmica del misil al ser disparado, aunque de todas formas esto es más un efecto sobrevenido de buscar una funda que protegiera a los misiles de los elementos del campo de batalla que de la búsqueda de un diseño furtivo.

Ahora bien, existe un pequeño defecto en el diseño, y es que las vainas de los proyectiles de 30 mm salen despedidas en grandes cantidades cuando los 2A42 abren fuego y caen en cascada en una suerte de canasta de gran tamaño ubicada en la zona trasera del carro de asalto. Dado que cada una de estas vainas tarda un tiempo en enfriarse, son una fuente de calor fácilmente discernible.

Tampoco ayuda la tradición rusa de no usar zapatas de goma, ya que estas ayudan a reducir la firma sonora del carro y por ser un material no conductor probablemente también limitan el su visibilidad térmica.

En cuanto al camuflaje tradicional, por ahora hemos observado tres clases distintas:

  • Una ideada para climas áridos con un esquema de tres colores, a saber crema, naranja y negro, que es la que ha sido usada en Siria y la que presumiblemente ha adquirido Argelia.
  • Los esquemas estándar en el ejército kazajo y en el ruso, que consisten en un mono-tono verde oscuro en el primero y en un camuflaje con varias tonalidades de verde en el segundo
  • Los BMPT-72 presentados en diversas ferias con un camuflaje urbano con tonos oscuros en los que domina el gris oscuro y el gris claro con algunas vetas de amarillo muy suave.

Además, en el caso de Siria, en la base aérea de Himeimim el BMPT-3 presentado a Assad llevaba una red de camuflaje que parecía ser convencional, pero que quizás también tuviera capacidades de ocultación al estilo del famoso Barracuda sueco desplegado en Afganistán.

Disposición interna del BMPT
Disposición interna del BMPT. Imagen – Alexey Khlopotov

 

 

OTROS EQUIPOS

Radio

Los BMPT llevan equipada una radio R-168-25UE-2 de dos transceptores comercializada por Radiozavod. Esta opera en VHF, entre los 30 y los 107,975 MHz y posee un salto de frecuencia de 25 KHz. La potencia de salida es modulable y puede ir desde los 40 hasta los 0,125 vatios y su alcance es de 17 Km en modo digital y de 20 Km en modo analógico. Ahora bien, con dos antenas puede alcanzar 35 y 40 kilómetros respectivamente.

La R-168 posee un software de corrección automático para eliminar toda clase de ruidos, tanto aquellos que proceden de la naturaleza como aquellos generados por unidades de guerra electrónica enemigas. Igualmente tiene un sistema para enmascarar todo lo verbalizado a través de la radio, para dificultar aún más la intercepción y desencriptación de las comunicaciones.

 

Accesorios de ingenieros

Uno de los escenarios más típicos en los que se espera operar un BMPT es en el urbano, un tipo de entornos se caracterizan por la gran cantidad de obstáculos fruto del derrumbamiento de edificios y del uso masivo de la artillería y de la aviación. Además, los defensores a menudo realizan demoliciones para crear posiciones defensivas y campos de tiro ventajosos, por todo ello el Ramka se ideo para poder llevar el mismo instrumental de ingenieros que los T-72.

Todos los aparatos de este tipo que se le añaden al BMPT tienen por finalidad facilitar la movilidad frente a los obstáculos artificiales o naturales que se presenten, de ahí que una de las mejoras que se ofertaban junto a este CA fuera la de una pala muy útil para desmantelar barricadas, despejar vías y para desenterrar y apartar minas contracarro enemigas.

Junto a las palas como la KMT-8 o el KMT-10, entendemos que es muy probable que los barreminas de rodillo o de cadenas que cada vez se ven menos puedan ser desplegados gracias a los BMPT, aunque es cierto que estos aparatos limitarían su movilidad.

 

Otros aspectos

A finales de junio de 2017 las fuerzas rusas desplegadas en la base aérea de Himeimim hacían una presentación de vehículos militares al presidente de Siria Bashar al-Assad. Entre varias novedades, le mostraron el BMPT-3 Terminator-3 el más avanzado de todos los CA y el que iba a recibir el Ejército Ruso.

Unos días después empezaron a aparecer imágenes de varios BMPT-3 desplegados en una zona de operaciones muy cercana a Palmira donde por aquel entonces se libraba una importante batalla contra Estado Islámico.

Las fotografías que aparecieron en la red mostraban BMPT-3 en orden de combate. Ya no estaban “de bonito” y la suciedad y el uso se apreciaban por todo el vehículo mientras los soldados rusos sin camisetas se dedicaban a hacer labores de mantenimiento.

A estos Ramka se les habían añadido dos nuevos elementos de protección: En primer lugar alguna clase de blindaje en la zona frontal y en segundo lugar la mayor parte de la zona lateral de la barcaza había sido cubierta por una serie de módulos de protección adicionales cuyo contenido se desconoce, aunque hay quien ha preguntado por estos y los soldados rusos le han respondido algo que bien podría ser falso, y es que según ellos esos módulos contienen una especie de cubiteras en las que se introduce arena o tierra a presión para obtener una densidad muy alta.

Sea como fuere, de lo que sí podemos estar seguros es de que los BMPT-3 tripulados por carristas rusos han entrado en combate contra ISIS en la zona de Palmira y que ninguno de ellos ha sido destruido.

BMPT Terminator
BMPT Terminator

 

 

LOGÍSTICA

En conjunto, el BMPT con los faldones desmontados tiene una anchura de 3,37 metros y una longitud de 7,2 metros, e incluyendo la estación de armas tiene una altura de 3,44 metros, por lo que en caso de tener que ser transportado ocupará una superficie de 24,26 m2 y necesitará una altura mínima de 3,4 metros.

El peso del Terminator y del Terminator-3 es de unas 44 toneladas, mientras que el Terminator-2 es algo menos pesado, y debe rondar las 40-43 toneladas. Eso sí, en orden de combate su masa aumenta otras 4 toneladas en concepto de municiones, combustible y hombres. Con todos los datos anteriores concluimos que un avión de transporte de la RuAF An-124 puede transportar tres BMPT totalmente equipados. Respecto al peso del combustible, el BMPT puede llevar en su interior hasta 1200 litros de combustible y además puede añadir dos bidones externos con capacidad para 400 litros extra.

En cuanto al nivel de homogeneización con los vehículos más populares que sirven en la Federación Rusa, como son los T-72B3 y los T-90, el BMPT comparte todos los elementos de movilidad y la mayor parte de los elementos de protección con aquellos. Sin embargo es en la potencia de fuego donde aparecen las principales diferencias, ya que mientras cualquier carro ruso emplea proyectiles de 125 mm, cartuchos de 7,62 x 54 mm y misiles Svir, los Ramka usan proyectiles de 30 mm, cartuchos de 7,62 x 54 mm y misiles Ataka y además los BMPT y los BMPT-3 usan munición de 30 x 29 mm para los AGS-17. Además, el SCT también es diferente, por lo que los Terminator necesitan su propia línea de piezas de repuesto.

Por todo lo anterior, desde el punto de vista logístico los BMPT deberían estar encuadrados en unidades mecanizadas que combinen los VCI con los carros de combate, ya que el BMPT podrá aprovecharse de los suministros de unos y de otros, con la sola excepción de los misiles Ataka.

El número de tripulantes también hace algo especiales las necesidades de los Ramka, ya que tanto el Terminator como el Terminator-3 cuentan con cinco carristas, mientras que el BMPT-72 se mantiene en tres. El número de cinco tripulantes en principio es una desventaja, sobre todo en términos de recursos humanos, ya que por cada tres tripulaciones para tres BMPT se podrían entrenar a cinco tripulaciones para cinco carros de combate. No obstante, esto tiene una ventaja que seguro que agradecen los soldados, y es que las tareas están bien repartidas y entre cinco hombres pueden realizar las duras labores de mantenimiento y de puesta a punto del equipo con mucha más comodidad que las tripulaciones de los tanques.

 

Entrenamiento

Desde el punto de vista de la preparación de los carristas el BMPT genera problemáticas completamente nuevas. De entrada hay que diseñar una doctrina específica para el uso del vehículo, y el comandante del mismo no recibirá el mismo aprendizaje que los comandantes de carros de combate convencionales, todo lo que obliga al desarrollo de nuevos manuales y de nuevo personal especializado.

Tengamos en cuenta que, por primera vez desde la época de la Segunda Guerra Mundial, un comandante vuelve a tener a su cargo una tripulación tan numerosa y con un vehículo completamente nuevo, todo lo que plantea retos de coordinación y de empleo en el campo de batalla. Igualmente el sistema de armas, por su peculiar concepción, obliga a un entrenamiento específico para el artillero. Lo mismo ocurre con los artilleros de los lanzadores de granadas automáticos. De hecho, será fundamental la disciplina de fuegos para evitar la redundancia en la destrucción de objetivos.

Por todo lo anterior deducimos que también se habrán desarrollador simuladores físicos y digitales, con toda la inversión que estos suponen.

 

Producción

Los primeros Ramka aparecieron en el año 2002 y parece que las Fuerzas Armadas Rusas no se han acabado por decidir a su adquisición debido a que existían programas de desarrollo y de adquisición prioritarios y el BMPT generaba una huella logística importante para las capacidades que su pequeño número y su nivel de especialización proporcionaban.

La adquisición oficial de un primer lote compuesto por una decena de CA de la variante Terminator-3 por parte de Rusia se producirá a lo largo de 2018, pero en realidad esta compra es más simbólica que real y representa la voluntad del Ministerio de Defensa ruso de sacar adelante este producto y sobre todo destinarlo al mercado de la exportación. Para ello Uralvagonzavod diseñó el BMPT-72 como una versión fácilmente adaptable a partir de los T-72/90 ya exportados y con una huella logística mucho menor que las otras variantes de este CA.

El principal comprador de este vehículo parece que va a ser Argelia, que en plena etapa de renovación de sus fuerzas acorazadas ha apostado por la compra de material ruso y ya tiene, al menos en teoría, más de 500 carros de combate T-90, a los que pretende complementar con un número indeterminado de BMPT, aunque se rumorea que hasta 300 vehículos que comenzarán a ser entregados en 2018-.

Esta es una apuesta muy fuerte para un vehículo que sólo tiene sentido adquirir en tales cantidades si se espera aplicar una doctrina de combate acorazado completamente nueva y con una menor cooperación con la infantería mecanizada que sería en gran medida sustituida por este CA. Una apuesta sin duda muy arriesgada que habrá que ver como implementan los argelinos, aunque la cifra real de BMPT adquiridos pueda ser finalmente infinitamente más baja.

De otro lado tenemos a Kazajstán que adquirió una decena de unidades entre 2011 y 2013 junto a 120 misiles Ataka para equiparlos. Además, Uralvagonzavod y el país asiático han llegado a un acuerdo para montar una línea de producción en suelo kazajo, aunque se desconoce la letra pequeña del acuerdo.

Curiosamente, cada uno de los adquirentes se ha hecho con una de las versiones. Así, Kazajstán adquirió los BMPT originales, Argelia los BMPT-72 de menor huella logística y Rusia adquirió los más modernos BMPT-3 que combinan lo mejor de los dos anteriores.

La capacidad de fabricación de los BMPT ha tenido que desarrollarse cero, ya que anteriormente se produjeron en pequeñas fábricas, pero a partir del pedido argelino se hizo necesario adaptar y construir la infraestructura necesaria.

El acuerdo de adquisición con el país árabe se firmó en abril de 2016, las primeras entregas comenzarán a principios de 2018 y en teoría concluirán a finales de 2019, es decir, que hizo falta algo más de año y medio para prepararse para producir 300 vehículos en cosa de dos años, con una velocidad de fabricación de unos 150 vehículos anuales, o doce vehículos mensuales, algo que no está nada mal. Ahora bien, los BMPT-72 son los más fáciles de producir, ya que tan sólo hay que adaptar la barcaza de T-72 almacenados en los depósitos rusos y añadirles la estación de armas y el SCT nuevos, mientras que todos los elementos de protección y movilidad ya están disponibles.

También creemos que se ha hecho una pequeña triquiñuela respecto a los BMPT-3 que en teoría va a adquirir Rusia, porque se ha dicho que estarán basados en la barcaza de los T-90, lo que puede llevar al engaño. El caso es que el T-90 originalmente iba a ser llamado T-72BU porque combinaba las características del T-72B y del T-80U. En este sentido, la barcaza del T-90 es similar a la de un T-72B solo que con blindajes adicionales, exactamente igual que ocurre con otros MBT como el T-72B3 o el T-72BM cuya barcaza puede considerarse a efectos prácticos la de un T-90.

 

Carristas

La equipación de los carristas rusos varía mucho en función de la unidad y de la región a la que estén asignados, siendo el primero el factor determinante. A veces emplean un traje de varias piezas de color verde oliva antiguo, de la época de la URSS, o a veces cuentan con el camuflaje de bosque que ha adoptado últimamente el Ejército Ruso. Cuando no están en el frente llevan gorras con el mismo patrón de camuflaje. Bajo todo este atuendo se esconde el mono de color negro típico de los carristas rusos, que es el que llevan cuando hace calor.

En la cabeza llevan el gorro almohadillado tradicional de los carristas soviéticos, normalmente de color negro, pero a veces de color árido en las regiones polvorientas. Este diseño es el mismo que se usaba en la SGM aunque últimamente están introduciendo una versión más cómoda y ergonómica que a veces se complementan con gafas. algo especialmente importante en condiciones de poca visibilidad o en los escenarios de Extremo Oriente, en la frontera con Manchuria y con Mongolia caracterizados por ser muy polvorientos.

En cuanto a su armamento personal, está compuesto de un lado por los fusiles de asalto AK-74M cuya culata es plegable y que emplean el cartucho de 5,45 x 39 mm en cargadores con un espacio para 30 y de otro por la carabina AKS-74U, una versión compacta con guardamanos de madera, una bocacha apagallamas cónica, culata plegable y un tamaño y peso reducidos, el arma más práctica para los carristas.

A lo largo de 2012 se experimentó con un nuevo equipo personal conocido como 6B15 Vaquero que pesa unos 6,5 Kg y tiene la misión de ofrecer protección balística, contra la metralla que un impacto pueda generar en el interior del carro y contra munición de 7,62 x 25 mm de plomo o de 9 x 18 mm de acero. El 6B15 incluiría por primera vez casco, un elemento que los carristas rusos nunca habían llevado anteriormente, pero a pesar de lo prometedor de este equipo no parece que se vaya a adoptar debido a que los vehículos rusos tienen un problema decimonónico con el aire acondicionadoc y apenas cuentan con un ridículo molinillo. Esto supone que en condiciones de calor, echarse encima los 6,5 Kg del Vaquero, puede ser insoportable. No obstante, se dice que el BMPT tiene aire acondicionado, una mejora que las fuerzas acorazadas rusas piden a gritos desde hace décadas.

BMPT-72

 

 

TÁCTICAS Y VULNERABILIDADES

No nos cabe ninguna duda de que hoy por hoy no existe ningún RPG, CSR o ATGM de corto alcance que puedan dejar fuera de combate a un BMPT en la zona frontal, por lo que en combate urbano un BMPT bien cubierto en sus flancos por la infantería será prácticamente invulnerable, con al salvedad de las minas contracarro o los explosivos que actúen de forma equivalente.

Si los Ramka tienen tiempo o están a la defensiva, encontrarán posiciones de tiro desde las que se harán casi imbatibles para el enemigo, ya que tan sólo asomarán su potente estación de armas que supondrá una amenaza demasiado grande para cualquier cosa que no sea un MBT con un APS pesado. De hecho, un MBT sin un APS será presa fácil de los misiles Ataka-T que, recordemos, triplican la capacidad de penetración de un Kornet.

Su blindaje frontal le hace invulnerable a cualquier arma, a no ser que estemos hablando de ATGM que ataquen desde arriba o de cañones de 120 mm. Recordemos que usar un láser para determinar la distancia o marcar al BMPT implica revelar la posición a su APS. La ocultación es fundamental frente a esta arma que puede cubrir simultáneamente más ángulos que ninguna otra y que además cuenta con los sistemas optrónicos para detectar fácilmente objetivos como infantería o blindados.

Pese a todo, el BMPT es al fin y al cabo un carro y como tal su techo siempre será vulnerable, por lo que una mala coordinación con la infantería en terreno montañoso o en zonas urbanas facilitarán hacer blanco en su zona más vulnerable. En este sentido, anular la coordinación entre infantería y carros sigue siendo tan fundamental como siempre.

De poder hacerse fuego sobre uno de los flancos con un RPG la mejor opción será apuntar a la parte baja de la barcaza, a fin de inmovilizarlo destruyendo sus cadenas.

En caso de emplearse medios de marcación o de telemetría láser se habrá de hacer el seguimiento primero y realizar la operación de apuntado y de disparo en poco tiempo, antes de que los receptores le permitan arrojar humo y maniobrar o responder con los misiles.

En principio, los BMPT estarán disponibles en pequeñas cantidades y quedarán a disposición del alto mando en forma de reservas especiales, de ahí que su aparición en un escenario concreto indicará un probable eje de ataque principal del enemigo, ya que el BMPT posee unas cualidades que le hacen ideal para atacar centros de resistencia y en general a todo lo que requiera de un asalto en fuerza contra posiciones bien defendidas sobre las que el atacante necesite establecer la superioridad de fuegos.

En general, estamos ante un diseño bastante furtivo, no obstante el empleo de drones de reconocimiento tácticos, de pequeño tamaño, flexibles y sobre todo dotados de cámaras térmicas permitirán detectar a los BMPT debido a la cascada de vainas calientes que generan cada vez que disparan.

En los combates que puedan darse entre VCI y BMPT, los primeros deben tratar a los segundos como si se tratase de un MBT más, a no ser que el VCI tenga protección contra proyectiles de 30 mm y disponga de un APS que pueda derribar los misiles CC, en cuyo caso pueden esperar mantener un duelo de “tú a tú” jugando a destruir el SCT del BMPT. Esta táctica en principio sólo tendría sentido para fijar al BMPT mientras se ataca en otra zona. En el caso de que el VCI sea vulnerable a los proyectiles de 30mm, debe tratar al BMPT como un diseño incluso más peligroso que el de un carro de combate, debido a la cadencia de tiro combinada de los cañones gemelos.

Aunque resulte paradójico, existe un ángulo muerto para todas las armas de este CA, que justo en frente, a una distancia de 10-20 metros no tendrá nada con lo que disparar. Además, todos los Terminator tienen una vulnerabilidad de cierto tamaño en la zona frontal. Dicha falla se corresponde con la superestructura de la barcaza, sobre la que está el anillo de la estación de armas y donde están las ópticas de los artilleros del Plamya, franja con un tamaño de 0,2 metros de alto y casi 1,9 metros de largo.

Hay que tener en cuenta que un carro de combate normal tiene dos sistemas de visión/SCT, uno para el comandante y otro para el artillero, sin embargo en el BMPT y en el BMPT-3 a los dos anteriores se suman otros dos sistemas para los artilleros de los lanzadores de granadas. Esta es la fortaleza y la debilidad del diseño, ya que el fuego de fusilería y la metralla tendrán muchas más probabilidades de dañar este tipo de sistemas, de ahí que estas tácticas bien planificadas puedan ser eficaces, y en particular los morteros pueden ayudar a degradar la capacidad de los sensores y sistemas del Terminator.

Por último, es interesante plantear que un impacto de cualquier calibre, incluyendo al 5.56, al 7.62 o al .50 en los cañones 2A42 los inutilizará completamente y de hecho una bala APBC del 12,7 x 99 podría partirlo en dos, por lo que realizar fuego desde un lateral, a cubierto de las ópticas enemigas mediante ametralladoras de cualquier tipo podrá afectar de forma importante al armamento principal del Terminator.

Detalle del armamento del BMPT
Detalle del armamento del BMPT

 

 

EL FUTURO DEL BMPT

Está claro que el futuro de los medios acorazados afectará a los BMPT tanto como al resto de vehículos. En este sentido existen varias mejoras generales que podríamos acabar viendo en el Ramka.

Algunas de estas mejoras bien podrían ser la inclusión de APS pesados y particularmente diseñados para derribar misiles CC que ataquen en picado desde arriba, la inclusión de pequeños drones de reconocimiento, la adición de mantas para aumentar la ocultación del vehículo, así como recubrimientos para eliminar la firma térmica, sonora y electromagnética.

A largo plazo, y siempre con el permiso de San Presupuesto, cabría la posibilidad de adaptar la plataforma a la familia Armata, en cuyo caso habría espacio para hacer algunas virguerías, como por ejemplo sustituir los AGS-17D por un par de pequeñas estaciones con ametralladoras medias PKMT y un software de detección automática. Todo lo detectado por dichas ametralladoras iría a la pantalla de un solo artillero que sería quien decidiría si los blancos deben ser batidos.

Algunas posibilidades específicas del BMPT consistirían en la sustitución de los Ataka en parte o en su totalidad por un sistema antiaéreo de misiles termoguiados de baja cota, e incluso se podría plantear la posibilidad de dotar de capacidad antiaérea a los cañones con un sistema de tiro electróptico automatizado y en principio sin necesidad de instalar radares.

 

Integración en las Fuerzas Armadas

Está claro que el concepto del CA puede dar mucho juego, y ya veremos si al igual que ocurrió con los VCI acabamos copiando a los rusos, ya que debemos recordar que la URSS fue pionera en desarrollar el VCI BMP-1 y que no fue hasta casi 20 años después cuando Occidente respondió adaptando los M-113, y creando los Marder y los Bradley, algo parecido podríamos decir de los BTR-60 en términos de vehículos blindados sobre ruedas e igualmente sería extensible a los vehículos blindados de paracaidistas como la gama BMD-1.

A pesar de todo, hay cosas muy criticables dentro de la familia BMPT:

  • ¿Hasta que punto es rentable tener a un artillero para cada lanzador de granadas automático?
  • ¿Compensa tener cañones gemelos de 30 mm en lugar de uno sólo o incluso de un sólo cañón de tiro rápido de un calibre superior?
  • ¿Un híbrido entre el carro de combate y el VCI cubre un nicho entre ambos o produce redundancia en capacidades ya existentes?
  • ¿En que medida tiene sentido usar misiles tan grandes como el Ataka en versiones termobáricas contra objetivos poco protegidos si ya existen ATGM como el Kornet mucho más baratos que podrían cubrir ese espectro de blancos?

En última instancia, un BMPT no está mucho mejor protegido que un T-90, aunque es cierto que su perfil más bajo hace más difícil acertarle, mientras que los AGS-17 permiten tener siempre cubierta una zona y responder inmediatamente al fuego enemigo, aunque esto se reduce a una distancia de sólo 1,7 Km y si el sistema es estadiométrico su capacidad de reacción podría no ser tan rápida como sería deseable.

A nuestro modo de ver el concepto del carro de asalto es válido y si es bien estudiado podrá abrir un nuevo campo de oportunidades, eso sí, en particular el BMPT presenta algunas carencias que a nuestro modo de ver no le convierten en el CA deseado. Para ello, su protección debería ser superior a la de un MBT en los flancos y su armamento debería estar orientado en casi todas las direcciones para poder responder al fuego enemigo en cualquier ángulo que no estuviera directamente detrás del vehículo.

Al fin y al cabo se trataría de tener cubiertos 24/7 al menos 260º de los 360º alrededor del vehículo convirtiéndolo en un arma excelente en entornos de guerra híbrida y también en entornos de alta intensidad a la hora de proveer capacidades de supresión contra los equipos contracarro enemigos. En particular contra sus ATGM, si bien es cierto que a medida que la nueva generación de misiles CC como el Spike aparezcan esta capacidad tendrá menos importancia, aunque seguiría siendo muy útil contra equipos de RPG, CSR o ATGM de corto alcance.

Otra opción muy diferente sería diseñar un plan de adquisiciones integral que buscase la inclusión generalizada del BMPT como sustituto del VCI tradicional. La idea consistiría en volver a establecer unidades tamaño sección compuestas por un CA y un APC con capacidad para llevar a un pelotón de infantería entero. Con este diseño lo que se haría es delegar todas las obligaciones de fuego de apoyo en el BMPT y contar con VTO con las mismas capacidades de movilidad del BMPT y un cierto nivel de protección. En este sentido es interesante pensar que un BMPT pesa 44 Toneladas, mientras que un VCI moderno como el Ajax inglés pesa 38 Toneladas y no lleva misiles como los Ataka-T, y ni tiene ni de lejos la protección de un BMPT.

Creemos sinceramente que el concepto del carro de asalto, si se corrigieran algunos elementos de la filosofía del Terminator podría superar al VCI actual e incluso a los VCI pesados que están surgiendo últimamente, el problema es que el VCI ya está conocido y madurado mientras que el CA equivaldría a poner patas arriba media doctrina y material, y las ganancias potenciales no son tan atractivas a medio plazo como para integrar este nuevo concepto, a no ser que esto se haga desde un país como China o EEUU con presupuesto suficiente como para que las economías de escala y la explotación de su nuevo concepto realmente merezcan la pena.

Doctrinalmente es de destacar la aparente intención de Argelia de adquirir cientos de Terminator, lo que implica que van a ser usados en un nuevo tipo de unidades acorazadas combinadas que incluirán carros de combate, carros de asalto y VCI/APC con infantería mecanizada. Bajo este nuevo concepto cabe plantearse hasta qué punto seguiría teniendo sentido la existencia de los VCI, ya que teniendo en cuenta que un BMPT puede hacer su trabajo mucho mejor, parece más lógico dotar a la infantería mecanizada de APC bien protegidos en lugar de VCI bien armados.

Es igualmente sorprendente que sea un país con tan poca tradición de pensamiento militar propio la que se lance a una aventura doctrinal que ni siquiera los rusos se han atrevido a realizar. De todas formas es cierto que los BMPT aprovecharan muchas de las inercias logísticas de los T-90S y generarán una capacidad de potencia de fuego terrestre inigualable. De hecho, con el equipamiento actual con el que cuenta Argel podrían configurar un rodillo acorazado que sea el auténtico rey del desierto en África del Norte, ya que en el desierto la necesidad de ocupar con la infantería es más baja que en la mayor parte de los escenarios de guerra, y por ello en este escenario el BMPT le saca más partido a sus ventajas sobre los VCI.

La integración que van a hacer los rusos o los kazajos contrasta con la de Argelia, y a nuestro modo de ver si el concepto del CA triunfa es la más probable en el futuro. De esta forma los BMPT se mantendrán en números relativamente bajos y en unidades especiales de pequeño tamaño que estarán en reserva al servicio del alto mando en unidades de tamaño batallón o brigada. Así, se agruparían los carros de asalto en unidades independientes de pequeño tamaño para misiones concretas, algo así como puedan ser las unidades NBQ o la artillería pesada de asedio en épocas pasadas.

En el caso de los rusos hemos visto distintas propuestas, por ejemplo una abogaba por equipar a cada batallón con su propia compañía de 9-10 BMPT, mientras que otra buscaba que las compañías acorazadas poseyeran un pelotón integral. Sea como sea entendemos que la doctrina de una fuerza de este tipo debería caracterizarse por su adaptabilidad y por su capacidad para operar en unidades muy pequeñas de tamaño pelotón, binomio e individualmente, poniendo el énfasis en la cooperación con la infantería a pie y con los carros de combate.

La idea de la compañía de carros de asalto sería no tanto disponer de una unidad integral de BMPT, sino más bien que la compañía sea un parque de mantenimiento desde el que se asignen o entreguen los CA para crear reservas en pequeñas unidades, reforzar Grupos de Tareas, atacar objetivos especialmente bien defendidos, realizar reconocimiento en fuerza, apoyar operaciones COIN, reforzar despliegues rápidos, liderar asaltos montados, columnas blindadas tras una ruptura, etcétera.

Detalle del frontal de un BMPT en una feria de armamento
Detalle del frontal de un BMPT en una feria de armamento

 

 

PROPUESTA DE CARRO DE ASALTO

El BMPT no nos satisface como CA por las razones que hemos expuesto, aunque constituye un buen punto de partida. A nuestro modo de ver, un diseño muy ineteresante que sí satisfaría muchas necesidades y evitaría el solapamiento del BMPT con el MBT o con el VCI debería ser capaz de:

  • Detectar objetos del tamaño de un ATGM disparado a 3 Km o del tamaño de una granada-cohete a menos de 300 metros y en décimas de segundo.
  • Detectar objetos del tamaño de un equipo de ATGM a 3 Km.
  • Poseer un modo automático para atacar blancos/interceptar proyectiles.
  • Disponer de un modo semiautomático para derribar ciertas amenazas y dejar al comandante la decisión frente a ciertos blancos. Por ejemplo: derribar automáticamente granadas cohete y dejar la decisión de si atacar una figura humana que podría ser un civil a 2 Km.
  • Disponer de un modo manual en el que el comandante decida si el sistema automático debe atacar al posible objetivo.

Obviamente todo estor requeriría una gran inversión, así como dotar al vehículo de un sistema de vigilancia multiespectro de gran capacidad, pero su utilidad sería enorme, y más aún en la guerra del mañana en la que la velocidad de reacción va a ser imprescindible y en muchos casos no será compatible con la toma de decisiones por parte de un hombre.

Lo mejor de un sistema de este tipo es que si se quisiera mejorar un poco el software se podría dotar a los CA de capacidad para derribar helicópteros, drones civiles armados e incluso misiles, de hecho teniendo en cuenta el trabajo en grupo y las redes de intercambio de información una unidad de CA equipados de esta forma debería ser capaz de crear auténticas pantallas protectoras frente a misiles y proyectiles de muchos tipos.

Detalle del frontal y los bajos de un BMPT en Army 2016
Detalle del frontal y los bajos de un BMPT en Army 2016. Foto – Sputnik

 

 

CONCLUSIONES

El BMPT es una apuesta a contracorriente de Rusia: en la época de la estandarización han optado por un diseño especializado, en la época de los recortes han optado por un desarrollo caro, en la época del “todo está inventado” han creado un concepto realmente nuevo y en la época de la automatización y de los autocargadores han aumentado el número de tripulantes.

El BMPT es un vehículo con una protección excelente, una movilidad adecuada y una potencia de fuego sobresaliente para apoyar a la infantería. Considerado individualmente, su armamento es soberbio: dos cañones, cuatro misiles, dos lanzagranadas automáticos y una ametralladora media. Aún a pesar de tanto armamento no se ha escatimado en disponer de cinco tripulantes que pueden mantener y operar el vehículo con comodidad. Por si todo esto fuera poco el blindaje del Ramka es similar al de un T-90, lo que significa que ningún VCI moderno podrá siquiera soñar con penetrarlo frontalmente o que un carro de generaciones anteriores, como puede ser un M-60 Patton con munición de 105 mm tampoco tendrá nada que hacer.

El problema está en que el coste de conseguir todo esto y las ganancias no son tan altas, al fin y al cabo no está claro que la enorme inversión compense para un vehículo que hace lo mismo que un VCI sin transportar infantería y que tiene una capacidad de supervivencia sólo marginalmente superior a la de un MBT. No es sólo por el tiempo y el dinero de desarrollar y producir el Ramka, el problema también está en que su integración en las plantillas de las FAS supone un esfuerzo doctrinal y unos programas estratégicos de adquisición que con la situación política y presupuestaria actual equivaldrían a arriesgarse a quedarse a medias, y todo ello por favorecer a un concepto nuevo del que se tiene poquísima experiencia real en combate y cuyas capacidades parecen solaparse con las de otros medios.

Al BMPT le ha costado mucho ver la luz, ya que ha tardado casi 10 años en lograr vender un exiguo número de vehículos a Kazajstán. 17 años después de la presentación del vehículo en el año 2000 y tras tres versiones distintas los compradores siguen siendo pocos, -con la excepción de Argelia-. Es obvio que por ahora el Terminator no ha cubierto los costes de la inversión y ni siquiera está claro su encaje futuro en Rusia que con una ridícula decena de vehículos adquiridos nos hace preguntarnos si aquello no fue más que una compra para hacer propaganda y mejorar la imagen del Terminator.

Para finalizar, aunque el BMPT nos parece un vehículo interesantísimo, hemos de decir que no es lo suficientemente útil como para justificar su adquisición. Eso sí, creemos sinceramente que el concepto del carro de asalto del que el Terminator es pionero en esta época podría explotarse muchísimo en el futuro. Con la filosofía de diseño adecuada para desarrollar este nuevo concepto puede llegar a ocupar por derecho su propio lugar en el campo de batalla, y porque no, en el mercado de defensa.

 

 

VÍDEOS RELACIONADOS

 
 
 

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 9 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, es la persona que está detrás del Blog Mister X. Es autor de numerosos artículos en diversos medios, así como del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga". Además, es socio fundador de "Icarus Drones"