Revista Ejércitos – Número 7

Enero de 2019


 

Revista Ejércitos – Número 7

Enero de 2019

 

En este número, el primero del nuevo año -y con el que, además, celebramos nuestro primer cumpleaños-, lo primero que saltará a la vista del lector, son los cambios estéticos. Mínimos, es cierto, pero esperamos que hagan más agradable la lectura. En cualquier caso, como es costumbre en nuestra revista, todo queda supeditado al texto. Las imágenes están de apoyo, son necesarias para dar algunas explicaciones pero, si por un servidor fuese, ni siquiera existirían. Romántico que es uno, que todavía cree en el poder de la palabra escrita en esta era de hipertexto e imagen en la que cada vez más gente tiene problemas para comprender lo que lee, cuando lee. Vivimos en la época de los titulares y del clickbait, qué le vamos a hacer.

Volviendo a nuestra revista, este Número 7 viene cargado de contenido. En primer lugar Roberto Gutiérrez disecciona el futuro del parque de helicópteros de nuestras Fuerzas Armadas. No solo lo que será, sino también lo que debería ser, si no se cede a las presiones industriales, algo muy común en una España en la que da la impresión de que muchas veces los sindicatos son más decisivos a la hora de adquirir tal o cual sistema, que las cabezas pensantes del Ministerio.

Nos vamos también a Iberoamérica, de la mano de Alejandro A. Vilches Alarcón y es que en nuestro antiguo Imperio se están alineando los astros para que, en no mucho tiempo, se lancen importantes programas de adquisiciones en el ámbito naval. Quieran o no, si pretenden mantener armadas operativas, varios de los países que conforman esta región se verán obligados a aprobar nuevos programas de compra que permitan sustituir muchos de sus buques de superficie y submarinos con demasiados años en sus cuadernas. Quien sabe si en esas aguas revueltas podremos pescar algo pese a la competencia de Naval Group o TKMS.

Los Vehículos Ligeros Todo Terreno son la columna vertebral de cualquier ejército, por mecanizado que esté o potente que sea. Vehículos humildes y relativamente baratos, sin grandes soluciones técnicas, son imprescindibles para cumplir con una serie de tareas que serían prohibitivas de acometerse con otro tipo de medios. El coronel Francisco P. Fernández Mateos nos hace uno de sus magistrales repasos y nos habla del futuro próximo de estos vehículos que pocos tienen en consideración pero que son súmamente útiles.

Hablando de protección, Juan Luis Chulilla se zambulle en un tema que, pese a su importancia capital, tradicionalmente ha sido eclipsado por otros asuntos, como el blindaje de los vehículos: la protección individual. Y es que en los últimos lustros estamos asistiendo a una tendencia preocupante por la cual nuestros soldados -hablo de los occidentales en general- están perdiendo su ventaja frente a cualquier otro combatiente, dado que a día de hoy casi cualquiera puede comprar sistemas de protección muy eficaces y a precios ridículos. Eso nos obligará, a su vez, a mejorar nuestras propias protecciones, a la vez que nos dotamos de nuevos calibres, algo de lo que ya hablamos en el Número 2…

Náyaf 2004. Este nombre y esta fecha quedaron grabados en las mentes de los soldados españoles que se las vieron y se las desearon ese funesto 4 de abril contra el Ejército del Mahdi. Ahora bien, más allá de lo que aconteciera a nuestros militares, que fue una parte mínima de todo lo que ocurrió y en muchos aspectos bastante lamentable, se produjo en esta ciudad un enfrentamiento mucho mayor que desgranaremos en los próximos números gracias al saber hacer de Rafael López Mercado.

Por último, como siempre, los dos ojos puestos en nuestros observatorios, especialmente en el estratégico, pues Guillermo Pulido nos demuestra que, efectivamente, la guerra nuclear pese al mito de la MAD, puede ser ganada. También, por supuesto, a los escritos del profesor Fernando Ibáñez sobre la Seguridad Marítima en Iberoamérica y de Luis Antonio González Francisco sobre la rama tunecina de Al-Qaeda. Esperamos, como siempre, no defraudar. Feliz Año a todos.

No quiero despedirme sin dedicar este número a todos aquellos que defienden a capa y espada, alegando razones industriales o de independencia tecnológica que España debe unirse a toda costa a los programas de nuevos cazas que están comenzando a gestarse en Europa, en lugar de apostar por el F-35. Siempre me gustaron los limpios de corazón, porque de ellos será el Reino de los cielos. Lástima que camino de un cielo que solo ellos parecen vislumbrar se vayan a llevar por delante nuestra defensa.

 

Artículos

Observatorios

Otras Secciones

 

Revista Ejércitos - Número 7 - Enero de 2019