El final de la guerra y el último soldado

¿Seguirá existiendo la guerra cuando no haya soldados?

La robotización de la guerra avanza imparable, pero es solo un factor de una RM que terminará con el soldado tradicional.
La robotización de la guerra avanza imparable, pero es solo un factor de una RM que terminará con el soldado tradicional.

 

El final de la guerra y el último soldado

¿Seguirá existiendo la guerra cuando no haya soldados?

 

Por Christian D. Villanueva López

 

Hace ya unos años -en 1992 para ser exactos-, Francis Fukuyama, profesor de la Universidad de Cornell, escribió un libro -como extensión de un artículo del mismo autor escrito en 1989- que causó un inmenso revuelo y se convirtió en título de obligada lectura en todas las facultades de Ciencias Políticas y también en muchas otras como las de Historia o Sociología. Un libro en el que venía a decir que con la desaparición de la Unión Soviética, el sistema social, económico y político occidental había al fin triunfado y que la Historia, entendida como choque dialéctico entre modos de ver el mundo, había terminado. Era así, según Fukuyama, en tanto con el triunfo indiscutible del sistema basado en las democracias liberales y en el capitalismo, ya no había alternativa posible y por lo tanto, tampoco confrontación.

El libro, que se ha llevado muchos palos durante estos años -y no todos justos- abría la posibilidad, al hacerse imposible un choque armado entre los vencedores de la Guerra Fría, de que la guerra tal y como la conocemos, llegase a su fin, sin sospechar, por otra parte, que esto en cierto modo ya ha empezado a ocurrir, pero por razones muy diferentes a las esgrimidas por Fukuyama. En este pequeño artículo tomamos prestado, no sin cierta sorna, el título de la obra del pensador estadounidense, para hacer un ejercicio de prospección mucho menos pretencioso.

Quiero dejar claro al lector, antes de entrar verdaderamente en materia, que esto solo es un ejercicio teórico sin ningún valor, al menos a medio plazo. La mayor parte de prospecciones sobre el futuro de la guerra se han demostrado siempre falsas, especialmente cuando han sido los propios militares quienes las han realizado, dados como son a ver en el conflicto anterior la tendencia que marcará el siguiente. No hay más que el plan francés para la Franco-Prusiana, basado originalmente en una idea del Mariscal Ney en tiempos de Napoleón I, o la construcción de la “Línea Maginot” para entender que avanzar el futuro de algo tan complejo como la guerra, incluso a pocos años vista, es demasiado difícil. incluso cuando las previsiones sobre el futuro de la guerra han estado elaboradas por los más conocidos futurólogos, como es el caso de los Toffler o de

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.