Los EE. UU planean volver a fabricar misiles de crucero de lanzamiento terrestre

El anuncio es consecuencia de la suspensión del Tratado INF de 1987

Vehículo de lanzamiento para misiles BGM-109 Gryphon. Foto - USAF
Vehículo de lanzamiento para misiles BGM-109 Gryphon. Foto - USAF

Los EE. UU planean volver a fabricar misiles de crucero de lanzamiento terrestre

El anuncio es consecuencia de la suspensión del Tratado INF de 1987

El Departamento de Defensa de los EE. UU. planea comenzar a fabricar componentes destinados a la producción sistemas de misiles de crucero de lanzamiento terrestre, según confirmaron funcionarios del Pentágono. Dichos sistemas, que fueron prohibidos tras la aprobación del ahora suspendido Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) de 1987, destinado a eliminar los misiles balísticos o de crucero, nucleares o convencionales con un alcance operativo de entre 500 y 5.000 kilómetros, serán, si no se llega a un nuevo acuerdo, sistemas básicos para mantener la disuasión y el control de la escalada, de ahí su importancia.

A pesar de que la investigación y el desarrollo comenzaron en 2017, los EE. UU. se han negado hasta el momento a dar pasos definitivos para evitar violaciones de los tratados. Tras el abandono del tratado por parte de los EE. UU. el pasado día 2 de febrero, se abre la veda para la entrada en servicio de diversos sistemas, que sustituirán a los Pershing II y BGM-109G (GLCM) desplegados antes de la firma del Tratado INF.

El abandono del tratado por parte de los EE. UU. se debe, según la versión norteamericana, a las continuas violaciones que Rusia ha llevado a cabo en los últimos años, con sistemas como el Kalibr, cuyo alcance se cree que supera en mucho lo establecido en el acuerdo de 1987. El presidente Donald Trump declaró el mes pasado que Estados Unidos «avanzará con el desarrollo de su propia respuesta militar» ante las presuntas violaciones del tratado por parte rusa.

Con todo, y a pesar de que el Departamento de Defensaestá intensificando las actividades de I + D desde la suspensión del tratado, siguen abierto a cancelar los programas y volver a las negociaciones con Rusia, en lo que podría ser una táctica de presión, dirigida a sentar a Rusia de nuevo en la mesa de negociaciones, pues el tratado solo ha sido suspendido durante seis meses, con la esperanza de llegar a un nuevo acuerdo, aunque la situación internacional hace que a los EE. UU. no les interese verse limitados por un acuerdo que deja fuera a China, una potencia libre para seguir desarrollando misiles de alcance medio con los que negar el acceso de la US Navy a sus mares circundantes en caso de conflicto.

Según el portavoz del Pentágono:

«Esta investigación y desarrollo están diseñados para ser reversibles, en caso de que Rusia regrese al cumplimiento total y verificable antes de retirarnos del Tratado en agosto de 2019. Debido a que Estados Unidos ha cumplido escrupulosamente con su obligaciones con el Tratado INF, estos programas se encuentran en las primeras etapas «.

La suspensión del Tratado INF ha avivado los temores sobre una escalada en la carrera de armamentos entre Estados Unidos y Rusia. El presidente ruso, Vladimir Putin, ya ha amenazado declarando que si los EE. UU. se retiran del Tratado INF estará forzado a tomar medidas asimétricas:

«Sabemos cómo hacer esto e implementaremos estos planes inmediatamente, tan pronto como las amenazas hacia nosotros se conviertan en una realidad. Tienen el derecho de pensar cómo quieren. Pero, ¿pueden contar? Supongo que pueden. Entonces, que cuenten el alcance y la velocidad de nuestras armas».

En cuanto a la reactivación del programa GLCM, los Estados Unidos tienen, según se informa, varias opciones diferentes sobre la mesa. Como primera opción podría modificar misiles de crucero lanzados desde el aire y el mar, como el Raytheon AGM-160, el Raytheon AGM-109 Tomahawk o el Lockheed Martin AGM-158 a un rol de GLCM mientras se adaptan los lanzadores de artillería de cohetes existentes para este propósito, aunque también es cierto que podría desarrollar nuevos sistemas ad hoc.

 

 

Vídeos Relacionados