Las cuatro Olas de la Estrategia Nuclear Rusa

Hacia la disuasión calibrada y el uso limitado

En el futuro, la Estrategia Nuclear Rusa descansará cada vez menos sobre la amenaza de la Destrucción Mutua, para contemplar otro tipo de escenarios mucho más complejos

 

Las cuatro Olas de la Estrategia Nuclear Rusa

Hacia la disuasión calibrada y el uso limitado

 

Por Guillermo Pulido Pulido

 

Las transformaciones de la estrategia nuclear de Rusia desde el final de la Guerra Fría afectaron no solamente a la estructura y postura de su fuerza nuclear (con fuertes reducciones en número de ojivas y vectores), sino que es en los aspectos doctrinales y teóricos es en donde han ocurrido cambios mucho más radicales, sucediéndose lo que denomino como olas de doctrina estratégica (al menos tres y una posible cuarta ola), dejando obsoleto las estrategias disuasivas y nucleares de la Guerra Fría.

 

 

La primera ola

Lo que denominamos como primera ola de la estrategia nuclear rusa, fue en esencia la herencia de las doctrinas nucleares soviéticas. La Unión Soviética desarrolló su estrategia nuclear como una reacción a la política nuclear disuasiva de los EE.UU., que hasta los años 60 estuvo basada en la Represalia Masiva, elaborando los norteamericanos planes de guerra para un uso a gran escala de armas nucleares tácticas y estratégicas, con las que frenar el avance de las fuerzas mecanizadas soviéticas y destruir una fracción muy importante de la industria y potencial de guerra soviético. Para anular esa amenaza, la URSS comenzó a

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.