CSR – Cañones Sin Retroceso

El hermano pobre de los Misiles Antitanque

El gran hándicap de los CSR es la imposibilidad de guiar la trayectoria de los cohetes una vez lanzados, algo que en el futuro, como sucede con otros modelos de cohetes, será posible cambiar.

 
El concepto del Cañón Sin Retroceso o CSR empezó a extenderse y a tener su papel en el periodo de entreguerras, tras el cual su uso se generalizó, logrando pervivir hasta a nuestros días.

En líneas generales, dada la forma en que se propulsa el proyectil, estaríamos hablando bien de un lanzacohetes -cuando se emplea un motor de cohete- o bien de una carga propelente convencional, semejante a la de la artillería.

En este segundo caso estaríamos ante el CSR o lanzagranadas, por último todos los lanzagranadas o lanzacohetes que emplea un infante desde su hombro pueden ser llamados bazucas.

En el caso de los CSR debemos distinguir

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.