La US Navy ultima un contrato para la adquisición de 10 SSN clase Virginia Block V

Maqueta de un SSN clase Virginia dotado del Virginia Payload Module. Foto - Chris Canvas

 

  • Nueve de los futuros SSN Virginia Block V estarán dotados con el sistema VPM (Virginia Payload Module).
  • El Virginia Payload Module permitirá portar hasta 40 misiles de crucero Tomahawk en cada SSN clase Virginia.

La US Navy está preparando la firma del acuerdo que hará posible la adquisición de la próxima fase de los SSN clase Virginia. El contrato involucrará a las empresas General Dynamics Electric Boat y Huntington Ingalls Industries y contempla la adquisición de una decena de nuevos submarinos, nueve de ellos dotados con el sistema VPM (Virginia Payload Module) diseñado para triplicar la cantidad de misiles de crucero Tomahawk a bordo.

El VPM ha sido pensado para triplicar la capacidad de misiles de crucero Tomahawk de los submarinos de la clase Virginia, como parte de un movimiento destinado a compensar la futura retirada de los SSGN clase Ohio, cada uno de los cuales tiene capacidad para transportar hasta 154 misiles de crucero de éste tipo desde que fueran remodelados entre 2002 y 2010.

Una vez se instale el sistema VPM, cada submarino de ataque de la clase Virginia podrá portar hasta 40 Tomahawk, lo que permitirá multiplicar no las capacidades de ataque a tierra (los 4 SSGN clase Ohio podrían llevar hasta 616 misiles frente a los 360 que podrán transportar en el mejor de los casos estos primeros 9 SSN clase Virginia dotados con el VPM), sino las posibilidades de la US Navy, en el marco de la Letalidad Distribuida, pues el VPM permite montar todas las clases de Tomahawk en servicio, incluyendo las variantes nucleares y antibuque.

El primer submarino Virginia Block V, dotado con el VPM, y cuyo numeral será SSN-803, se espera que sea entregado en 2025, como parte del que será el mayor contrato de submarinos firmado desde 2014, cuando la US Navy formalizó la adquisición de una decena de SSN clase Virginia Block IV por un total de 17.600 millones de dólares con las mismas empresas.

Por su parte, el primero de los buques del Bloque IV, el SSN-792 Vermont, será entregado el 20 de octubre de éste año, mientras que el último de su serie, el SSN-801 utah lo será en 2023, manteniéndose un ritmo de construcción de prácticamente 1,5 submarinos al año, cifra que espera elevarse en el futuro hasta las 2 unidades.

Con todo, el nuevo contrato llega con un ligero retraso, pues debería haberse firmado en octubre de 2018 y todo en un momento en el que la US Navy está presionando para aumentar el ritmo de construcción ante la esperada reducción en el número de plataformas derivada de la baja de algunas últimas unidades en servicio de la clase Los Angeles. Así, se espera que el número de SSN en servicio pase de 52 a 42 en los próximos años, lo que llevará, presumiblemente, a contemplar la modernización de algunos de estos submarinos.
 
 

Vídeos Relacionados