Denel afronta un plan de reestructuración

La compañía abandonará algunos sectores en un esfuerzo por volver a los beneficios tras años de pérdidas.

Denel Rooivalk. Fuente - Wikimedia.

  • La empresa sudafricana Denel está llevando a cabo un ambicioso plan de reestructuración para volver a la rentabilidad.
  • El plan contempla extensas tanto desinversiones como renegociaciones de importantes contratos en curso.
  • La compañía abandonará algunos sectores en un esfuerzo por volver a los beneficios tras años de pérdidas.

La nueva junta directiva de la compañía sudafricana ha elaborado un complejo plan de reestructuración en colaboración con la empresa consultora externa PWC, que deberá ayudar en la implementación de dicho plan. Además, ha designado un nuevo CEO, Danie du Toir, amplia experiencia en el sector de defensa en Sudáfrica y Europa y que será el encargado de llevar a la empresa, en horas bajas, a la senda de la competitividad.

Denel tiene la intención de solicitar al gobierno sudafricano una recapitalización de 2.800 millones de Rands sudafricanos, aproximadamente 160 millones de euros, así como de negociar con el Departamento de Defensa (DoD) para lograr una base de pedidos sostenible. Aunque los planes para lograr una recapitalización pueden tener éxito, las negociaciones con el Departamento de Defensa serán difíciles debido a los recortes presupuestarios de los últimos años en las Fuerzas de Defensa Sudafricanas, especialmente en lo relativo a la adquisición de nuevos materiales, lo que complica cualquier posible apoyo a Denel a pesar de la importancia que esta empresa tiene para el país africano.

Denel también ha implementado un programa de jubilaciones voluntarias con la intención de reducir los gastos de personal, aunque corren el riesgo de perder buena parte del personal con experiencia, después de que en los últimos años, parte de sus problemas se deriven, precisamente, de haber dejado ir al personal más valioso.

Respecto a los programas en curso, Denel Aeronautics saldrá del contrato de suministro de componentes del A400M e incluso es posible que cierre de forma permanente su división de estructuras aeronáuticas. Así, el trabajo de mantenimiento, reparación y revisión (MRO) de aviones y helicópteros posiblemente se fusione con la compañía nacional de aviación técnica, SAA Technical.

Estos cambios no serán gratuitos y pueden tener consecuencias para la Fuerza Aérea Sudafricana, pues la empresa se encarga también del mantenimiento de sus Lockheed Martin C-130 Hercules, del helicóptero de ataque Denel Rooivalk y del helicóptero multiusos Oryx (Atlas).

Se presenta pues complicado el futuro de una compañía que era toda una excepción en su continente -como en general la República Sudafricana- y que durante décadas ha fabricado algunos de los sistemas de armas más interesantes del orbe.

 

 

Vídeos Relacionados