El Reino Unido transformará dos aviones Boeing 737 civiles en aviones de alerta temprana E-7 Wedgetail

El 22 de marzo, el Gobierno británico firmó un contrato por valor de 1.500 millones de libras (1.960 millones de dólares) para adquirir cinco Boeing E-7 Wedgetail que serán operados por la Royal Air Force.

Avión de Alerta Temprana E-7 Wedgetail de la ROKAF

  • El Reino Unido transformará dos aviones Boeing 737 civiles en aviones de alerta temprana E-7 Wedgetail
  • El 22 de marzo, el Gobierno británico firmó un contrato por valor de 1.500 millones de libras (1.960 millones de dólares) para adquirir cinco Boeing E-7 Wedgetail que serán operados por la Royal Air Force.
  • La conversión de los aparatos será llevada a cabo por la empresa Marshall Aerospace de Cambridge.

El 22 de marzo, el Gobierno británico firmó un contrato por valor de 1.500 millones de libras (1.960 millones de dólares) para adquirir cinco Boeing E-7 Wedgetail que serán operados por la Royal Air Force. En relación a este contrato, en los últimos días se ha sabido que no todos los aparatos serán de nueva fabricación, sino que dos de ellos serán modificados a partir de aparatos en servicio con operadores civiles.

En una carta dirigida al Comité de Defensa del Parlamento, Stuart Andrew, Ministro para las Adquisiciones de Defensa, ha anunciado que con el objeto de ahorrar costes, únicamente tres de los nuevos E-7 Wedgetail británicos serán convertidos a partir de aparatos de nueva construcción. Según sus palabras:

«Boeing adquirió dos fuselajes 737NG procedentes del mercado civil y reservó otros tres de su línea de producción de la planta de Seattle en 2021 y 2022 para satisfacer nuestras necesidades»

La carta, sin embargo, en ningún momento revela datos relativos a la edad o historial de los aparatos de segunda mano.

La modificación de la primera aeronave comenzará en 2021, según el propio Andrew, y el último ejemplar será entregado a la Royal Air Force en 2026. Se prevé que la modificación de cada aeronave se extienda por un periodo de 24 meses desde su llegada a las instalaciones de Marshall Aerospace.

La nueva flota podrá rastrear múltiples objetivos aéreos y marítimos al mismo tiempo, utilizando la información que recopila para proporcionar información sobre la situación y dirigir otros activos como aviones de combate y buques de guerra. El E-7 Wedgetail es un avión probado que está actualmente en servicio con la Real Fuerza Aérea Australiana y se ha utilizado en operaciones contra Daesh en Irak y Siria.

Como parte del plan para una transición ordenada al nuevo E-7, se decidió reducir la flota existente de E-3D Sentry, que pasará de seis a cuatro unidades al eliminarse los dos aparatos más antiguos en servicio. Hacer esto ahora permitirá a la RAF concentrar los recursos en proporcionar una mejor disponibilidad para los cuatro aviones restantes, lo que a su vez redundará en la capacidad de la OTAN, pues estos aparatos forman parte de la Fuerza de Control y Alerta Temprana Aerotransportada de la Alianza.