La próxima Unidad de Protección para Irak se adiestra en operaciones aerotransportadas

Para ello contó con la colaboración del Batallón de Helicópteros de Maniobra III, que empleó sus helicópteros NH-90

La Unidad de Protección que desplegará en Irak con la próxima rotación, y que está formada sobre la base del Batallón “Legazpi” I/67, ha mejorado su preparación en operaciones aerotransportadas en la base de Agoncillo (La Rioja), los días 28 y 29 de mayo. Fuente - Ejército de Tierra

  • La Unidad de Protección que desplegará en Irak con la próxima rotación ha estado mejorando su preparación en operaciones aerotransportadas realizando diversos ejercicios en la base de Agoncillo.
  • Para ello contó con la colaboración del Batallón de Helicópteros de Maniobra III, que empleó sus helicópteros NH-90.
  • Entre otras actividades realizaron un vuelo táctico en el contexto de una operación de infiltración en una población que había que aislar y que finalizó con la extracción aérea del personal.

La Unidad de Protección que desplegará en Irak con la próxima rotación, y que está formada sobre la base del Batallón “Legazpi” I/67, ha mejorado su preparación en operaciones aerotransportadas en la base de Agoncillo (La Rioja), los días 28 y 29 de mayo.

Para ello contó con la colaboración del Batallón de Helicópteros de Maniobra III, que empleó sus helicópteros NH-90 para que los infantes pudieran practicar el embarque y desembarque de la aeronave, y conocer más sobre las capacidades del aparato y las medidas de seguridad.

La renovación de los helicópteros en las Fuerzas Armadas

Después realizaron un vuelo táctico en el contexto de una operación de infiltración en una población que había que aislar y que finalizó con la extracción aérea del personal. Paralelamente a las actividades con los helicópteros, se realizaron otras como el control de zona de un área para llevar a cabo un convoy logístico.

De esta forma, la unidad da un paso más en su preparación para formar parte del XI contingente que el Ejército aporta a la misión que la coalición internacional liderada por Estados Unidos tiene en marcha en Irak.

 

Misión de España en Irak

Alrededor de 500 militares españoles contribuyen a la Coalición internacional con el objetivo de adiestrar y capacitar a las fuerzas y cuerpos de seguridad iraquíes en su lucha contra el DAESH y en la estabilización del país.

Estas labores son llevadas a cabo por los instructores españoles que forman parte de la Task Force Besmayah, que junto con militares de otros países de la Coalición proporcionan las mejores capacidades a las fuerzas armadas del país asiático.

Actualmente, son diez las rotaciones que han dado cumplimiento a esta misión, siendo la actual la conformada sobre la base de la Brigada ‘Canarias’ XVI junto con miembros de otras unidades del Ejército de Tierra, Ejército del Aire y Guardia Civil.

Otros lugares donde se desarrollan las actividades de adiestramiento son Bagdad, Al Taqaddum y Taji, donde se adiestra a unidades del servicio contraterrorista (CTS) por los militares de Operaciones Especiales.

También forman parte del contingente español desplegado en Irak, los militares pertenecientes a la Task Force Toro (Unidad de Helicópteros) cuya misión principal es proporcionar transporte aéreo a las tropas de la Coalición, contando para ello con helicópteros Chinook y Cougar.

La unidad ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) fue desplegada en Zona de Operaciones, en la base de Al Asad, en octubre de 2017, alcanzando la FOC el 15 de diciembre y desde ese momento operando en apoyo de las fuerzas españolas, de la Coalición e iraquíes.