Los EE. UU. conceden 250 millones de dólares a Ucrania para mejorar su defensa

Con esta nueva partida, desde 2014 los EE. UU. han donado 1.500 millones de dólares a Ucrania

Captura tomada durante el "combate" que enfrentó a buques rusos y ucranianos
Captura tomada durante el "combate" que enfrentó a buques rusos y ucranianos

  • Los EE. UU. conceden 250 millones de dólares a Ucrania para mejorar su defensa.
  • Con esta nueva partida, desde 2014 los EE. UU. han donado 1.500 millones de dólares a Ucrania.
  • Los fondos se utilizarán para la adquisición de nuevos equipos, preferentemente de procedencia ucraniana, como forma de fortalecer la industria de defensa del país.

El Departamento de Defensa de los EE. UU. ha hecho pública sus planes para proporcionar una ayuda de 250 millones de dólares a Ucrania consistente en fondos de cooperación destinados a mejorar su defensa mediante la adquisición de nuevos equipos y el desarrollo de nuevas capacidades.

Esta nueva partida de gasto sirve, según el Departamento de Defensa de los EE. UU. para estrechar todavía más la relación entre dicho país y Ucrania y elevará la suma concedida al país de Europa del Este desde que comenzara en 2014 la guerra del Donbass, hasta los 1.500 millones de dólares, cantidad que si bien no ha servido para imponerse en el conflicto, sí ha logrado estabilizar el frente, aunque son pocos los progresos reales que han hecho unas fuerzas armadas, las ucranianas, afectadas por una corrupción endémica.

Los nuevos fondos se utilizarán para adquirir nuevos equipos y para respaldar los programas de capacitación continua y las necesidades operativas de las fuerzas armadas ucranianas, con especial énfasis en la mejor de las capacidades ISR en el ámbito naval, el desarrollo de la armada ucraniana y en la mejora en la capacidad de supervivencia y de su infantería y sus unidades de Operaciones Especiales.

Rubén Ruiz Ramas

Para lograr lo anterior, entre otras cosas se suministrarán a Ucrania nuevos rifles de francotirador, lanzagranadas propulsadas por cohetes y radares de contra-batería; sistemas de mando y control; sistemas de detección de guerra electrónica, sistemas de comunicaciones más seguros; medios para facilitar la movilidad militar;  equipos de vision nocturna y equipos médicos. Previsiblemente la mayor parte de las adquisiciones se realicen en Ucrania, para afianzar su industria de defensa.

Como es habitual en las publicaciones del Departamento de Defensa, cuando se exportaciones o de ayuda militar se trata, se ha aportado una razón para justificar la conveniencia de conceder dichas ayudas. En este caso, se hace referencia «al progreso continuo de Ucrania en la adopción de reformas institucionales de defensa clave para alinear la arquitectura de seguridad nacional de Ucrania con los principios euroatlánticos».

En el mismo anuncio se recoge que los EE. UU. mantienen su compromiso de ayudar a Ucrania a implementar las disposiciones de la Ley de Seguridad Nacional de Ucrania de 2018 destinada a fortalecer el control civil democrático de las fuerzas armadas, promover reformas de mando y control, mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en la adquisición y el presupuesto y promover reformas en la industria de defensa.