España aporta dos aviones del 43 Grupo a la flota europea de lucha contraincendios

La Unión Europea recibe dos aviones del 43 Grupo para la flota de lucha contraincendios europea. Imagen - Ejército del Aire

  • La Unión Europea recibe dos aviones del 43 Grupo para la flota de lucha contraincendios europea.
  • Estos aviones anfíbios operados por el Ejército del Aire quedan encuadrados en esta reserva a nivel europeo de capacidades de protección civil.
  • El comisario europeo conoció de cerca las capacidades técnicas de estos aviones y su forma de actuar en los siniestros que acontecen en España y que han influido mucho a la hora de formar esa reserva rescUE.

La base aérea de Torrejón fue el escenario de la recepción por parte de la Unión Europea de las dos aeronaves que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación aporta al ‘rescUE’. Estos aviones anfíbios operados por el Ejército del Aire quedan encuadrados en esta reserva a nivel europeo de capacidades de protección civil, tales como aviones aéreos de combate, bombas especiales de agua, búsqueda urbana y rescate, y hospitales de campo y equipos médicos de emergencia. Estos servicios complementarán los activos nacionales y serán administrados por la Comisión Europea para apoyar a los países afectados por desastres tales como inundaciones, incendios forestales, terremotos y epidemias.

El acto de recepción estuvo rodeado del mayor respaldo institucional. El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, acudió a la sede del 43 Grupo para conocer de primera mano estos medios aéreos, un CL-415 basado en Torrejón de Ardoz y un CL-215T destacado actualmente en Salamanca. El comisario acudió acompañado de Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, y de Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Fue precisamente el ministro de Agricultura quien destacó «el valor y la profesionalidad» de los efectivos del 43 Grupo, a la que calificó como una «unidad de élite» en la lucha contra los incendios. Luis Planas adelantó también la posibilidad de una futura base europea contraincendios en España para cubrir la zona mediterránea.

El comisario europeo conoció de cerca las capacidades técnicas de estos aviones y su forma de actuar en los siniestros que acontecen en España y que han influido mucho a la hora de formar esa reserva rescUE. Esta reserva europea de activos de protección civil se crea para ayudar a los estados miembros a responder a desastres, cuando las capacidades nacionales se ven superadas. Todos los costos y capacidades de rescEU se cubrirían completamente con el financiación de la Unión Europea. La Comisión mantendrá el control operativo de tales activos y decidirá sobre su despliegue.

Paralelamente, la Comisión ayudará a los estados miembros a aumentar sus capacidades nacionales, financiando los costos de adaptación, reparación, transporte y operación de sus recursos existentes, mientras que hoy solo se cubren los costos de transporte. Tales activos se convertirían en parte de un conjunto compartido de recursos de respuesta de emergencia bajo el Fondo Europeo de Protección Civil, y se pondrían a disposición para su implementación cuando ocurra un desastre.

La experiencia de España y de sus medios aéreos es muy importante, ya que los estados miembros compartirán sus estrategias nacionales de prevención y preparación para identificar y abordar colectivamente las posibles brechas. La medida refuerza la cooperación y la coherencia con las políticas existentes de la Unión Europea relacionadas con la prevención de siniestros.

 

 

Vídeos Relacionados