Francia presenta la primera unidad de la clase Barracuda

La clase se completará en 2029 con la entrega de la sexta y última unidad

SSN Suffren en la grada del astillero de Cherburgo. Imagen - Naval Group

  • Francia presenta la primera unidad de la clase Barracuda.
  • La clase se completará en 2029 con la entrega de la sexta y última unidad.
  • El programa ha acumulado retrasos y sobrecostes relacionados con la integración de un nuevo tipo de reactor nuclear que le permitirá operar sin recargar por periodos de 10 años.

Después de más de diez años de trabajo en las instalaciones que el gigante francés de la construcción naval Naval Group (antigua DCNS) posee en Cherburgo, hoy al fin se dará a conocer oficialmente el primer SSN de la clase Barracuda, bautizado como «Suffren» en honor del almirante Pierre André de Suffren de Saint Tropez, vencedor de las batallas de Sadras, Trincomalay o Negatapam.

Después de ensamblar las cerca de 800.000 piezas que componen este enorme puzzle, la primera de las seis unidades de la nueva clase que sustituirá a los actuales Rubis tocará el agua en las próximas semanas. Se espera que permanezcan en servicio hasta la década de 2060, para lo cual se han diseñado con una gran capacidad de crecimiento futuro, puesto que deberán adaptarse a nuevas tecnologías en un periodo en el que se espera pueda producirse una disrupción tecnológica sin parangón.

Submarinos OTAN

El coste de la nueva clase ha crecido desde los 7.900 millones de euros planeados inicialmente hasta algo más de 9.000 millones, lo que ha sido motivo de críticas y, sin embargo, no supone un sobrecoste demasiado elevado para este tipo de programas. Además, el éxito exportador obtenido gracias al contrato australiano, algo sin precedentes, ayudará a la empresa pública a obtener unos suculentos beneficios con este programa.

Se espera que otras tres unidades sean entregadas para 2025, el «Duguay-Trouin», el «Tourville» y el «de-Grasse», mientras que para 2029 debería hacerse lo propio con los dos últimos, el «Casabianca» y el «Rubis». Por su parte, la clase precedente será desmantelada en Cherburgo, haciendo gala de la diligencia francesa en este aspecto, un tema que tratamos en los números 9 y 10 de nuestra revista con mayor detalle.

Submarinos de ataque

La clase Barracuda (o clase Suffren) consiste en un submarino de ataque nuclear (SSN), diseñado por el grupo naval francés Naval Group, aunque lo relativo a la propulsión nuclear es responsabilidad del gigante estatal Areva-Technicatome. La construcción del Suffren comenzó en 2007 y la primera unidad se pondrá en servicio este mismo año.

El SSN Suffren posee timones en forma de X y unas líneas hidrodinámicas mejoradas buscando la eficiencia, a la vez que cuenta con un reactor probado ya en los SSBN de la clase Triomphant y que les permitirá operar 10 años sin recargar. A las capacidades de la plataforma hay que añadir los avances que Naval Group, en conjunción con la multinacional francesa de electrónica Thales está logrando en cuanto a la incorporación de UUV y los apoyos que estos puedan proporcionar a los submarinos en operación. Sin embargo, también sufren problemas. En el caso del SSN Suffren, el retraso en el programa es significativo y se debe a los desafíos de adaptar el reactor de los SSBN, el K15, al nuevo modelo.

Los nuevos Barracuda podrán lanzar misiles de crucero navales con un alcance de unos 1.000 km ya que estarán equipado con misiles MDCN SCALP Naval para ataques de largo alcance contra objetivos terrestres estratégicos. Sus misiones incluirán la lucha contra la superficie y la lucha contra otros submarinos, el ataque a tierra, la recopilación de inteligencia, la gestión de crisis y las inserción de equipos de operaciones especiales, para lo que puede alojar hasta 12 comandos cuyos equipos se almacenarán un hangar de cubierta accesible desde una esclusa de aire, lo que permitirá a los buzos de combate abandonar el submarino mediante submarinos de bolsillo, una capacidad que hasta el momento solo tienen norteamericanos y británicos.

 

 

 

Vídeos Relacionados