Turquía es expulsada del Programa F-35

La Administración Trump ha decidido expulsar a Turquía del Programa F-35 debido a la compra de sistemas antiaéreos rusos S-400

El F-35 es hoy, incluso por encima del F-22, el caza más avanzado del mundo
El F-35 es hoy, incluso por encima del F-22, el caza más avanzado del mundo. Además, su arquitectura permitirá que siga recibiendo mejoras durante los próximos años y que se adapte a una era en la que los pilotos serán cada vez menos importantes en su función tradicional, hasta convertirse en gestores de grupos de combate mixtos formados por F-35 y UAV/UCAV. Foto - USAF

  • La Administración Trump ha decidido expulsar a Turquía del Programa F-35 debido a la compra de sistemas antiaéreos rusos S-400.
  • El despliegue de dicho sistema ponía en peligro el Programa F-35 dada la posibilidad de servir a Rusia datos acerca de su firma radar, emisiones, etc.
  • Con la expulsión de Turquía se da un paso más, esta vez de calado, en la ruptura entre dicho país y Occidente, a pesar de que sigue siendo miembro de la OTAN.

Como era previsible, después de la cadena de decisiones que ha llevado a Turquía a estar cerca de desplegar sistemas antiaéreos S-400 de origen ruso, sumándose así a un exclusivo club que forman apenas la propia Federación Rusa y la República Popular de China, el país dirigido por Erdogan ha sido expulsado del Programa F-35.

En la escueta nota de prensa de la Casa Blanca se explicaba de la siguiente manera la decisión de la administración estadounidense:

«Desafortunadamente, la decisión de Turquía de comprar sistemas de defensa aérea S-400 rusos hace imposible su participación en el programa F-35. El F-35 no puede coexistir con una plataforma de recopilación de inteligencia rusa que se utilizará para conocer sus  avanzadas capacidades. Los Estados Unidos han estado trabajando activamente con Turquía para proporcionar equipos antiaéreos para satisfacer sus legítimas necesidades de defensa aérea y esta Administración ha realizado múltiples ofertas para proveer a Turquía el sistema de defensa aérea estadounidense PATRIOT. Turquía ha sido durante mucho tiempo un socio de confianza, así como aliado de la OTAN durante más de 65 años, pero aceptar el S-400 socava los compromisos que todos los aliados de la OTAN se hicieron entre sí para alejarse de los sistemas rusos. Esto tendrá efectos perjudiciales en la interoperabilidad turca con la Alianza. Estados Unidos todavía valora mucho nuestra relación estratégica con Turquía. Como aliados de la OTAN, nuestra relación tiene múltiples niveles y no se centra únicamente en el F-35. Nuestra relación de militar a militar es sólida y continuaremos cooperando con Turquía de manera extensa, teniendo en cuenta las limitaciones debidas a la presencia del sistema S-400 en Turquía».

Como se ve, si se sabe leer entre líneas, todo indica en la última parte que la relación, pese a que nominalmente Turquía sigue dentro de la OTAN y a que se intentará mantener a dicho país en la Alianza, está muy tocada. Efectivamente, cuando a partir del próximo año los sistemas S-400 estén operativos, las maniobras conjuntas se reducirán. Además, ahora están en el aire misiones como las que mantienen a nuestros militares allí, operando un sistema antiaéreo Patriot.

Rusia continúa enviando componentes del sistema antiaéreo S400 a Turquía

El Ministerio de Defensa de Turquía compartió el pasado 14 de julio a través de la red social Twitter una información relativa al aterrizaje de un quinto y sexto aviones de carga rusos en la base aérea Murted, cerca de la capital del país, Ankara, advirtiendo que esperaban la llegada de dos aviones más en unas horas. Turquía recibió los primeros tres envíos de componentes S-400 el 12 de julio y un cuarto envío el 13 de julio, desafiando las amenazas de posibles sanciones por parte de los Estados Unidos.

F-35 Vs Eurofighter

A pesar de que los Estados Unidos le habían dado a Turquía tiempo hasta el próximo 31 de julio para revertir sus acciones o enfrentarse a las consecuencias, la decisión se ha precipitado después de que ayer Donald Trump diese a entender que, de continuar en su intento, Turquía quedaría fuera del programa F-35.

Ahora queda por ver si para modernizar su fuerza aérea el país confía en sistemas rusos, o bien continúa desarrollando su propio programa de cazabombardero de 5ª generación, presentado en la feria de Le Bourget al público, pero todavía en estado demasiado embrionario como para ser tomado en cuenta.