Blindaje Reactivo

Una solución ingeniosa en permanente evolución

La URSS desarrolló uno de los ERA más populares del mundo, el famoso “ladrillo” Kontakt-1, que hoy ha sido sucedido por modelos más modernos como el Kontakt-5 y que dota a los T-72AV, T-72B, T-80BV o T-64BV, entre otros.

 

Blindaje Reactivo

Una solución ingeniosa en permanente evolución

 

Por Yago Rodríguez Rodríguez

 

Desde el nacimiento de los vehículos blindados, la coraza fabricada de acero o hierro fundido ha sido el principal medio de protección, aunque con el tiempo se hayan añadido nuevos materiales y se haya complicado su fabricación con la adopción de diseños espaciados, tipo sándwich, etc. El objetivo, siempre, ha sido el de lograr una protección igual o superior, a ser posible con un peso menor que ayude con otra de las características básicas del carro -y también muy relacionada con la protección-, como es la movilidad.

Un solo metro cúbico (1x1x1) de hierro fundido equivale a una masa aproximada de 8 toneladas, cifra que no se reduce demasiado con otros materiales o aleaciones, lo que lleva a un punto en el que la adición de más acero homogeneizado o de alta resistencia deja de ser viables.

De esa necesidad de alcanzar una mejor relación peso/protección han surgido varias ideas en su día innovadoras, como el empleo de blindajes a base de aluminio, menos eficaces pero más ligeros y que aún perduran en vehículos tan variados como el M-113 o la gama de VCI BMD rusos.

https://www.ejercitos.org/2018/09/16/sistemas-de-proteccion-activa/

A partir de los años 70, la disponibilidad y la capacidad industrial para manipular el titanio a gran escala dieron lugar a su inclusión en los blindajes ya que se trataba de un material con buenas propiedades contra municiones de cualquier tipo y además es más ligero que el acero, permitiendo reducir el peso total del vehículo. Eso sí, el titanio es más caro y difícil de transformar, lo que limitaba la cantidad de este que podía ser utilizado en cada carro. Además, en casos concretos como la Unión Soviética, los programas

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.