Origen y evolución de los MRAPs

Emboscada en Yemen. Dos MRAP M-ATV han sido dañados, abandonados por su tripulación y posteriormente incendiados por los hutíes
Emboscada en Yemen. Dos MRAP M-ATV han sido dañados, abandonados por su tripulación y posteriormente incendiados por los hutíes

 

Origen y evolución de los MRAPs

 

Por Francisco P. Fernández Mateos

 

El conflicto de Irak y, posteriormente, los de Afganistán y Líbano, es decir, los definidos de tipo asimétrico, pusieron de manifiesto la necesidad de que los blindados usados tradicionalmente fueran convenientemente reforzados para defenderse de las minas y las cargas explosivas improvisadas o IED[1]. No olvidemos que este tipo de agresivos no eran determinantes durante el proceso de su desarrollo, por lo que su empleo masivo supuso una sorpresa que ocasionó una gran cantidad de víctimas. De hecho, en mayo de 2006, la Infantería de Marina norteamericana (US Marine Corps – USMC) vio la conveniencia de proteger sus fuerzas desplegadas en Irak con blindados especialmente diseñados para resistir los nuevos ataques, culpables de un porcentaje bastante elevado de las bajas totales. Es así como nacieron los MRAP.

Inicialmente, las necesidades fueron cifradas en 185 vehículos, aunque sólo cinco meses más tarde fueron aumentados hasta los 1.230 ejemplares, 850 para los Marines y 380 para el Ejército de Tierra (US Army – USA) y la Armada (US Navy – USN). Sin embargo, los ataques continuaban produciendo muertos y heridos graves, por lo que las peticiones alcanzaron los 4.060 vehículos antes de finales de ese mismo año.

 

*

 

El programa inicial norteamericano

Ante la importancia que iba alcanzando la adquisición de los nuevos blindados, en febrero de 2007 se puso en marcha el programa MRAP (Mine Resistant Ambush Protected – Resistente a las Minas y Protegido contra Emboscadas), nombre que caló rápidamente en la opinión pública internacional hasta el punto de que, en muy poco tiempo, su uso se extendió para denominar de forma genérica a todos los vehículos que habían sido diseñados pensando expresamente en que proporcionaran protección ante los tipos de ataque citados, es decir, los efectuados con minas e IED.

Inmediatamente se puso de manifiesto la gran eficacia de los nuevos medios en comparación con los Hummer (HMMWV), incluso en sus versiones blindadas, reduciendo en un 80% el número de bajas. Así, en abril de 2007, los MRAP habían sufrido 300 agresiones con IED, no contabilizándose ningún muerto al tiempo que disminuyó el número de heridos a menos de uno por ataque, frente a las dos bajas, incluidos los fallecidos, producidas en los perpetrados contra otros vehículos.

Por otra parte, el empleo de estos ingenios obligó a las fuerzas insurgentes a utilizar cargas explosivas mucho más grandes y potentes, lo que dificulta su transporte e instalación, facilitando por lo tanto su detección y consiguiente desactivación.Test anti-minas efectuado con un “Cougar” 6×6. Los MRAP sufrieron numerosos ataques en Irak. Este Cougar sólo sufrió daños externos. Como cabe apreciar, la fuerte explosión no afectó a la “cápsula” de personal. Muy pronto se puso de manifiesto la eficacia de los nuevos “MRAP”.

Carros de Combate y Vehículos Blindados

Ante el importante éxito cosechado por los MRAP, las peticiones iniciales fueron aumentando de manera progresiva y, así, en marzo de 2008, la JROC (Junta de Seguimiento de Requisitos Conjuntos) fijó las cifras finales en 15.838 ejemplares (2.225 USMC, 12.000 USA, 544 USN, 558 US Air Force-USAF, 378 Special Operations Command-SOCOM, y 133 para test). Además, los accidentes y problemas de movilidad detectados especialmente en Afganistán, aconsejaron el desarrollo de un modelo algo más pequeño y ligero (MaxxPro-Dash) del que fueron encargados los últimos 832 ingenios.Aparcamiento de “Cougar” y “Buffel” en Irak. Ante el éxito cosechado por los “MRAP” las peticiones iniciales aumentaron rápidamente.

El empleo de los denominados EFP (Penetradores Formados por Explosión)[2], aconsejó el inicio del programa MRAP II (2008-2013), también liderado por el USMC. Por su parte, el Ejército de Tierra puso en marcha el MMPV (Medium Mine Protected Vehícle) (2008-2015), que es una versión diseñada para las Fuerzas de Ingenieros encargadas de realizar misiones de alto riesgo, como limpieza de campos de minas y vías de comunicación, desactivación de explosivos, reconocimiento de zonas peligrosas, etc. Además, la protección de los vehículos en servicio está mejorándose continuamente con la instalación de diversos kits adicionales como el denominado Frag 6[3], derivado del que sirvió para proteger los Hummer, o el LROD formado por planchas de aluminio de blindaje, al tiempo que están instalándose otros muchos equipos como perturbadores, detectores de explosivos y francotiradores, sistemas de protección activa ADS, estaciones de armas de control remoto, rejas slat contra lanzagranadas tipo RPG, etc.La versión británica del “Cougar” fue denominada “Mastiff” y dispone de gruesas protecciones laterales contra IED y rejas “slat”.

Blindaje Reactivo

La continua variación de las necesidades de MRAP, para muchos como consecuencia de una deficiente programación y, oficialmente, por los continuos cambios de situación vividos en Irak y Afganistán, propició la aparición de diversos modelos, entre otras razones porque ninguna empresa disponía de suficiente capacidad para acometer la fabricación de las cantidades requeridas, y en unos plazos de tiempo tan cortos. En consecuencia, tuvo que efectuarse un verdadero esfuerzo industrial para cumplir los requerimientos del Pentágono, ya que fue muy complicado conseguir las cantidades de materiales imprescindibles, especialmente en planchas de blindaje y neumáticos. En palabras del Secretario de Defensa Robert M. Gates: “Desde la Segunda Guerra Mundial ha sido la mayor movilización de la industria en apoyo de los Ejércitos”. Como ejemplos, veamos algunos datos:“Caimán” con sistema de detección de minas y explosivos delantero.

  • El prototipo del modelo Caiman de la empresa Armor Holdings, adquirida en 2007 por el grupo BAE Systems, fue construido en un tiempo récord de 60 días, terminándose el primer ejemplar de serie tan sólo 43 días después de firmarse el contrato.
  • En noviembre de 2007 ya habían sido desplegados, en Irak principalmente, 1.500 vehículos de varios modelos. En enero de 2008, esa cantidad había aumentado hasta los 2.225 ingenios, 45 de ellos en Afganistán.
  • En mayo de 2008, las existencias de MRAP en las zonas de operaciones habían alcanzado los 400 ejemplares en Afganistán (más de 800 a finales de ese mismo año) y 4.200 en Irak, con otros 1.200 adicionales en Kuwait.

En sus diferentes versiones, la familia “MaxxPro” superó la cifra de 6.000 ejemplares construidos. A título meramente anecdótico citaremos que, según el Mando de Transporte, el traslado aéreo de cada vehículo tenía un coste aproximado de 750.000 $[4], mientras que por barco esa cantidad quedaba reducida a 13.000, aunque se necesitaban entre 3 y 4 semanas para que llegara a su destino. De ahí que, una vez cubiertas las necesidades más urgentes, desde mediados de 2008, la mayoría de los transportes se hicieron por vía marítima.En cuanto se cubrieron las necesidades más urgentes, el transporte aéreo fue sustituido por el marítimo, mucho más barato.

 

 

Categorías y modelos construidos

Aunque en principio sólo se contemplaron dos categorías, finalmente fueron definidas tres, a saber:

  • Categoría I: Modelos con una tripulación mínima de 6 personas y un peso máximo de 17 toneladas, destinados a actuar en zonas urbanizadas y espacios restringidos, para realizar funciones de mando y control, comunicaciones, escolta de convoyes, reconocimiento…
  • Categoría II: Con capacidad para 10 personas o más y un peso de 17 a 23 toneladas, para misiones de escolta de convoyes, transporte de tropas, ambulancia, desactivación de explosivos y combate de zapadores.
  • Categoría III: Con una tripulación de 5/6 personas y unas 25 toneladas de peso, sólo incluyó el Buffel para desactivación de explosivos, que es fabricado por Force Protection Industries.

Dentro de la Categoría I fueron estudiados los siguientes modelos de tracción 4×4: Cougar H de Force Protection Industries (FPI), RG-33 y Caiman (desechado finalmente) de BAE Systems[5], MaxxPro, MaxxPro-Plus y MaxxPro-Dash de Navistar Internacional Military Group (IMG)[6], Alpha de Oshkosh Truck, RG-31 de General Dynamics Land Systems Canada[7] (7), Golan israelí comercializado por Protected Vehicles Inc. (PVI)[8], y ASV M1117 de Textron Marine. También fueron ofrecidos, aunque no admitidos, el Sergeant de General Purpose Vehicles (GPV), el Dingo 2 alemán y el Bushmaster australiano. Además, los 100 Alpha y 60 Golan encargados fueron entregados finalmente a diversas fuerzas de seguridad, al tiempo que el M1117, del que ya se estaban utilizando más de 1.000 ejemplares en Irak, también fue descartado del programa, tanto por su precio elevado[9], como por los problemas de construcción que podrían presentarse, dado que la factoría de Nueva Orleáns, encargada de su fabricación, fue gravemente dañada por el huracán Katrina en 2005[10].Variante para desactivación de explosivos del “RG-33L”.

Para la Categoría II fue desechado el Commander de GPV y se aceptaron respectivamente el Cougar HE, RG-33L, Caiman, MaxxPro XL, MaxxPro-Plus XL[11] y RG-31E, siendo los tres primeros de tracción 6×6 y los demás 4×4.

Fuerzas Acorazadas en Iberoamérica

La Infantería de Marina integra básicamente las versiones del Cougar[12] (4×4/6×6) y Buffel, mientras que el US Army incorpora una mezcla del resto de modelos y unos pocos Cougar.El “Buffel” es el único MRAP de Categoría III. En lo referente al programa MRAP II destacaremos que, tras desecharse la mayor parte de los modelos presentados (versiones mejoradas del MaxxPro, Cougar, RG-31, RG-33, y Golan) fueron seleccionados un Caiman mejorado de BAE Systems y el Bull de Ideal Innovations (grupo constituido por Oshkosh y Ceradyne), con los que deben cubrirse las dos categorías previstas, similares a las dos primeras del MRAP, si bien todos los vehículos deberían pesar más de 18 toneladas.

Tras la finalización de las operaciones a gran escala en Irak y Afganistán, tanto el programa MRAP II como el MMPV[13] del US Army fueron abandonados, si bien continúan estudiándose futuras modernizaciones o vehículos de nuevo desarrollo.Impresionante aspecto del “Bull”. El “Bull” fue uno de los vehículos seleccionados inicialmente para el “MRAP II”.

MRAP Mastiff británico con blindaje de rejas

 

 

Lecciones aprendidas

Los problemas detectados a lo largo de todo el proceso de desarrollo y fabricación, así como del posterior empleo de los vehículos en operaciones, permitieron extraer una serie de lecciones aprendidas, entre las que cabe destacar las siguientes:

  • El elevado precio (unos 17.600 millones de dólares), unido al hecho de que fue considerado desde el primer momento como un programa prioritario, influyó muy negativamente en el desarrollo de otros proyectos, como los denominados JLTV – CTV (Joint Light Tactical Vehicle – Combat Tactical Vehicle) encaminados a buscar sustitutos del Hummer.
  • La gran diversidad de modelos adquiridos y su elevado consumo de carburante, complicó y encareció enormemente el apoyo logístico de las operaciones.
  • Según algunos expertos, el uso de vehículos de gran tamaño y forma amenazadora va en contra de la estrategia de contrainsurgencia planteada, ya que perjudican la conexión entre los soldados y la población civil.
  • El elevado precio del transporte, hace poco rentable su retorno a los Estados Unidos, por lo que muchos ejemplares fueron cedidos o vendidos a bajo precio a otros Ejércitos como los de Irak y Afganistán, una vez abandonadas masivamente las zonas de operaciones.
  • Su gran altura los hace muy poco estables, siendo muy propensos a volcar circulando por caminos deficientes, tan habituales en Afganistán. Según el Centro de Lecciones Aprendidas del USMC, de los 66 accidentes producidos entre noviembre de 2007 y julio de 2008, 40 fueron causados por el mal estado de los caminos, puentes débiles y fallos de los conductores. Además, esos accidentes produjeron numerosos heridos y, en un caso concreto, fallecieron cinco soldados ahogados, tras precipitarse el vehículo dentro de un canal con agua. Así mismo, fueron detectados varios accidentes al chocar los vehículos con tendidos eléctricos de poca altura o pasar sus antenas próximas a los cables y producirse un arco eléctrico con capacidad suficiente para provocar la electrocución de algunos tripulantes, especialmente el situado en la escotilla superior. Para paliar estos problemas, se tomaron diferentes medidas para aumentar la destreza de los conductores (simuladores, pistas de conducción…), al tiempo que se incidió en la instrucción del resto de los tripulantes (exigencia del uso sin excusas de los cinturones de seguridad, cascos, chalecos protectores, etc) y se introdujeron diversas mejoras en los vehículos (asientos, colocación y sujeción de los equipos, etc).
  • A pesar de que las medidas tomadas paliaron en cierto grado los problemas existentes, las unidades desplegadas en Afganistán solicitaron insistentemente el envío de blindados más pequeños y ligeros que los MRAP, pero con su mismo nivel de protección y una movilidad muy superior, lo que finalmente dio lugar a la aparición del programa M-ATV, que veremos a continuación.

Como resumen de este apartado, diremos que los soldados que fueron entrevistados al volver a EEUU tras prestar servicios en operaciones, manifestaron una serie de quejas sobre los MRAP, centradas básicamente en: Dificultad para hacer fuego a través de las rótulas de tiro, dado que los asientos están orientados hacia dentro; en algunos modelos, la escalera trasera hace peligroso el acceso hasta la puerta; y en terrenos movidos es fácil que los tripulantes se golpeen con el techo del vehículo, lo que ha propiciado bastantes lesiones en el cráneo y cervicales. A pesar de todo, la inmensa mayoría estaban satisfechos con el uso de estos blindados, sobre todo al quedar patente que proporcionan una capacidad de supervivencia frente a la acción de las minas e IED muy superior a la de los Humvees.

MRAP Scorpion, de Streit Group.

 

 

El programa M-ATV

Teniendo en cuenta que los programas JLTV – CTV (Joint Light Tactical Vehicle – Combat Tactical Vehicle) encaminados a buscar sustitutos del Hummer, no estarían finalizados en breve, el Pentágono decidió en noviembre de 2008 lanzar un concurso para el desarrollo urgente de un vehículo denominado M-ATV o MRAP Todo-terreno (MRAP-All Terrain Vehicle). La petición inicial sería de 372 vehículos, probablemente aumentada hasta los 2.080, y con expectativas de fabricar hasta un total de 10.000. Aproximadamente, 90 días después de efectuarse la petición de ofertas, es decir, para mediados de enero de 2009, las empresas licitadoras deberían tener preparados dos prototipos para las pruebas de evaluación, que serían completados con otros tres ejemplares a mediados de abril.El programa “M-ATV” nació para cubrir las necesidades de las operaciones desarrolladas en Afganistán. Teniendo en cuenta las lecciones aprendidas de las operaciones en Afganistán, el M-ATV debería poseer las siguientes características generales:

  • Más ligero y maniobrable que los MRAP pero con su mismo grado de protección, incluyendo los EFP y RPG (integral o con kits desmontables).
  • Capacidad de vadeo mínima de 1,5 metros sin ninguna preparación.
  • Mucho más silencioso que cualquiera de los MRAP en servicio.
  • Posibilidad de circular, al menos durante 1 km, después de recibir un impacto de 7,62 mm que le produjera pérdidas de aceite, carburante o líquido refrigerante.
  • Equipado con neumáticos run-flat capaces de circular de 30 a 50 millas a 30 m/h, después de sufrir múltiples impactos en dos de las ruedas.
  • Debería incluir los siguientes sistemas y equipos: navegación (DAGR), radio-comunicaciones (SINCGARS), interfonía, mando y control (FBCB2), sistema de ayuda a la conducción, dos cámaras traseras de conducción Check-6, inhibidores contra IED, focos de luz orientables que cubrieran los 360º para detectar cargas explosivas, equipo de limpieza de carreteras tipo Rhino y rodillos Sparks, detector de francotiradores Boomerang, estación de armas de control remoto CROWS II, y generador de 500 amperios. Además, debería incluir un kits de reparaciones rápidas que permitiera la recuperación de vehículos con graves daños producidos por minas o IED.
  • A lo largo del proceso de producción, la empresa seleccionada debería estar en condiciones de llegar a fabricar 1.000 vehículos al mes. Esta exigencia se consideró indispensable para que no pasara lo mismo que con los MRAP que, al solicitarse con gran urgencia, ninguna de las empresas era capaz de fabricar las cantidades de vehículos solicitadas tanto por el US Army como por los Marines, lo que favoreció la adquisición de diversos modelos de las tres categorías, viéndose enormemente dificultadas las tareas de apoyo logístico.

Con las premisas anteriores, la petición de ofertas fue contestada por los siguientes candidatos:

  • BAE Systems Global Tactical Vehicles junto a Lockheed Martin, presentó un modelo basado en la Familia del Vehículo Táctico Medio (FMTV), derivado del MRAP Caiman, también estudiado dentro del programa JLTV.
  • BAE Systems ofreció en solitario una variante aligerada del RG-33.
  • Force Protection y General Dynamics propusieron una versión del vehículo de alta movilidad Cheetah, en fase de desarrollo desde 2005 para el programa JLTV.
  • Navistar presentó el MXT/Husky, una versión aligerada de su familia MaxxPro.
  • Oshkosh propuso una versión diseñada a partir del chasis de su camión medio MTVR 4×4, con suspensión independiente de altas prestaciones TAK-4 y una estructura acorazada de la firma Plasan Sasa, diseñada originalmente para el JLTV.
  • General Dynamics Canada planteó la opción de desarrollar una variante del RG-31, pero ninguno de los dos prototipos presentados pasó la fase de evaluación inicial.
  • Por último, Locheed Martin estudió el desarrollo de un vehículo basado en el chasis del camión FMTV, usado también para el programa JLTV, pero finalmente decidió centrarse en este último programa.Una de las principales exigencias para el “M-ATV” era que debía poseer una buena movilidad.

En resumen, fueron aceptados cinco vehículos de las empresas BAE Systems (dos), Force Protection, Navistar y Oshkosh, que tuvieron que entregar un total de cinco prototipos de cada modelo para las pruebas de evaluación.

El porvenir de los carros de combate

A finales de junio se dio a conocer que el concurso había sido ganado por el modelo de Oshkosh, haciéndose un primer pedido de 2.244 ejemplares por 1.056 M$, si bien la JROC (Junta de Requerimientos Operativos Conjuntos) del Pentágono ya había aprobado la adquisición de 5.244, los primeros de los cuales deberían llegar a Afganistán en octubre. A partir de ese momento, el programa sufrió continuos cambios, siendo los principales hitos los siguientes:

  • 31 de julio de 2009. Los encargos alcanzaron la cifra de 3.924 vehículos (2.120 M$), firmándose una opción adicional de otros 1.700 por 1.064 M$, que incluía apoyo logístico, piezas de repuesto, reparaciones de campaña, etc. Oshkosh fabricó durante el mes de julio 46 M-ATV, uno más de los previstos inicialmente.
  • 14 de septiembre de 2009. Las solicitudes llegaron a los 4.296 ingenios (2.310 M$), estimándose que las entregas finalizarían el 31 de mayo de 2010.
  • 29 de septiembre de 2009. El Pentágono comunicó que el primer M-ATV había sido desplegado en Afganistán.
  • 9 de octubre de 2009. Se firmó un nuevo contrato hasta llagar a los 5.244 M-ATV (2.760 M$). La empresa comunicó que preveía la fabricación de 1.000 vehículos mensuales a partir de diciembre de 2009, finalizando las entregas en marzo de 2010.
  • 22 de octubre de 2009. Llegan a Kandahar (Afganistán), 8 M-ATV para realizar cursos de conductores y de mantenimiento.
  • 28 de octubre de 2009. El Presidente Obama firmó el Presupuesto de Defensa de 2010, que incluía una partida de 6.656 M$ para compra de MRAP, 1.200 más de los previstos, lo que permitió incrementar la cantidad de M-ATV hasta los 6.219 ejemplares (más de 3.200 M$), con una opción adicional por otros 400 (se hizo firme el 10 de diciembre).
  • 30 de noviembre de 2009. Oshkosh celebró la entrega del M-ATV nº 1.000.
  • 22 de diciembre de 2009. La empresa anunció que se había superado la cantidad prevista de 1.000 vehículos construidos al mes.
  • 23 de febrero de 2010. Se firmó un contrato adicional por otros 1.460 ejemplares (640 M$) lo que elevó la cifra total hasta 8.079 vehículos (4.740 M$), alargándose el plazo de entrega hasta mayo de 2010.
  • 24 de febrero de 2010. Oshkosh presentó, durante la exposición AUSA 2010, dos variantes del M-ATV, una ambulancia y un vehículo utilitario de carga.
  • 14 de julio de 2011. Oshkosh comunicó que el total de pedidos había pasado la cifra de 8.700, de los que unos 8.000 ya habían sido entregados.

En resumen podemos afirmar que, si bien con cierto retraso con respecto a otros países, EEUU finalmente decidió el desarrollo de un MRAP ligero que cristalizó en el M-ATV, cuyas características son realmente interesantes, especialmente en el aspecto de la protección. Aparte de incluir todo tipo de equipos de última tecnología, se puso especial interés en que, tras sufrir un ataque, el vehículo pudiera circular al menos durante un km, espacio suficiente para ponerse a cubierto.El “M-ATV” fue desplegado en Afganistán en un tiempo récord. El “M-ATV” prestó excelentes servicios. Para finalizar este apartado, diremos que Oshkosh ganó finalmente el concurso JLTV, con una versión aligerada del M-ATV o L-ATV, a la que dedicaremos un futuro trabajo. La fabricación del ya denominado Oshkosh JLTV comenzó en septiembre de 2016, estando previsto que continúe hasta 2040 con la producción total de unos 50.000 ejemplares, cuyo precio unitario ronda los 400.000 $.

El M-ATV ha sido probado ya en todo tipo de escenarios después de ser exportado a Arabia Saudita, EAU, Croacia, Uzbekistán o Polonia, entre otros.

 

 

Características Técnicas

  • Denominación: M-ATV (MRAP-All Terrain Vehicle).
  • País de origen: EEUU.
  • Tripulación: 4+1.
  • Peso vacío: 11 ton.
  • Peso máximo: 14,7 ton.
  • Carga máxima: 1,8 ton.
  • Longitud: 6,27 m.
  • Anchura: 2,40 m (2,70 con protección adicional contra EFP).
  • Altura: 2,59 m incluyendo la estación de armas con kit de protección.
  • Motor: Caterpillar C7, turbodiesel de 370 cv.
  • Transmisión: Automática Allison 3500SP de 6 velocidades.
  • Tracción: 4×4.
  • Suspensión: Independiente tipo TAK-4.
  • Armamento: Estación de armas CROWS II con posibilidad de montar una ametralladora M240 de 7,62 mm, un lanzagranadas Mk19 de 40 mm o un lanzamisiles contracarro BGM-71 TOW.
  • Velocidad máxima: 105 km/h.
  • Autonomía: 510 Km.
  • Pendiente: 60%.
  • Peralte: 30%.
  • Vadeo: 1,5 m sin preparación.
  • Protección: Coraza compuesta de la empresa Plasan Sasa, con kits adicionales contra IED, EFP y RPG.
  • Versiones: Además del modelo básico se ofrecen variantes para fuerzas especiales, ambulancia, mando y control, reconocimiento, cazacarros con lanzamisiles TOW, transporte de personal, carga general, puesto de mando, mantenimiento, etc.
  • Otros equipos: Calefacción y aire acondicionado, neumáticos run-flat, navegación, radio-comunicaciones, interfonía, mando y control, sistema de ayuda a la conducción, dos cámaras traseras de conducción Check-6, inhibidores contra IED, focos de luz orientables, equipo de limpieza de carreteras tipo Rhino y rodillos Sparks, detector de francotiradores Boomerang, generador de 500 amperios, kits de reparaciones rápidas, etc. También se ofrecen numerosos equipos opcionales.
    Fabricante: Oshkosh Defense.

 

 

Panorama Internacional

El éxito cosechado por los MRAP ha propiciado el inicio o la potenciación de numerosos programas de vehículos similares en todo el mundo. Por ello, aunque sólo sea de pasada, citaremos los más destacados que, por orden alfabético de los países de origen, son los siguientes:

 

Alemania

En 1999, el Ejército alemán vio la necesidad de contar con vehículos de alta protección para operaciones, encargando a Krauss-Maffei Wegmann la construcción de 56 APV 2 (All-Protected Vehicle 2) Dingo, cifra que fue aumentada posteriormente hasta las 147 unidades. Posteriormente, apareció el modelo mejorado Dingo 2 que, además de Alemania, es utilizado por Austria y Bélgica. Como dato anecdótico, a diferencia de la mayoría de MRAP, no tiene el suelo del casco en forma de V, sino plano pero con varias planchas de coraza y muelles amortiguadores entre ellas. Se ofrece en numerosas versiones, con chasis corto, largo y de volumen aumentado, y proporciona un elevado nivel de protección a pesar de su reducido peso máximo (12,5 toneladas), ya que los tripulantes van alojados en una cápsula o cámara especialmente blindada. Aunque en menor cantidad, el Ejército alemán también utiliza el modelo Yak, diseñado conjuntamente con Suiza, donde es denominado Duro IIIP pues utiliza un chasis de camión Duro. Por otra parte, las empresas alemanas (Rheinmetall y Krauss-Maffei, principalmente) están desarrollando varios modelos como el Wisent (8×8 con versiones 6×6 y 10×10), los ligeros Fennek 2 y AMPV, el GEFAS modular propulsado por un grupo propulsor híbrido diesel-eléctrico y el GFF4/MPV (Multirole Protected Vehicle) de tracción 6×6, con participación de la IVECO italiana, en la que ha recaído la responsabilidad de diseñar una variante más ligera de configuración 4×4. Además, Mercedes ofrece el modelo Enok en diferentes configuraciones, derivado de su G 280 CDI 4×4.Dingo 2. AMPV. GFF4/MPV. Fennek 2. Yak 6×6. Mercedes Enok.

La Batalla Multidominio

 

Australia

A mediados de los 90, el Ejército australiano inició el programa Bushranger Fase 2, con la finalidad de adquirir un transporte acorazado de personal de tracción 4×4 denominado IMV (Infantry Mobility Vehicle)[14]. Tras nueve años de pruebas con prototipos, que sirvieron para introducirle numerosas mejoras, fue aceptado el Bushmaster de la firma ADI, actual Thales Australia, realizándose un pedido de 300 vehículos en 2004, aumentados dos años más tarde en otros 100. Posteriormente, fue adquirido por Holanda y por el Reino Unido. Actualmente, el Ejército australiano está recibiendo una gran cantidad del MRAP ligero Hawkei 4×4, cuyos prototipos fueron sometidos a un amplio programa de pruebas durante varios años.“Bushmaster” con las tropas australianas en Irak. El “Hawkei” ofrece unas excelentes prestaciones.

 

Francia

Aunque un poco tarde, las empresas francesas se unieron finalmente al grupo de las constructoras de MRAP en sus diferentes categorías. Así, actualmente ofrecen algunos ejemplares realmente interesantes, entre los que cabe destacar el pesado Higuard (6×6) y las versiones de tipo medio Sherpa-3A HI/GV (Alta Intensidad / Gran Volumen) de la firma Renault, y el Vehículo Blindado de Alta Protección VBHP Aravis del grupo Nexter. Este último fue diseñado a partir del chasis Mercedes-Benz Unimog U5000 (el mismo empleado por el Dingo alemán), y se ofrece en numerosas versiones (transporte de personal, puesto de mando, reconocimiento, ambulancia, observación con conjunto multisensor en mástil, transporte de autoridades, para observadores de artillería, reconocimiento, patrulla, etc), si bien hasta momento sólo es utilizado por el Ejército francés que lo empleó como vehículo de apoyo de las secciones de zapadores encargadas de la limpieza de las vías de comunicación en Afganistán. Por supuesto la firma Panhard, tradicional fabricante de blindados ligeros, ofrece varios modelos derivados del Pequeño Vehículo Protegido PVP, en versiones PVP-HD (pesada) y alargada PVP-XL, también denominadas AVL-HD y AVL-XL.Higuard 6×6. Aravis. Sherpa 3A. PVP/XL.

 

Israel

Por razones puramente demográficas, este país ha puesto siempre especial énfasis en la protección y supervivencia de sus tripulantes de blindados. De ahí que sus empresas ofrezcan una gran variedad de vehículos de alta protección, que cubren toda la gama imaginable. A título meramente orientativo, citaremos los modelos Golan, Gold, Typhoon, Wildcat[15], Wolf, Xtream…, ofrecidos con diferentes niveles de protección basados en planchas de coraza adicionales, placas reactivas e, incluso, sistemas de protección activa como el Trophy y el Iron Fist.Golan. Gold. Xtream. Wolf. Wildcat. Typhoon.

¿Sobrevivirá el MBT?

 

Italia

Básicamente, la firma IVECO ofrece dos MRAP, el ya citado MPV o VTMM 4×4, realizado conjuntamente con Alemania, y el ligero LMV utilizado por una decena de países, incluida España.“MPV” o “VTMM” de configuración 4×4. “LMV” españoles en Afganistán.

 

Reino Unido

Los principales vehículos ofrecidos por BAE Systems son el ligero RG-32M y los pesados RG-31, RG-33, y RG-35 que, recordemos, fueron desarrollados por la empresa sudafricana TFM actualmente perteneciente al grupo británico. Universal Engineering diseñó el Ranger, un modelo pesado con protección especial frente a los IED y EFP, basada en gruesos módulos de materiales compuestos, situados en los laterales y parte trasera de la cámara de personal. En cuanto a los ejemplares ligeros, cabe destacar el Zephyr de Creation UK, de 7 toneladas de peso máximo en combate y el Ocelot desarrollado conjuntamente por Force Protección del Reino Unido y Ricardo, que pesa algo más que el anterior (7.500 kg) y presenta la interesante novedad de que la cápsula de personal dispone de un eje lateral que le permite ser basculada para realizar tareas de mantenimiento.RG-31. RG-33L de recuperación. RG-32M. RG-35. Ocelot. Zephyr.

 

Sudáfrica

Sin lugar a dudas, los blindados sudafricanos diseñados con especial protección anti-minas, comenzando por el Casspir de principios de los 80, pueden ser considerados antecesores de los actuales MRAP. De hecho, aparte de la típica forma en V del suelo de la barcaza, las firmas sudafricanas han desarrollado una enorme variedad de versiones, algunas de las cuales sólo fueron construidas en pequeñas cantidades. Aparte de los modelos de BAE Systems, entre los más destacados citaremos el Bulldog, Cougar, Gila, Ingwe, Kobra, Matador, Mbombe, Puma, Rhino, Shrek, Typhoon, y Wolf S500, (versión mejorada y de mayor tamaño que el Mamba, que es usado por 13 países).Casspir.Mbombe. Kobra. Mamba.Gila.Matador. Shrek. Warrior (izquierda) y Puma.

 

 

Vídeos Relacionados

 

 

 

 

 

Notas

  • [1] La gran cantidad de polvorines existentes en Irak, muchos de los cuales quedaron sin protección tras la desaparición del Ejército iraquí, permitió que los grupos insurgentes consiguieran grandes cantidades de minas, explosivos, granadas de artillería y toda clase de proyectiles, con los que construir las tristemente famosas cargas improvisadas o “IED”.
  • [2] Basados en los mismos principios que los proyectiles autoforjados utilizados en las municiones de guía terminal, consisten en un tubo de acero relleno de explosivo en cuya parte delantera se introduce un disco metálico que, al activarse el explosivo, es lanzado contra el objetivo en forma de dardo. Además, para aumentar su poder de destrucción, se emplean varios ingenios contra el mismo vehículo (se han contabilizado ataques con hasta siete proyectiles simultáneos).
  • [3] Aumenta el peso de los vehículos en unas 2,5 toneladas (400 kg/m2) y su anchura en unos 30 cm.
  • [4] El precio de alguno de los “MRAP” era menor de la mitad de esa cifra.
  • [5] Para diferentes Ejércitos, las empresas de este grupo británico construyeron más de 5.000 “MRAP”.
  • [6] La familia “MaxxPro” es la más numerosa entre los “MRAP” norteamericanos, habiendo superado la cifra de 6.000 ejemplares en diferentes versiones.
  • [7] Fabricado con licencia de BAE Systems.
  • [8] También se ofreció una versión mejor protegida para la Categoría II.
  • [9] Hay que tener en cuenta que no fue diseñado como “MRAP” sino como un vehículo acorazado de seguridad de tracción 4×4, sucesor del “LAV-150S”.
  • [10] Aunque con independencia del programa “MRAP”, el ASV “M1117” y sus versiones derivadas, especialmente la de observación de artillería M1200 “Armored Knight” siguieron construyéndose para el US Army, superándose la cifra de 2.500 ejemplares.
  • [11] Versiones alargadas con capacidad máxima de 2 tripulantes más 10 pasajeros.
  • [12] El “Mastiff” y “Ridgback” británicos son derivados de los modelo 6×6 y 4×4, mientras que el “ILAV” (Iraqi Light Armoured Vehicle) es una versión mejorada 4×4, de la que se fabricaron más de 1.000 ejemplares, 18 de ellos para el Yemen.
  • [13] Ambos están construidos sobre chasis de camiones ampliamente utilizados por las Fuerzas Armadas norteamericanas, el “FMTV” (Family of Medium Tactical Vehicle) y “MTVR” (Medium Tactical Vehicle Replacement).
  • [14] Inicialmente fue diseñado como un simple transporte acorazado de personal; sin embargo, los acontecimientos internacionales posteriores aconsejaron mejorarle significativamente la protección, convirtiéndose en un verdadero “MRAP”, habiendo demostrado sus buenas cualidades con los contingentes australiano y holandés en Afganistán, y con el primero de ellos en Irak.
  • [15] Realizado sobre un chasis de camión checo Tatra.