La construcción de la clase Hunter para la Royal Australian Navy comenzará en 2020

La empresa logró hacerse con el contrato el pasado 2018 y se espera que en una primera fase se construyan tres buques del total de nueve que están previstos


  • BAE Systems planea comenzar la construcción de la clase Hunter para la Royal Australian Navy 2020.
  • La empresa logró hacerse con el contrato el pasado 2018 y se espera que en una primera fase se construyan tres buques del total de nueve que están previstos.
  • Se trata de buques de tamaño destructor con una eslora de 150 metros y un desplazamiento a plena carga de 8.800 toneladas.

BAE Systems planea comenzar la producción de las nuevas fragatas clase Hunter para la Royal Australian Navy a lo largo de 2020, apenas dos años después de que, en 2018, BAE Systems Australia se hiciese con un jugoso contrato que contempla la construcción, en varias fases, de hasta nueve buques durante la próxima década.

Además, BAE Systems Australia ha confirmado que está trabajando para que la clase Hunter sea adquirida en el futuro próximo por la Marina Real de Nueva Zelanda (RNZN), algo que permitiría una máxima interoperabilidad entre ambas armas, además de reducir el coste de los buques gracias a las economías de escala.

Las fragatasclase Hunter recogen, según su fabricante, todo el saber hacer acumulado tanto por la empresa como por la Royal Navy en el terreno de las operaciones antisubmarinas y de la guerra antiaérea. Diseñadas en base a sistemas abiertos, han sido concebidas para operar durante largas patrullas y con una reserva de peso y espacio y una escalabilidad que les permitirá, con las correspondientes actualizaciones, mantenerse como punta de lanza de las armadas que las operen durante décadas.

Las tribulaciones misilísticas de las fragatas F-110

Los primeros tres buques de la clase Hunter lucirán en sus amuras los nombres de las tres principales regiones australianas, todas con fuertes lazos históricos marítimos y navales. Estos buques serán la HMA Ships Flinders (II) (región llamada así por el explorador Matthew Flinders, quien logró completar la primera circunnavegación de Australia e identificar la isla como un continente); la Hunter (región de NSW llamada así por el vicealmirante John Hunter, primer comandante de la Royal Australian Navy y segundo gobernador de NSW); y Tasman (estado y mar llamado así por el explorador Abel Tasman, quien fue el primer explorador europeo conocido en llegar a Tasmania, Nueva Zelanda y Fiji).

Respecto a los buques, que tendrán un diseño convencional, han sido pensados para operar tanto con helicópteros de tamaño medio, como, desde su concepción, con drones tanto aéreos como de superficie y submarinos, lanchas semirígidas, etc. Además, acomodan espacio para situar contenedores de misión especializados, lo que les permitirá, en un momento dato, en base a un sistema de shelters estándar, multiplicar su capacidad de alojamiento de personal, o integrar una patrulla de operaciones especiales con todo su equipo o bien aumentar la capacidad de sus instalaciones médicas, entre otras cosas.

En lo concerniente a su armamento, el cañón principal será un  Mk 45 Mod 4 de 5 pulgadas, amén de un VLS Mk 41 con los tradicionales SM-2 y ESSM. También integrará cañones de 30 y 20mm, además de armamento antisubmarino (torpedos MU90), misiles antibuque y señuelos Nulka.