El AAG (Advanced Arresting Gear) de la clase Gerald R. Ford obtiene la certificación para operar con los turbohélices Greyhound y Hawkeye

El USS Gerald R. Ford (CVN-78) es el primero de una nueva clase de portaaviones de propulsión nuclear para la US Navy. En su construcción se han aprovechado las lecciones extraídas del hundimiento controlado del USS America. Foto - US Navy.

  • La US Navy acepta para el servicio el sistema AAG (Advanced Arresting Gear) de la clase Gerald R. Ford (CVN-78).
  • El nuevo sistema cuenta al fin con las certificaciones necesarias para operar con todo tipo de aparatos, incluyendo los Greyhound y Hawkeye.
  • El AAG (Advanced Arresting Gear) disminuye la fatiga y aumenta la seguridad frente a los anteriores sistemas de recogida instalados en la clase Nimitz.

El Aircraft Recovery Bulletin (ARB) publicado el pasado 2 de agosto confirma que el nuevo portaaviones USS Gerald R. Ford podrá operar, una vez regresa al mar, con los aviones de hélice Greyhound y Hawkeye, los más pesados de cuantos componen su ala aérea embarcada, gracias a que al fin el AAG (Advanced Arresting Gear), hasta ahora en pruebas, ha sido certificado para ser utilizado con esta clase de aeronaves.

Con la nueva certificación el portaaviones podrá operar tanto los C-2A Greyhound, E-2C Hawkeye y E-2D Advanced Hawkeye, todos ellos a hélice, como los aviones de reacción F / A-18E / F Super Hornet y E / A-18G Growler y ya solo resta, en el futuro próximo, certificar el sistema con los nuevos F-35C. En palabras del capitán Ken Sterbenz, gerente del programa de lanzamiento y recuperación de aeronaves (PMA-251):

«Todo el equipo hizo un gran trabajo acelerando el cronograma y superando los desafíos. Este logro es otro paso importante para garantizar que el sistema pueda soportar cualquier aparato del ala aérea del buque».

Los ARB (Aircraft Recovery Bulletin) son documentos oficiales de la US Navy que identifican los pesos y velocidades de ataque autorizados para realizar una recogida a bordo de buques específicos. La publicación en el último ARB significa que el sistema cuenta con el sello de aprobación del Mando de Sistemas Aéreos Navales para operar con las aeronaves establecidas en cualquiera de sus configuraciones.

Armadas huecas

De esta forma, el CVN-78 logra un nuevo hito que no será necesario volver a superar en el resto de buques de la clase. El USS Gerald R. Ford es el primer portaaviones de nuevo diseño de la US Navy en cuatro décadas y aunque su puesta en funcionamiento está resultando una tarea titánica y coste de adquisición ha superado lo inicialmente previsto, incorpora notables mejoras frente a la clase precedente que van desde nuevos sistemas de radar a catapultas electromagnéticas y desde un nuevo sistema de recuperación de aeronaves a mejoras en la seguridad y habitabilidad o la necesidad de un menor número de tripulantes. En total incorpora más de 20 sistemas de nuevo diseño

El USS Gerald R. Ford (CVN 78) es el barco líder en el portaaviones clase Ford, la primera nueva clase de portaaviones de la marina en más de 40 años. El sistema AAG está diseñado para detener una mayor variedad de aeronaves, reducir la carga de impacto de fatiga en la aeronave y proporcionar mayores márgenes de seguridad al tiempo que reduce la mano de obra y el mantenimiento. AAG es uno de los más de 20 nuevos sistemas incorporados en el diseño de clase Gerald R. Ford.

A pesar de haber sido aceptado para el servicio en julio de 2017 son sin embargo muchos los sistemas que necesitan ser certificados antes de alcanzar la plena operatividad. Por su parte, la segunda y tercera unidades de la serie, nombradas como John F. Kennedy (CVN-79) y Enterprise (CVN-80) ya están en marcha -el primero en grada y el segundo con el contrato asignado a Huntington Ingalls Industries-, esperándose su entrada en servicio para 2024 y 2025 respectivamente.