El Ejército del Aire destinará 9,7 millones de euros para la construcción de los nuevos hangares de los NH-90

El contrato contempla también la construcción del edificio que albergará el simulador

El primer NH90 del Ejército del Aire llega a la Base Aérea de Cuatro Vientos. Fuente - Ministerio de Defensa.

  • El Ejército del Aire destinará 9,7 millones de euros para la construcción de los nuevos hangares de los NH-90.
  • El contrato contempla también la construcción del edificio que albergará el simulador.
  • Todas las instalaciones se ubicarán en la Base Aérea de Cuatro Vientos (Madrid).

El Ejército del Aire de España invertirá 9,7 millones de euros (11,7 una vez incluidos los impuestos) con el objeto de construir las instalaciones que permitan alojar y mantener con garantías los nuevos helicópteros de transporte NH-90. Para ello se ha publicado en las últimas horas en el BOE el anuncio del concurso que servirá para elegir a la empresa adjudicataria de un contrato que contempla la construcción tanto de hangares para ocho aparatos, como de un edificio en el que se instalará el simulador de dicha aeronave.

El contrato, como es común en estos casos, se llevará a cabo mediante procedimiento abierto y estará gestionado por la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico (MALOG). La cantidad estimada del contrato es de 9.709.675,20 euros y la duración de las obras será de 13 meses una vez sea asignado. El plazo de presentación de ofertas finalizará el 10 de septiembre de este mismo año y a la hora de elegir al ganador se ponderarán tanto el precio (80%) como el plazo de ejecución (20%).

La renovación de los helicópteros en las Fuerzas Armadas

 

 

La llegada del NH 90

Hace poco más de dos años desde el ministerio de defensa se hizo público un plan para racionalizar la adquisición y sostenimiento de todas las aeronaves de ala rotatoria del conjunto de las fuerzas armadas. Este plan director de helicópteros, que así se llama, está dirigido por la DGAM (Dirección general de armamento y material) y pretende reducir la variedad de modelos en servicio, con el consiguiente ahorro tanto en su adquisición (con la lógica economía de escalas) como en su mantenimiento, y tiene como principal premisa profundizar en un plan industrial que lleva ya varios años ejecutándose y que debe reforzar la participación nacional en el desarrollo, fabricación y sostenimiento de estas importantes aeronaves, fundamentales para la operatividad de los ejércitos.

El verdadero corazón del plan director es la sustitución de todos los helicópteros de tipo medio por el NH90 Caimán, del que la fase I, con 22 aparatos y contratada en 2014 después de un reajuste presupuestario que se llevó por delante la mitad de los aparatos previstos (eran 45) está actualmente en ejecución. Este helicóptero, del que se han vendido más de 500 ejemplares a nivel mundial, contará con cuatro variantes básicas, transporte táctico (TTH) para las FAMET y el EdA (transporte VIP) transporte navalizado (NTTH) para la Armada, helicóptero de combate naval ASW/ASUW, también para la armada y helicóptero SAR/CSAR para el EdA.

Con ellos se ha de sustituir a los aparatos del cuadro adjunto.

Relación de helicópteros afectados por el Plan Director
Relación de helicópteros afectados por el Plan Director.