Los retrasos en las entregas del VCI Badger afectan al Ejército Sudafricano

Se trata de una variante producida localmente del 8x8 Patria AMV

IFV Badger, fabricado por Denel y basado en el Patria AMV. Fuente - Patria.
  • Los retrasos en las entregas del nuevo VCI Badger están afectando seriamente a la operatividad del Ejército Sudafricano, que necesita con urgencia un reemplazo para sus vehículos más antiguos.
  • El Badger, producido localmente por Denel, es una variante del conocido 8×8 Patria AMV.
  • Los problemas financieros de la empresa, que está inmersa en un profundo plan de reestructuración, están pasando factura a su capacidad productiva.

Los problemas financieros y de personal que está sufriendo la empresa Denel Land Systems, y que se derivan a su vez del plan de reestructuración al que está siendo sometido el conglomerado del que forma parte, están pasando factura a su capacidad de producción y provocando serios retrasos en el calendario de entregas del nuevo VCI sudafricano, el Badger, una variante producida localmente del conocido 8×8 Patria AMV, del fabricante finlandés Patria, en servicio en más de media docena de países.

En los últimos días era el Teniente General Lindile Yam, Jefe del Ejércido Sudafricano quien se quejaba, en una rueda de prensa ofrecida en Pretoria, de los retrasos injustificados en la entrega de los nuevos vehículos y de cómo esta falta de diligencia por parte de la empresa estaba afectando negativamente a la operatividad de la rama de las fuerzas armadas que dirige y que necesitan de los nuevos 8×8 para poder cumplir con sus misiones, ya que su parque móvil sufre de un notable envejecimiento después de años de falta de inversión.

Denel afronta un plan de reestructuración

Los nuevos Badger, son fabricados en el país por Denel Land Systems, que se encarga de la fabricación y montaje de más del 70% de los componentes de los nuevos VCI. Ahora bien, a los problemas financieros de la empresa, que se están cebando especialmente con las ramas relacionadas con la aeronáutica, hay que unir otros relativos al desarrollo del software y de alguna variante específica como la portamorterosno.

Por si esto fuese poco, el tipo de cambio de la moneda local se ha ido hundiendo en los últimos tiempos, por lo que la adquisición en el extranjero de materiales y componentes es mucho más onerosa que en tiempos de la firma del contrato, lo que parece estar pasando factura también a un proyecto que ha sido cuestionado desde sus inicios.

Tal es la situación que no se espera que haya entregas de los nuevos Badger en el presente año, aun cuando ya deberían haber sido entregadas las primeras unidades. La nueva fecha prevista de recepción del primer vehículo se ha fijado en 2022, aunque nadie confía en que puedan cumplirse los nuevos plazos.