MDL entrega a la Armada India su segundo submarino Scorpène construido bajo licencia

El primer buque de su clase, el INS Kalvari, fue entregado en diciembre de 2017 y actualmente hay dos unidades más en construcción en el país

Botadura del INS Khanderi. Fuente - MDL

  • MDL entrega a la Armada India su segundo submarino Scorpène construido bajo licencia.
  • El Khanderi es el segundo de los seis barcos ordenados en el marco de un contrato de de 3.200 millones de dólares firmado entre el Gobierno Indio y el constructor naval francés Naval Group.
  • El primer buque de su clase, el INS Kalvari, fue entregado en diciembre de 2017 y actualmente hay dos unidades más en construcción en el país.

El constructor naval indio Mazagon Dock Shipbuilders Limited (MDL) ha entregado el segundo submarino diésel-eléctrico (SSK) de clase Kalvari (Scorpène) construido con licencia en el país asiático para la Armada de la India.

El buque, que entrará en servicio como INS Khanderi una vez comisionado, fue entregado el 19 de septiembre en una ceremonia celebrada en Mumbai y ahora se enfrenta a meses de pruebas con la armada antes de ser aceptado definitivamente para el servicio activo.

El Khanderi es el segundo de los seis barcos ordenados en el marco de un contrato de de 3.200 millones de dólares firmado entre el Gobierno Indio y el constructor naval francés Naval Group (entonces conocido como DCNS) en octubre de 2005 y conocido en la India como Proyecto 75. El primer buque de su clase, el INS Kalvari, fue entregado en diciembre de 2017.

Esta segunda unidad, el Khanderi, fue botado en enero de 2017 y aunque en un primer momento se planeó su botadura en algún momento de 2018, esta se  pospuso finalmente hasta el 28 de septiembre de 2019, por diversos problemas que no han trascendido.

Los submarinos de la clase Scorpène adquiridos por la India cuentan con una eslora de 67,5 metros y un puntal de 12,3. Están propulsados por un motor diésel-eléctrico que alimenta un conjunto de baterías formado por  360 celdas (cada una con un peso de 750 kg), lo que le confiere unas notables capacidades en cuanto a discreción y autonomía. Respecto al sistema de combate, todos los Scorpène indios estarán equipados con el Sistema de Combate Integrado Táctico submarino (SUBTICS), misiles Exocet SM 39 AsuW y torpedos pesados.

No es la única novedad para la Armada de la India en las últimas semanas. El Ministro de Defensa, Nirmala Sitharaman, ha aprobado recientemente una propuesta para adquirir 10 helicópteros ASW Kamov Ka-31 que operarían a bordo del portaaviones autóctono IAC-1. Basados en el K-29 soviético, estos aparatos se caracterizan por la instalación del radar Oko, capaz de explorar la superficie del mar en un radio de 200 kilómetros. La Armada India es ya operador de estos aparatos, de los que cuenta con 14 unidades que han servido tanto desde tierra como a bordo del INS Viraat. Además, han conseguido recientemente un hito al lograr el primer aterrizaje utilizando cables de arresto con su caza autóctono LCA Tejas.

Hasta el momento se han botado cuatro submarinos de la clase Scorpène para la Armada India, inmersa en un plan de modernización y expansión de su flota muy agresivo, con la intención de contrarrestar el creciente poder naval chino, que se deja notar cada vez más en el Índico.

Este plan de modernización no afecta solo a la flota submarina, sino que en los últimos tiempos se está poniendo especial énfasis en las capacidades de proyección, para lo que se ha lanzado un programa de adquisición de nuevos buques de desembarco, en el que participan empresas como la propia Naval Group o la española Navantia y, además, se están invirtiendo cuantiosas cifras en la compra de buques de abastecimiento y petroleros de flota. El objetivo último es el de poder lanzar operaciones aeronavales y de desembarco en toda su área de influencia, que se extiende por el Océano Índico desde el Golfo Pérsico y las costas orientales de África, hasta los estrechos que separan este océano del Pacífico y las costas australianas.