Sistema mediático y propaganda en la Rusia de Putin

Adrián Tarín Sanz (ed.) / Marta Ter Ferrer (ed.) / Miguel Vázquez Liñán (ed.)


 

Sistema mediático y propaganda en la Rusia de Putin

 

Adrián Tarín Sanz (ed.) / Marta Ter Ferrer (ed.) / Miguel Vázquez Liñán (ed.)

 

«Sistema mediático y propaganda en la Rusia de Putin» gira en torno a dos ejes convergentes: 1) el análisis detallado del sistema de medios de comunicación, y; 2) el papel de la propaganda en la construcción del imaginario social hegemónico en la Rusia de hoy, como explica la editorial Comunicación Social, seguramente la más valiente de nuestro país por atreverse a publicar este tipo de libros, en su web.

Se trata de una obra relativamente breve, pero muy detallada y perfectamente compartimentada, de forma que no deja ningún aspecto por tratar al analizar el ecosistema de medios de comunicación en Rusia, su responsabilidad a la hora de apoyar a un Kremlin que los controla con mano de hierro y que ha configurado un sistema legal ad hoc para manejarlos a su antojo con total impunidad bajo, eso sí, una apariencia de estado de derecho y respeto a la independencia judicial y al imperio de la ley.

Sin embargo, «Sistema mediático y propaganda en la Rusia de Putin»va más allá y entra también en aspectos todavía menos conocidos por estos lares, como el funcionamiento del Internet ruso (la RuNet)  o los diversos medios alternativos, cada vez más perseguidos y, en muchos casos, por culpa de esa misma persecución, radicalizados.

Una última parte se ha dedicado a la propaganda política tanto desde el punto de vista interno, como herramienta vital para legitimar la ideología neoconservadora que Putin representa y trata de imponer en un país que siempre se ha identificado con la religión ortodoxa, la milicia y el nacionalismo, como hacia al extranjero, en donde sirve para lavar la cara a las acciones rusas. En este aspecto se echa quizá en falta profundizar en la idea rusa de «Guerra Informativa», pero aun así es interesantísimo estudiar la propaganda de guerra en conflictos como el checheno o, más recientemente, el de Ucrania o la intervención sobre Siria.

Está claro que no es un libro fácil, ni para un público generalista, sino más bien para profesionales de las Ciencias Políticas, la Comunicación o la Sociología, e incluso del derecho, siempre que se relacione con los medios de comunicación. Sus autores son referencias en sus respectivos campos, formando parte varios de ellos del Observatorio Eurasia, dirigido actualmente por Adrián Tarín Sanz y fundado en 2004 por Miguel Vázquez Liñán (Universidad de Sevilla).

Es, no obstante, una obra necesaria para entender la simbiosis entre el régimen de Putin, sus medios de comunicación, su programa político y su acción exterior y por ello, estoy seguro, será consultada por multitud de personas. Además, incluso sin ser profesional hay capítulos que son descriptivos y resultan una lectura detallada y amena, destacando especialmente el que Vázquez Liñán dedica al «marco de la guerra». Un libro que, como siempre, podéis -y debéis- adquirir pulsando sobre este enlace o sobre la imagen de la portada.