Karem Aircraft presenta su diseño para el programa Future Attack Reconnaissance Aircraft (FARA) del US Army

Karem AR40. Fuente - Karem.

  • Karem Aircraft presenta su diseño para el programa Future Attack Reconnaissance Aircraft (FARA) del US Army.
  • El aparato competirá con los modelos de AVX Aircraft, Bell Helicopter, Boeing y Sikorsky Aircraft.
  • El programa FARA busca proveer al US Army de un relevo para los helicópteros de reconocimiento y ataque Bell OH-58 Kiowa como parte del programa Future Vertical Lift, que pretende modernizar el conjunto de aviones de ala rotatoria del ejército norteamericano.

Karem Aircraft ha dado a conocer en los últimos días la que es su visión para el programa Future Attack Reconnaissance Aircraft (FARA) del US Army. Este programa es parte del Future Vertical Lift, una iniciativa destinada a modernizar el conjunto de aviones de ala rotatoria del US Army, así como a racionalizar el inventario de forma similar a lo que pudimos ver a propósito de nuestras Fuerzas Armadas, pero a escala estadounidense, claro. El modelo presentado por Karem opta por una configuración un tanto particular ya que consiste en un aparato de rotor principal rígido, alas móviles y un rotor de cola giratorio y se ha presentado bajo la denominación AR40.

El AR40 cuenta con una envergadura de 12,2 m, algo curioso, pues esta es mayor que el diámetro del rotor principal, que se queda en apenas 11 metros. De esta forma, las alas del aparato son las que proporcionan la mayor parte de la sustentación a altas velocidades y las que se encargan de controlar en buena parte los ascensos y descensos.

Esta combinación, junto con su particular rotor de cola, que se utiliza como hélice de empuje, deberían proporcionarle una gran velocidad que, según su constructor, debería superar las 333 km/h sobre un requerimiento del US Army que marcaba al menos 183 km/h. En este sentido, no alcanza las velocidades del Bell 360 Invictus, presentado también recientemente y que llegaban hasta los 370 km/h.

Otra característica curiosa de este aparato es la utilización de un estabilizador de cola que está destinado a compensar el torque o rotación del rotor principal, permitiendo por una parte que vuele de forma estable  y permitiendo, en combinación con el rotor de cola, realzar la agilidad y la capacidad de llevar a cabo maniobras agresivas a bajas velocidades.

El rotor principal de tres palas utiliza una tecnología espacial desarrollada por la propia empresa gracias a fondos del US Army y que permite una eficiencia óptima para los rotores en vuelo vertical u horizontal. Así, el fabricante afirma que es capaz de controlar la inclinación de cada pala de forma individual, lo que tiene al menos sobre el papel beneficios en cuanto a maniobrabilidad, sigilo, rendimiento y fiabilidad.

El desarrollo del AR40, en cualquier caso, no es únicamente responsabilidad de Karem Aircraft, sino que esta se ha aliado, como viene siendo habitual en este tipo de programas, que manejan cifras abrumadoras, con Northrop Grumman y Raytheon. De esta forma, Karem está contribuyendo con sus tecnologías de rotor y accionamiento, y está liderando el proceso de diseño y creación de prototipos. Northrop proporciona soporte de producción y diversas partes, así como su experiencia en aviónica y Raytheon aporta el sistema de combate y la arquitectura de varios sistemas adicionales.

Los contratos de diseño para los candidatos a hacerse con el programa FARA se otorgaron en abril de 2019 a cinco fabricantes: AVX Aircraft (en asociación con L3Harris Technologies), Bell Helicopter, Boeing (empresa que aún no ha presentado su modelo), Karem Aircraft y Sikorsky Aircraft (propiedad de Lockheed Martin). De entre todos ellos, solo dos serán seleccionados para seguir adelante en esta competición, dándose a conocer sus nombres en algún momento de 2020. Los prototipos deberían volar por primera vez en 2023 y el ganador definitivo se conocerá dos años después.